Hoy, 26 de abril, se celebra el Día Mundial de la Propiedad Intelectual. Me parece un día apropiado para reflexionar sobre algunos temas. El primero sobre el que quiero llamar la atención es… en realidad… una curiosidad. ¿Se han dado cuenta que muchas de las voces que más resuenan suelen ser críticos o, al menos, escépticos de la propiedad intelectual? Si tuviera que contar las veces en las que me he topado con algún post sobre el tema… diría que… no suelen ser de defensa.

Creo que parte del problema es que existe cierta incomprensión (¿mucha?) sobre qué cosa cubre y qué cosa no cubre el sistema de propiedad intelectual. Hace poco revisaba un post en Enfoque Derecho titulado “Las ideas son libres: el argumento contra la propiedad intelectual”. Luego de leer el título me pregunté… ¿y quién sostiene que las ideas no son libres? ¿la propiedad intelectual? Una buena revisión de nuestra Ley sobre Derechos de Autor nos permitiría constatar que las ideas no son objeto de protección… están fuera del sistema. Es más… leamos el propio artículo 9º del Acuerdo sobre los Aspectos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio.

Me he topado con muchas personas que protestan contra la propiedad intelectual porque se oponen a un sistema que propietariza ideas, descubrimientos, conceptos y otras cosas. Cuando les comento que nada de eso está protegido por el sistema de propiedad intelectual, observo dos reacciones. En algunos (los menos, confesaré) perplejidad. Es como si su pequeño set de creencias hubiera quedado desbaratado irremediablemente. En otros, escepticismo o incluso contra-argumentos que lejos de ser legalmente técnicos son… diríamos… hasta ofensivos (no pues… ese es un juego verbal de la ley o de los defensores de la PI… sentencian).

No soy de los que ve al sistema de propiedad intelectual como uno perfecto y acabado que genera siempre el balance ideal entre acceso e incentivos (el balance deseable). Me parece que el derecho de autor dura mucho, me parece que no tiene sentido que los derechos morales no sean negociables, creo que es un absurdo proteger por el plazo que se protege a programas de ordenador (no porque no merezcan protección sino porque necesitan una tutela más enérgica pero bastante limitada en el tiempo), soy un opositor radical al empleo de cláusulas de moralidad en la propiedad industrial (patentes o marcas). En buena cuenta… disto mucho de ser un defensor ciego de la propiedad intelectual.

Pero no soy un abolicionista y creo que nunca lo seré. No puedo compartir estas ideas que propugnan la desaparición del sistema. Me parece que no han comprendido bien lo que el sistema hace. En algún trabajo que no recuerdo, leí (mentira… si recuerdo cuál fue pero no lo diré para no generar polémica innecesaria) que no era necesario incentivar la innovación y creatividad a través del sistema de PI porque incluso antes de que existiera, la gente innovaba y escribía canciones y libros. Es cierto que existía innovación y creatividad antes de la instauración de un sistema consolidado… pero no es un argumento válido como para descartar el sistema. Es altamente predecible que ciertas innovaciones –las más costosas- no existirían o al menos su nivel de producción se reduciría, sin la existencia de un sistema de incentivos.

Nadie puede dudar que hay gente que se siente motivada a escribir un libro no por la exclusividad que se le asegura sino porque eso lo hace más feliz y porque hace más feliz al resto. Es una bella idea. También lo es el Ratón de los Dientes. Pero si estamos en un escenario en el que el costo de desarrollar es altísimo y el costo de copiar es casi nulo… es predecible que las posibilidades de recuperación espontánea y adecuada sean… pues… nulas. Lo de espontánea es argumentable, después de todo copiar también toma algo de tiempo (¿aunque cada vez menos no?). Lo de adecuada… es más o menos incontrovertible.

