Traducido por Josefina Miró Quesada. Republicado y traducido con permiso de los autores. El artículo original se encuentra aquí

Posner plantea una buena discusión sobre el cambio en la organización de los servicios en derecho y medicina del tradicional modelo “profesional” a uno más empresarial (sobre todo en el derecho). ¿Será que los mayores ingresos y la aparente mayor desigualdad de los ingresos en el derecho y la medicina durante las últimas décadas, quizás en parte debidos a un cambio hacia el modelo empresarial, han reducido el valor social de la atención brindada a los clientes en estas profesiones?

Los pacientes médicos y los consumidores de servicios legales pueden ser mal atendidos porque los médicos o abogados quienes los atienden son incompetentes o no éticos. Creo que el bajo nivel de competencia de muchos médicos y abogados es la mayor fuente de una mala atención médica y representación legal. Destacaré los cambios en la atención médica ya que me encuentro más familiarizado con la evidencia en este campo.

Muchos estudios han demostrado diferencias considerables dentro de los Estados Unidos en los tratamientos previstos para las diferentes formas de cáncer, enfermedades cardiovasculares y otras enfermedades. A veces, las diferencias en los tratamientos son consistentes siendo todos los médicos y hospitales involucrados competentes, eficientes, y éticos debido a que los diferentes enfoques parecen tener resultados similares en el paciente. A menudo, sin embargo, aún se utilizan ciertos tratamientos a pesar de que estudios cuantitativos muestren y los líderes en medicina indiquen que estos son innecesarios o decisivamente inferiores a la mejor práctica médica.

Algunos de estos tratamientos incorrectos o excesivos están motivados principalmente por la ganancia monetaria de los médicos u hospitales, como el uso excesivo de imágenes por resonancia magnética, o el uso múltiple de las instalaciones de triaje para un determinado paciente en el mismo día. No obstante, los tratamientos inferiores o excesivos son de uso frecuente porque los médicos diagnostican mal una enfermedad o condición, o sólo porque no están al día sobre cuáles son los mejores tratamientos para enfermedades que son correctamente diagnosticadas.

El gran crecimiento durante los últimos decenios en los medicamentos y cirugías disponibles para el tratamiento de distintas enfermedades hace que los médicos y hospitales menos competentes más difícilmente puedan estar al día con las mejores prácticas que en el pasado. Esta es la razón por la cual uno esperaría que la frecuencia de las desviaciones con respecto a las mejores prácticas médicas haya crecido con el tiempo, incluso cuando las distribuciones en las habilidades y normas éticas de los médicos y hospitales no hayan cambiado.

¿Habrán las desviaciones con respecto a las mejores prácticas médicas crecido aún más rápido de lo que se espera del avance en el conocimiento médico, tal vez debido a una disminución en los estándares éticos de los médicos y hospitales, o a un crecimiento de la especialización médica destacada por Posner? Es posible, aunque no sé de pruebas que evalúen los cambios en el tiempo en la ética de los médicos. El crecimiento de la especialización médica per se debería reducir el grado de malas prácticas médicas, pues los especialistas están más informados de los avances en su campo que en el de los médicos generales. La especialización ha aumentado con el tiempo principalmente debido al crecimiento en el conocimiento médico y al aumento del tamaño del mercado médico. Por esta razón, la especialización ha crecido en todos los países modernos con formas muy diferentes de organizar el campo de la medicina, aunque su crecimiento ha sido más extenso en los Estados Unidos.

Voy a pasar mucho menos tiempo en la profesión legal porque Posner ha cubierto los cambios allí muy bien. Los abogados que ejercen derecho corporativo o en class actions frecuentemente ganan mucho. Eso no es sorprendente, ya que incluso abogados poco más competentes a menudo pueden hacer una gran diferencia en las ganancias monetarias en las OPIs (Oferta Pública Inicial), las fusiones y adquisiciones, y la responsabilidad por productos defectuosos.

¿La mayor competencia de los abogados por las distintas firmas de abogados, la mayor circulación de los abogados entre diferentes firmas, y otros cambios en la organización de la profesión legal han provocado una reducción de sus estándares éticos, o una mayor pérdida social de los recursos gastados en abogados? Cualquier sistema adversario tiene “desperdicio” en el sentido que los abogados de un lado de la disputa en parte sólo compensan los argumentos esgrimidos por los abogados en el otro lado. Tal vez ese “desperdicio” ha crecido con el tiempo en la medida que las participaciones en disputas corporativas se han hecho más grandes, y tal vez el sistema adversario sea inferior a otros tipos de aproximaciones en la resolución de disputas legales.

No obstante, nada de esto implica que gran parte de cualquier crecimiento en “desperdicio” de las controversias jurídicas se deba al incremento de la competencia o al mayor volumen de negocio en el campo legal.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here