Por: David Vargas Rojas
Abogado por la Universidad de Lima, con estudios de especialización en Derecho Corporativo en la Universidad Diego Portales (Santiago de Chile), y Editor del Departamento de Asesoría Legal y Económica en Pro Capitales

Al preguntarnos sobre el concepto que la mayoría de peruanos tenemos en la cabeza al escuchar el nombre de la Bolsa de Valores de Lima (BVL) viene a nuestra mente un espacio saturado de gente, con un pregonero gritando a viva voz las cotizaciones cambiantes, y decenas de agentes pugnando por colocar su orden, esto sin duda es apoyado por escenas de películas clásicas como WallStreet. Sin embargo si uno se toma el tiempo de visitar el local de la BVL, al lado del mítico restaurant Manhattan, se sorprenderá de escuchar nada más que el ruido de la única computadora ubicada debajo de la cúpula, preguntándonos en donde quedaron aquellas personas que Hollywood puso en mi mente.

Las jornadas ruidosas han sido dejadas de lado gracias a la implementación de sistemas electrónicos, el sistema FIX es el que se viene utilizando en Lima, permitiendo colocar de una manera ordenada y sistemática, las órdenes que los distintos traders, quienes desde sus terminales en sus respectivas casas de bolsa pueden realizar las operaciones diarias.

Recientemente la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), mediante la aprobación de la Resolución Nº024-2012-SMV/01 estableció el Acceso Directo al Mercado (ADM) como una alternativa para poder realizar operaciones en el sistema de negociación de la BVL, poniéndose a la par de otros países, con sistemas que ya se vienen aplicando tanto en Chile como en Colombia (ambos países que de manera conjunta con Perú conforman el Mercado Integrado Latinoamericano).

En palabras muy resumidas el ADM permitirá que las personas puedan negociar de manera “directa” en la BVL, bastando con tener acceso a una computadora con conexión a internet. En la línea anterior remarque la palabra directa entre comillas, debido a que si bien la negociación que se realiza en la BVL se enmarca dentro del esquema de la intermediación directa, en la cual el agente excedentario asume directamente el riesgo de gestión del agente deficitario a quien entrega sus excedentes, esta operación se da dentro de un mecanismo de negociación determinado, al cual, en nuestro caso, solo pueden acceder las Sociedades Agentes de Bolsa (SAB) quienes realizan la función de intermediarios, sin asumir riesgo alguno por las decisiones de inversión. Es decir nosotros contactamos a nuestro trader en la SAB y le instruimos que valor comprar, ellos sólo actúan como intermediarios.

El ADM busca limitar aún más el rol que desempeñan las SAB, debido a que implementan dos modelos que buscan lograr un “mayor” acceso al mercado. Como bien explica Yesica del Carpio, asociada de Miranda y Amado Abogados, el modelo 1, que puede ser utilizado por cualquier tipo de inversionista, y que permite al cliente de la SAB trasmitir su orden electrónica hacia la infraestructura de la SAB, desde donde son retrasmitidas al mercado bajo el código de la SAB. Y el modelo 2 que sólo puede ser utilizado por inversionistas institucionales (por ejemplo bancos, AFP, compañías de seguro), que permitirá a dichos clientes utilizar el código de la SAB para transmitir sus órdenes directamente al mercado a través de la infraestructura tecnológica de un tercero contratado por la SAB.

Es preciso recordar, tal como señala Omar Gutiérrez de la SMV, que los modelos antes mencionados están destinados a operaciones al contado con valores de renta variable bajo la modalidad de negociación continúa, y siempre se deben de verificar, bajo responsabilidad de la SAB, el cumplimiento de los límites y controles operativos fijados por ellos mismos. Recordando también que la conectividad del sistema de ruteo de órdenes empleado para el ADM debe ser certificado por la BVL, y que es responsabilidad de las SAB el implementar mecanismos de autenticación de usuarios, políticas, procedimientos y controles para la administración de órdenes que se den en el uso del ADM.

Con la implementación del ADM considero que se logrará masificar la participación en bolsa de un gran número de peruanos, debido a la inmediatez de la canalización de las órdenes, sin embargo no debemos dejar de lado el deber, de nosotros inversionistas, de buscar la mayor información posible, puesto que estamos asumiendo directamente el riesgo de invertir en determinada empresa, acceder a esta información no es tarea complicada, en tanto y en cuento que la SMV pública diariamente información relevante (hechos de importancia, estados financieros) de sus emisores en su portal web www.smv.gob.pe que es de libre acceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here