Flora Tristán me cae pésimo. No estoy peregrinando, y espero no ser un paria. Es solo que el título que propongo –disculpará usted estimado lector- me pareció óptimo como para una nota de domingo.

Muchas veces el Estado utiliza a la ley como un instrumento para buscar regular las conductas de los ciudadanos que lo integran. A más problemas, más leyes. Si la ley no resuelve el problema para el cuál fue concebida; otra ley. Una ley que subsane a la anterior.

En algún momento alguien celebró un matrimonio conceptual entre la idea de existencia de un problema en la sociedad, y la necesidad de una medida de restricción de la libertad (llámese también ley) para resolverlo: error.

El problema de lo anterior estriba en que los individuos toman sus decisiones en base a incentivos, y la existencia de una norma no necesariamente genera el estímulo que lleve a los individuos a comportarse de la forma inicialmente perseguida. Una ley mal hecha entonces, es un incentivo perverso. (Pongo un ejemplo que tiene que ver con el paria y la peregrinación).

Hace ya algún tiempo compré una camioneta. Me la vendieron con lunas oscuras, y cambiar las ventanas resulta bastante caro, por lo que no lo hice. Hace algunas semanas tuve que internar mi carro en un taller y perdí los documentos con los cuales puedo transitar libremente por las calles de Lima.

Usted se preguntará qué tiene que ver esto que le cuento con lo primero. A eso vamos:

A mi la policía me suele parar con una frecuencia insólita, y sin motivo alguno. Probablemente porque la ruta que hago de la PUCP a mi casa incluye el paso por la Costa Verde, dónde cada quince días hay una redada religiosamente. La semana pasada no hubo redada. Entonces uno de los cinco días de esta semana seré detenido y pasará lo siguiente:

–          Buenas noches jefe. ¿En qué lo puedo ayudar?

–          Habla colorado, tus papeles ¿ya?

–          Pero jefe ¿Cuál es el motivo de la detención?

–          Preventivo colorado ¿Cómo se yo que este carro no es robado? Tus papeles.

Nótese que cuando el respetuoso efectivo policial me pida mis papeles no me estará pidiendo mi brevete. No. Me estará pidiendo que le demuestre a través de documentos que he pasado el via crucis del chofer y la ley en Lima, lo que incluye: i) brevete, ii) SOAT, iii) certificado de revisiones técnicas, iv) tarjeta de propiedad y v) permiso para tener lunas oscuras.

Si fallo en la rápida entrega de alguno de los cinco documentos mencionados, el funcionario del Estado que habrá tenido la dicha de intervenirme (digo dicha porque él se lo estará pasando genial) me brindará dos opciones:

a)     Lo acompaño a la Comisaria del distrito. (Ojo que “lo acompaño” quiere decir que lo llevo en mi carro, manejando aún sin documentos, a la Comisaria, cosa que él no gasta el combustible de su vehículo). Se me sanciona con una suma cuantiosa de nuevos soles condensados en una serie de multas, y se me retiene la camioneta, hasta que –cuál paria- peregrine por las múltiples instancias burocráticas del Estado, y se me permita reunir –como figuritas de Navarrete- todos mis papeles.

b)     Le hago entrega al oficial de la módica suma de diez soles – pa la gaseosa colorado- y me despido de él hasta nuevo aviso. (Él me regalará una bendición de alguno de los Dioses que en nuestro país reina, y me indicará que maneje con cuidado).

Pero… yo estudio Derecho. He llevado cursos de Ética, y recuerdo vívidamente el comercial de “los valores que están en mi”. ¿Qué hago?

Este jueves (asumiendo que será jueves) iré a la Comisaria –de nuevo- dónde ninguna de las consecuencias anunciadas por el Oficial se dará en la realidad. Esperaré un rato, mandaré mensajes de texto, y quizás hasta avance con mis lecturas. Poco después aparecerá otro efectivo soñoliento para decirme que me vaya nomás –colorado- que no tienen tinta en la máquina de escribir para hacer los escritos.

Mientras tanto: robos, violaciones, secuestros, asaltos, etc.

¿Qué sentido tiene atormentar a los choferes con la necesidad de obtener esta cantidad de documentos, que se traducen en tiempo inmenso perdido?

Cuando un Estado legisla debe tener, de modo prioritario, en mente la eficacia y la utilidad de las normas que engendra para la realidad práctica. Debe comprender que cada norma lleva detrás un incentivo para cada individuo, y que en muchos de los casos el resultado del incentivo difiere mucho de la finalidad de la norma. Por ejemplo en el caso de via crucis del chofer, el más probable resultado es un aumento exponencial en la cantidad de coimas a policías. (Y… no. No se escandalice con esto último. Manejo hace poco más de tres años, debo haber sido intervenido por policías más de veinte veces, y siempre –siempre, 100%, todas la veces- me han pedido coima –colorado-.)

A más problemas –entonces- más tiempo buscando soluciones, y no más normas que le roben tiempo a los ciudadanos. En el caso que menciono ¿Por qué no se unifican todos los requisitos en un solo documento? Menos burocracia (osea menos coimas), menos gasto público y menos tiempo útil desperdiciado por usted y por mi.

Ahora, se que esto no pasará en el corto plazo en nuestro país, -es solo que no estoy listo para perder la capacidad de indignarme- es más, al paso que vamos es probable que próximamente los choferes tengan que llevar consigo un pequeño frasco con orina, para poder satisfacer los pedidos de la autoridad –colorado-.

¿Cómo citar este artículo?
GARRIDO-LECCA PALACIOS, Mijael. Peregrinaciones de un paria. En: Enfoque Derecho, 22 de agosto de 2010. http://enfoquederecho.com/peregrinaciones-de-un-paria/ (visitado el dd/mm/aa a las hh:mm).

24 COMENTARIOS

  1. Curiosamente en la costa verde nunca he sido testigo de una redada y la única vez que me paró un policía me dejó ir -sin coima de por medio- pese a tener soat vencido. O eres piña -y colorado- o simplemente debes dedicarte a peregrinar -a pie, colorado-.

    • Me parece poco productivo responder a un comentario tan incipiente en cuánto a contenido crítico con sustento. Ahora bien, tus opiniones serán siempre bienvenidas en ENFOQUE.
      Para debatir, hay que presentar ideas. Falta tu parte.
      Saludos.
      Mijael.

  2. Un ensayo desesperado, delirante, escrito quizá con el hígado. Desprestigia una página en la que escriben juristas. ¿Qué acaso no tienen un comité revisor,? ¿qué hacen publicando un ensayo tan mediocre? hacen quedar mal a la pucp, hasta donde recuerdo ni De Belaunde, ni ningún otro director de Themis usó esta página como su blog personal o su pizarrita de reclamo.

    • Estimado doctor El Crítico:
      Me parece bastante facilista y tendencioso acusar a alguien de utilizar esta página como un blog personal, cuando esta persona tiene, si no me equivoco, alrededor 7 artículos publicados, y se trata de una página que actualiza artículos TODOS los días, ¿Es un proporción un poco baja para tratarse de un blog personal, no? Además, si bien se trata de una opinión que particularmente no comparto del todo, es ciertamente un opinión totalmente válida, y que parte de un problema evidentemente real. Pero claro, criticar (aún sin fundamentos) siempre es bacán, no? Y qué fácil que es criticar desde el anonimato….ello sin mencionar el destello de originalidad que significa su seudónimo….

    • Un comentario desesperado, delirante, escrito obviamente con el hìgado. Desprestigia a la persona que habilmente esconde su identidad.
      ¿Por que te desprestigia? Porque crees que los juristas son una categoría en el mundo de las ideas de Platón y solo aquellos llamados a la escritura del saber jurídico tienen el don divino de escribir algo “coherente” en tu pobre imaginación. Falta de autoestima le llamo yo.

