Le di muchas vueltas a la cuestión del nombre. Preguntas por Facebook, por Mail, charlas con amigos, en su mayoría aportes divertidisimos aunque lamentablemente irreproducibles en un espacio académico.

¿Vanidad, preocupación marketinera, perfeccionismo crónico? Vaya uno a saber.
El asunto es que hace rato tenía ganas de tener un espacio para compartir reflexiones sobre un rubro apasionante:  el sexo y (sus múltiples relaciones con) el Derecho. Por eso, la amable invitación de la gente de Enfoque Derecho a escribir un blog me genero alegría, entusiasmo y una cuota de ansiedad, emociones por cierto bastante ligadas para el común de los mortales al sexo y para algunos  freaks, como es mi caso, también al Derecho.

Que quede claro, este es un espacio jurídico-catártico. Lo catártico es evidente,  ¿no?

Lo jurídico viene en capas y para mantener visos de seriedad -si fui tu profesora en algún momento sabes bien a lo que me refiero- tendremos artículos breves sobre temas de actualidad, curiosidades históricas, aportes de otras ciencias, links a artículos jurídicos mas sesudos, material audiovisual – no, no de ese tipo, lo siento – y por supuesto un espacio abierto a la discusión y los aportes de los lectores.

Y así llegamos a “El sexo de los otros”. La alteridad es un componente indesligable de la Ética, el Eros y el Derecho.   La existencia de un otro que me interpela desde múltiples lugares e instancias. ¿Quien es el otro cuyo cuerpo es intervenido por la ley?  ¿Dónde están los otros, esos disidentes sexuales, que no reconocen los mismos sujetos de deseo que yo?  ¿ Arriba o abajo de las líneas de normalidad que la ley , la medicina , algunas Morales, van trazando para delinear ciudadanías?

Somos seres sexuales, sexuados… