DC Comics demandó hace un tiempo a Mark Towle, propietario de la página web www.gothamgarage.net, por ofrecer el servicio de adaptación de un vehículo… al Batimóvil. Así, este sujeto podía convertir un auto en una réplica de alguna de las versiones del vehículo de Batman. Evidentemente, para Towle, el carro de Batman no podía ser protegido por las leyes de derecho de autor. Sin embargo, para el juez Ronald Lew, lo evidente era todo lo contrario.

Uno de los puntos de discusión en el caso se refería al tema de la posibilidad de generar un derecho de exclusiva por la vía de los derechos de autor a bienes útiles. Como es obvio, los autos son bienes tangibles susceptibles de utilidad (o de aplicabilidad industrial para usar terminología de nuestro derecho de patentes). Sin embargo, lo cierto es que, en el caso, resulta dudoso que DC Comics pretendiera un derecho de exclusiva sobre el vehículo sino, más bien, sobre los elementos artísticos del mismo.

Desde ese punto de vista, es posible sostener que el Batimóvil es una verdadera obra merecedora de protección. La comercialización de réplicas o el servicio de adaptación de los vehículos podían ser percibidos como usos autorizados oficialmente por DC Comics. Y allí habría una posibilidad de confusión digna de nuestras clásicas discusiones de propiedad intelectual (salvo que, para usted, la confusión sería que el empleo de una réplica lo podría hacer pensar que el conductor es Batman. Si eso es así, tiene otros problemas que trascienden al objetivo de este post).

Naturalmente, lo que resulta protegible no es el vehículo en sí mismo sino el diseño original del vehículo. Dicha protección, por cierto, no estaría reservada solo para el Batimóvil… usted también puede hacer de su auto una verdadera obra digna de protección… y ciertamente no le gustaría que su vecino replique su creación fijada sobre su móvil y gasolinero soporte material.

Así que ya sabe: si usted tenía el sueño de adaptar su vehículo y hacerlo parecido a alguno que le gustó de una serie o película o comic preferido, mejor piénselo dos veces. Quizás parezca excesiva la decisión, pero ciertamente es bastante defendible desde un punto de vista estrictamente legal. Si el diseño de un vehículo es original, será protegido como tal… sea el Batimóvil, el carro de los Cazafantasmas, Herbie o simplemente KITT (el Auto Fantástico).

2 COMENTARIOS

  1. Bajo este esquema se podría patentar un peinado o forma de vestir? y en cuanto alos formatos de programas de TV que algunos hijitos de papi copian de prograsmas que se transmiten en canales de otros países? y por último ¿cree usted que se podría proteger una forma única de aparear a la “hembra”?

  2. Es un caso parecido al Halicki Films vs. Sanderson Sales del 2004. Sanderson Sales manufacturaba y comercializaba ilegalmente los automóviles “Eleanor desde US$ 90.000 hasta US$ 150.000. Estos automóviles fueron creados en la película producida por Halicki “Gone in 60 seconds” (o “60 segundos), de la cual se hizo una adaptación el 2000 con Nicolas Cage y Angelina Jolie.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here