    • Me parece poco productivo responder a un comentario tan incipiente en cuánto a contenido crítico con sustento. Ahora bien, tus opiniones serán siempre bienvenidas en ENFOQUE.
      Para debatir, hay que presentar ideas. Falta tu parte.
      Saludos.
      Mijael

  3. Esto ni siquiera se puede considerar un ensayo delirante, es claramente un bodrio que demuestra la falta de contenidos y artículos consistentes de este sitio. Hay que tener cero vergüenza para firmar esta porquería como “director del consejo editorial” cuando queda claro que este consejo editorial no existe. Este ya se convirtió en un blog personal mal hecho.

    • Me parece poco productivo responder a un comentario tan incipiente en cuánto a contenido crítico con sustento. Ahora bien, tus opiniones serán siempre bienvenidas en ENFOQUE.
      Para debatir, hay que presentar ideas. Falta tu parte.
      Saludos
      Mijael

  4. Hola Mijael. Sin duda, el tener un documento único ayudaría mucho a todo el trajín que de por sí refleja manejar en Lima. Sin embargo, la razón por la que se te interviene, con respecto a las lunas polarizadas, responde más a una razón de seguridad pública. Como debes saber, el uso de este tipo de lunas es muy frecuente en la comisión de distintos delitos. Es por esta razón y por las mayores responsabilidades que el uso de este tipo de lunas comporta, por la que la un policía -en uso de su facutad de soporte a la Administración y al Ministerio Púbico- puede intervenirte. Como sabrás, el tener lunas polarizadas trae consigo mayores responsabilidades por parte del conductor, dónde una de las primeras es portar -y presentar cuando se solicite- los documentos que demuestran el poder hacer uso de estas lunas.
    Por otro lado, cuándo se busca arreglar una norma, en realidad no es que se esté legislando en demasía. Justamente, si es que se publica una nueva norma que regula un mismo supuesto -bajo la misma jerarquía, ámbito y especificidad-, entonces lo que resulta de esto es que esta nueva norma esta remplazando a la anterior. En otras palabras, la anterior ya no existe: la disposcicón correspondiente fue derogada del íntegro de la norma objetivo.
    Saludos,

    • Hola Rodrigo, En primer lugar muchas gracias por el comentario. Aquí mis ideas al respecto: Es cierto lo que dices acerca de la mayor responsabilidad que trae consigo el usar lunas oscuras. Mi crítica va lo engorroso del trámite para lograr la posibilidad de transitar libremente. Sin embargo, la forma en como ejecutarlo requiere un análisis profundo, para poder calibrar de modo óptimo la necesidad de seguridad pública con la celeridad que un proceso burocrático reclama. Con respecto a lo que bien señalas sobre como una norma deroga a otra: pienso que el problema no reside en esto último, sino en que el exceso de normas resulta ulteriormente nocivo para el desenvolvimiento de los individuos que viven en sociedad. Muchas gracias de nuevo por tu aporte, y saludos, Mijael.

  5. En principio creo que el autor debe ser juzgado como lo que es, es decir un estudiante de derecho y no un abogado. Aún bajo dicho estándar es cierto que el artículo aporta poco más de lo que podría aportar una conversación ligera entre amigos. Más allá de la anécdota de como el autor esta incumpliendo la ley al no tener los documentos exigidos para circular y de lo mucho que le molesta sacarlos de nuevo (debido a su propia negligencia), la única propuesta se encuentra al final…¿Porqué no tenemos todos esos documentos (que tanto le molesta obtener al autor) en uno solo?. Creo que tal conclusión solo puede ser producto de una reflexión por demás ligera. Es evidentemente que esto es imposible pues el brevete, el SOAT, la tarjeta de propiedad, el permiso para lunas oscuras y el certificado de revisiones técnicas tienen vigencias distintas y son emitidos por entidades distintas con funciones de regulación distintas (por ejemplo, el SOAT es emitido por una empresa de seguros privada). No tiene pues sentido si quiera la idea de que pueda existir un solo documento por la poca practicidad que ello implica, si va a hacerse un análisis costo beneficio este punto es vital, ¿Como pretende el autor que SUNARP, el Automovil Club del Perú, la Policía, las empresas de seguros y el concesionario de revisiones técnicas coordinen? No solo eso, los costos que implicaría la necesidad de renovar este documento “multiple” cada año (el SOAT y las revisiones técnicas necesariamente deben tener esta vigencia). Talvez por ello no existe en ningún país del mundo. Además haria realmente alguna diferencia? Si perdiste todos los documentos, no te sería aún más fácil perder UNO SOLO?. Creo que hasta algún punto el artículo analiza el poder de policía (regulación social) que tiene el estado desde un enfoque costo-beneficio bastante pobre y sin mayor profundidad. Se acerca mas a una cronica (de una peregrinación) que a un verdadero análisis. Por último, es evidente que el título no es ingenioso sino más bien confunde al lector acerca del objetivo del artículo. Haga cada uno la prueba, que le queda de leer el artículo?