Es cierto es que eso de “copiar es robar” o “piratería es robo” es absolutamente falaz. Pero bueno… esas son estrategias de marketing pues. Lo que creo que merece un trabajo detenido es la tarea monumental de definir el nivel óptimo de protección. ¿Cómo hacemos que la propiedad intelectual se moldee de acuerdo a lo que el mercado revela como necesario? ¿Realmente el negocio de los músicos depende de la exclusividad sobre sus obras? Por eso es que me siento comprometido desde que entré al fascinante mundo de la propiedad intelectual a pensar en cómo mejorar el sistema más que en cómo desaparecerlo. Sé que la radicalidad puede ganar adeptos… pero en este tema… no me interesa.

Soy un defensor de la propiedad intelectual fundamentalmente porque creo que puede, en su óptima medida, ser muy buena para todos. A veces nos topamos con decisiones administrativas o judiciales que generan derechos de exclusiva artificiales que indignan a muchos… pero cuidado… en esos casos debemos observar si es una equivocación del sistema o es una del juez o funcionario. Si es lo segundo, y creo que muchas veces será así, no estaremos hablando de un problema del sistema. Si es lo primero, aunque sea por este día, permíteme intentar convencerte de que juntos podemos hacer que nuestro sistema funcione algo mejor. Con todos tus aciertos y desaciertos, ¡Feliz cumpleaños propiedad intelectual!

1 COMENTARIO

  1. El Centro de Capacitación Jurídica – CECAJU, los invita al Seminario Especializado en Derecho de Propiedad, el cual será expuesto desde la óptica del Derecho administrativo, civil e inmobiliario.

    El Seminario está dirigido a estudiantes, profesionales en derecho y público en general.

    TEMARIO:
    Modulo I: Enfoque Administrativo
    – Autorizaciones administrativas para el desarrollo de actividades inmobiliarias: Habilitaciones urbanas y edificaciones
    – La expropiación regulatoria

    Módulo II: Enfoque Civil
    – La accesión en el Derecho de Propiedad.
    – Análisis al VIII Pleno Casatorio: Actos de disposición de la sociedad conyugal
    – Alcances de la Cobertura de la hipoteca y del embargo
    – Mesa Redonda: Defensa de la propiedad y la posesión desde un enfoque civil

    Módulo III: Enfoque Inmobiliario
    – Formación de la propiedad informal
    – Garantías en los contratos de construcción

    Días y horarios:
    – Martes 28 de Junio De 7:00 p.m. a 10:00 p.m.
    – Jueves 30 de Junio De 7:00 p.m. a 10:00 p.m.
    – Viernes 1 de Julio De 7:00 p.m. a 10:00 p.m.
    – Sábado 2 de Julio De 10:00 a.m. a 1:00 p.m.

    Lugar: Auditorio de la Facultad de Ciencias e Ingeniería de la PUCP

    NUESTROS PONENTES:
    – Favio Montenegro
    – Jorge Cuyutupa
    – Alan Pasco
    – Jimmy Ronquillo
    – Victor Espinoza
    – Josimar De la Cruz
    – Andrés Atachahua
    – Walter Vásquez
    – Fiorella Vásquez

    Precio Regular (Apartir del 22 de Junio)
    General: S/.200.00
    Coorporativo (De 3 a mas): S/ 170.00
    Servidores públicos y estudiantes: S/.150.00
    ¡No Dejen pasar esta gran oportunidad!
    ¡Solo por hoy te descontamos S/.50.00 soles a tu tarifa regular para que puedas ser parte de este gran evento!
    No te lo pierdas

    Inscripciones:
    Realizar el depósito a la Cuenta de ahorro del BCP 194-34102439-0-07 y enviar el voucher adjunto con los datos personales del inscrito (Nombres Completos y N° de DNI) [email protected] para confirmar la inscripción.

    Informes:
    Av. Oscar Benavides 2682, Cercado de Lima
    Referencia: Frente la academia ADUNI
    Teléfonos: (01) 464 – 4497 / 952837585 / RPM #947430271
    Correo: [email protected]

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here