Por: Alonso Gurmendi Dunkelberg
Abogado del Estudio Echecopar.

Timor del Este (2002) y Montenegro (2006) han sido los dos últimos Estados en alcanzar exitosamente la independencia, y unirse sin contratiempos al selecto club de Estados Miembros de las Naciones Unidas. En 2008, Kosovo declaró su independencia de Serbia y, si bien no es parte de la ONU, luego de una Sentencia de la Corte Internacional de Justicia y 71 reconocimientos por parte de Estados Miembros, parece estar destinado a su consolidación como Estado soberano. Así las cosas, ¿qué otros Estados están a la víspera?

A modo de precisión, debo mencionar que no cualquier movimiento independentista puede entrar en esta lista. Como ya he señalado antes, existen en el mundo muchísimas entidades semi-estatales que buscan su independencia, pero la gran mayoría simplemente no tiene un prospecto realista para alcanzar ni su soberanía ni el reconocimiento de la misma por la Comunidad Internacional.

Para poder ser considerado, debe tratarse de una entidad no estatal que -al día de hoy- tenga un camino claro ya trazado para alcanzar un status de soberano y, a la vez, exista disposición de la Comunidad Internacional para reconocer al nuevo Estado una vez alcanzada la independencia.

Bajo este escenario, el principal candidato para nuestra lista es Sudán del Sur. La fortaleza de su reclamo por la independencia, como es el caso con la mayoría de “futuros Estados”, descansa en el hecho de que se trata de un proceso sancionado y verificado por la propia Comunidad Internacional.

En efecto, como resultado de la Segunda Guerra Civil Sudanesa, se firmó un acuerdo de paz entre el Gobierno de Jartum y el Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán, por medio del cual se acordaba, entre otras cosas, someter a referéndum el status internacional del Sudán del Sur. Este referéndum ha sido fijado para el próximo 9 de enero de 2011 y existe gran apoyo al mismo de parte de la mayoría de potencias, incluyendo Estados Unidos.

Es más, actualmente existe gran presión por parte de Estados Unidos y otros Estados para asegurar que Sudán acepte respetar los resultados de dicho referéndum sin que vuelva a iniciarse la violencia; algo que puede resultar complejo, dada la gran cantidad de hidrocarburos que se encuentran en el Sudán del Sur.

Si el Sí triunfa en el Sudán del Sur, entonces, es casi seguro decir que 2011 vendrá con por lo menos un Estado nuevo que celebrar.

Pero el Sudán del Sur no es el único posible “Nuevo Estado” que definirá su status vía referéndum en los próximos años. Este es también el caso de las islas de Nueva Caledonia y Bouganville, pertenecientes, actualmente, a Francia y Papúa Nueva Guinea, respectivamente.

Nueva Caledonia es una Isla del Pacífico Sudoeste que forma parte del Estado Francés. En 1998, Francia y las facciones principales de la isla firmaron el Acuerdo de Noumea, por el que se le brindó mayor autonomía a la isla y se inició un periodo de transición de entre 10 y 15 años en el que, en última instancia y vía referéndum, se definiría si Nueva Caledonia pasaba a ser independiente o permanecía dentro de Francia. Este referéndum debe llevarse a cabo entre 2013 y 2018.

El asunto de la independencia de Nueva Caledonia es de sumo interés para el gobierno francés por las grandes reservas de níquel que existen en la isla, que le permiten gozar de uno de los estándares de vida más altos de la región oceánica. A la fecha, la división política de la isla se inclina hacia el lado de los pro-Francia, pero es, sin dudas, una carrera apretada.

El otro caso de posible independencia por referéndum es el de Bougainville, una isla perteneciente a Papúa Nueva Guinea que entre 1989 y 1998 atravesó por “uno de los peores conflictos en el Pacífico Sudoeste desde la Segunda Guerra Mundial”. Luego de la intervención de Nueva Zelanda, Fiji, Australia y Vanuatu, en 2001, se firmó el Acuerdo de Paz de Bougainville y en 2004 se redactó una Constitución, sentándose las bases para que de 10 a 15 años luego de la elección del primer gobierno de la provincia autónoma de Bougainville, se sometiera a referéndum el asunto de la independencia. Este referéndum se llevará a cabo entre 2015 y 2020.

Existen, finalmente, algunos otros posibles escenarios, tal vez más conocidos, pero a la vez más remotos, como el recientemente propuesto (pero a la vez pospuesto) referéndum independentista escocés y el siempre latente movimiento independentista de Quebec.

Al fin y al cabo, tal vez la lección a aprender, viviendo en una región como Sudamérica que no ve cambios en su cartografía desde 1975 con la independencia de Suriname es que el mundo en el que vivimos no es, en absoluto, estático.

1 COMENTARIO

  1. En el caso de Kosovo es muy particular, esa consulta fue hecha a manera como su mismo nombre lo dice consultiva; por lo tanto no es vinculante. Hasta la fecha el gobierno albano-kosovar ya ha logrado 87 reconocimientos de países miembros de las Naciones Unidas, le faltarían diez para tener la mitad de los países miembros es decir 97 reconocimientos. Esa es la única manera que yo veo que Kosovo logre su ingreso a la O.N.U. ya que si lo hace ahora lo vetarían Rusia y China. Mientras más reconocimientos logre más será la presión sobre Serbia y tarde o temprano lo tendrá que reconocer….ojo sin el visto bueno de Serbia, Kosovo nunca entrará a la O.N.U…..

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here