    • Hola. A continuación comparto mis ideas sobre tu comentario, no sin antes agradecerte por el aporte:
      Sobre lo que señalas primero, es decir, el que esté actuando contra Derecho. Es cierto, lo estoy haciendo, y en eso estriba la razón de ser de este artículo.
      Cuando el Derecho actúa en contra de lo razonable, restringiendo innecesariamente libertades, estimula a los individuos a actuar fuera de él. Si el trámite burocrático fuese más sencillo, no estaría actuando fuera de ley. En mi análisis costo/beneficio, en estos días me resulta mejor la idea de no invertir mi tiempo en el papeleo, e invertirlo en otras cosas. Así que creo que queda bastante claro que estoy actuando infringiendo la ley, pero sucede que lo hago racionalmente, y es por eso que lo escribo.
      Con respecto a mi pretensión de que se unifique el trámite en una sola entidad, lo explico a continuación:
      No pretendo -incisivo amigo- que todas entidades públicas que con total acierto mencionas se unifiquen y trabajen en conjunto. Solo digo que el TRÁMITE puede ser coordinado. ¿Tu crees que es óptimo pasar por CINCO trámites para poder manejar con la ciudad? Yo no.
      Por último, sobre el mensaje del artículo, no creo relevante la forma, sino el fondo. Creo que un artículo debe ser propositivo y que despierte el debate y la reflexión. Así que el artículo cumplió su cometido.
      Gracias de nuevo por el aporte.
      Mijael.

  6. Hay que admitir que si bien no se deberia entrar con la “pata” en alto tanto para el que escribe que le cae mal Flora Tristan y no sabemos porque (hecho que me es indiferente, pero me resulto innecsario ponerlo) como para con los criticos encubiertos. Debemos mantener la altura de la discusión. Sin embargo, felicito que la libertad de expresión se respete.
    Seria bueno que como se hace en semana economica se pongan tips para aquellos comentaristas que ponen cualquier cosa menos un comentario al mismo estilo de los que comentan la pagina del “comercio.pe”
    Creo que hubiese sido mejor proponer la unificación de tramites o explicar como y porque seria mas eficiente, hecho que es discutible dado la forma en que se manifiesta el poder de policia que tiene nuestro Estado y despues quizas contar la experiencia como un aporte, pero en cuestion de estilos cada uno tiene lo suyo. Tratemos si de responder a la inquietud de Mijael y dejemos lo otro atras.
    Mas bien recomiendo que los autores de la “casa” sobretodo respondan sus articulos, porque es bueno que el que comenta tenga alguna respuesta de su interlocutor, lo hacen muchos e inclusive en esta pagina, no veo porque debemos perder esa costumbre y a los “criticos” mantengamos el nivel, sin insultarnos.

    • Estimado Carlos,
      Gracias por tus siempre interesantes comentarios y disculpa por mi siempre demorada respuesta.
      El título del artículo responde a “Peregrinaciones de una paria” de Flora Tristán. Novela en dónde narra su travesía casi épica por el Perú republicano recién nacido para cobrar una herencia. La ausencia de efectividad en cuanto al sentido último del Derecho queda prístinamente plasmada en las páginas de esta obra.
      Ahora, suscribo tu llamado a mantener la altura del debate. En este país la gente no sabe no estar de acuerdo. Ahora bien, como tu señalas, en ENFOQUE consideramos que los comentarios -por poco fundamentados que sean- siempre deben ser publicados mientras estén escritos en un lenguaje que no atente contra los lectores.
      Tu idea sobre los tips para comentar es excelente y de hecho la tomaremos. Te agradezco mucho por la propuesta.
      Sobre la idea de reducir los trámites he escrito apuntalando la idea, así que creo que no puedo decir mucho más al respecto.
      Muchas gracias por tu comentario Carlos, y te mando un fuerte abrazo.
      Mijael.

  7. En mi opinión creo que Mijael resalta un problema evidente que tiene la policia y que a lo largo de diferentes gobiernos no se ha podido solucionar. Los policias podrían hacer mucho más si en vez de dedicarse a parar carros con lunas oscuras, partiendo de la presunción de que los conductores no cumplen con tener los 5 documentos que hace referencia el artículo, se dedicaran a ordenar realmente el transito (que es caótico en Lima) y a combatir la delicuencia (que va en aumento cada día que pasa).
    Por otro lado, creo que las detenciones “aleatorias” (o no tanto) que realizan los policias atentan contra el libre tránsito ya que si bien la policia tiene la competencia para detener y registrar a las personas ello no significa que tengan la potestad para detener a quien les convenga. Lo que quiero decir es que si te van detener el policia está en la obligación de decir cual ha sido la infracción o la sospecha (obviamente fundada) de la detención, y digamos que el cuento de “preventivo colorado” no creo que sea válida. Por último, creo que si la detención es bajo el argumento de “preventiva colorado” se podría estar violando el debido procedimiento, si es cabe el término en una detención como tal.

    • Estimado,
      Muchas gracias por tu comentario, creo que me ayudas a condensar las ideas que planteo en artículo- Te agradezco.
      Un fuerte abrazo.
      Mijael.

  8. Yo estoy de acuerdo con Mijael en que el hecho de que te puedan llegar a exigir hasta 5 trámites para poder manejar es excesivo, y fomenta la corrupción. Mientras más largo y engorroso es cualquier trámite, más dispuesto estará quien lo realiza a pagar por lo bajo para salirse de él de una vez, y más posibilidades tendrá quien lo obliga a realizarlo de convencer al usuario de pagar una coima. Por eso, solo deberían existir los trámites que son indispensables. No es imposible que las instituciones que supervisan los 5 trámites coordinen entre sí; lo que ocurre es que no lo hacen. Pero que sea así en la realidad no quiere decir que no debamos exigir que esta situación cambie.
    Por ejemplo, se deberían poder sacar todos los permisos en un solo lugar.
    Para eso hay que contar con la infraestructura necesaria, que en algunos casos será importante, pero en otros podría reducirse a un simple módulo. Eso se hizo con la reniec y el banco de la nación, por cierto. Ahora puedes hacer los pagos necesarios para sacar una partida de nacimiento o un dni nuevo en la misma reniec…porque hay un módulo del banco de la nación adentro.
    Además, pienso que se podrían unificar todos los permisos en un mismo documento, indicando la vigencia particular de cada permiso en el mismo . Sería más práctico hasta para el policía que revisa. Y cuando saques de nuevo ese mismo hipotético documento único, te deberían cobrar solo por los permisos que ya no están vigentes. Creo que los costos de coordinación entre las instituciones encargadas de emitir dicho documento terminarán siendo menores que los generados por la corrupción y por la dispersión de licencias y permisos en oficinas diferentes. En suma, no es imposible, y sería una buena idea que además ayuda a cumplir más fácilmente con la ley.
    Otra cosa, sobre aquello de “acompáñeme a la comisaria”: a veces el tono semi familiar que emplea la policía para pedir algunas cosas encubre lo que está detrás. Salvo que te vayan a RETENER el vehículo, cuestión que solo puede ocurrir si cometes alguna de las infracciones graves al reglamento de tránsito para las que esta medida está taxativamente prevista-que son un montón, y entre las que se encuentra manejar con lunas polarizadas sin el permiso correspondiente -, no te pueden llevar a ningún lado por infringir el reglamento de tránsito. Una infracción administrativa NO es un delito, y la policía solo te puede detener sin orden del juez en flagrancia delictiva. Si el policía te quiere llevar a la comisaría por una infracción que no implica retención vehicular, está tratando de cometer UNA DETENCIÓN ILEGAL; lo que le corresponde es multarte, y para eso no hace falta llevarte a ningún lado.
    Cuestión muy distinta es que te indiquen que están investigando un delito, en cuyo caso estás en todo tu derecho de pedir que venga el fiscal para comenzar la investigación, porque si bien la policía puede practicar algunos actos de investigación urgentes sin el fiscal cuando hay riesgo de que desaparezca la evidencia, ese no es el caso de una batida, o redada.
    Dicho todo esto, no puedo dejar de mencionar que es una pena que seamos nosotros mismos, los que estudiamos derecho, quienes a veces incumplimos las normas. Hay que respetar nuestra profesión en todo sentido, y no lo digo solo por Mijael, ya que todos hemos tenido experiencias parecidas alguna vez. Conocer y difundir el reglamento de tránsito ayuda a evitar estos hechos. Siempre llevar uno en la guantera del carro, también.

    • Hola José,
      Te agradezco sinceramente por el comentario que nos dejas.
      Creo que no tengo mucho que responder a lo que mencionas, ya que estamos -en buena cuenta- de acuerdo en el planteamiento.
      Cuando la ley genera una necesidad de pasar por barreras irracionalmente engorrosas, los individuos que se rigen bajo la ley no tienen ningún estímulo real para cumplirlas, más aún, si es que la sanción que responde a un supuesto de hecho determinado no se da jamás.
      Creo que has desarrollado perfectamente varios de los puntos que deje de lado en el artículo: estoy de acuerdo.
      Muchas gracias nuevamente por el comentarios,
      Saludos,
      Mijael.

  9. Respeta a la policía, colorado. Respeta las comas, colorado. Busca en el diccionario que significa irracional, colorado. Puedes intentar publicar tu punto de vista, pero, por favor, no malogres el castellano, colorado. Estimados de Enfoque, filtren a este colorado.

  10. Varias cosas. Este artículo arranca mal desde el título y la innecesaria mención a Flora Tristán. Tiene una prosa desastrosa, trata de ser “ligero” con la recreación de la conversación con el policía y tiene un tono de queja constante que hace que llegar al final del artículo sea todo un logro para el lector
    . En esa línea, el pésimo uso de las comas da a entender de que no tienen editor, y si lo tienen, no sabe editar. Parece que fue escrito como un desfoge del autor ante la situación incómoda que sufrió por la intervención policial, que es totalmente válida ante la serie de infracciones que estaba cometiendo.
    El cuestionar las intervenciones preventivas de los policías de tránsito no tiene fundamento ante la situación que pasó el autor. ¿Cómo no van a estar bien las intervenciones si precisamente se encontró que el autor no tenía los documentos que el Estado emite para PERMITIR el tránsito con su vehículo? Si sufría un accidente, iba a ser una desgracia para todos los involucrados. Así que el policía lo detenga está genial.
    Por otro lado, yo no sé qué drama puede ser tramitar cinco documentos -dos que son anuales y el resto que solo sacas una vez- con las facilidades que hay hoy en día. El SOAT te lo llevan a tu casa y las revisiones técnicas es algo que se da en todo país civilizado. La propuesta de unificarlo es ridícula, por todo lo que señala el comentario anterior de “Anónimo”.
    Si no te gusta que te pare el policía y te pida con toda la justificación del mundo los documentos que TIENES que tener, pues sube a un micro y deja tu camioneta. Este artículo tiene dos años, y me imagino que el ocupado autor ya haya regularizado su situación, porque sino es un peligro para todos los limeños.
    pd: He estado revisando sus artículos y el nivel es pobrísimo. No solo la redacción de casi todos ellos, sino el nivel de los temas que proponen. Sé que Themis anda mal hace años, pero me apena más que no haya un atisbo de esperanza para mejorar como asociación. Pareciera que es un blog conjunto de los miembros, que cada director le quiere meter su impronta y no se ve una continuidad en el producto que ofrecen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here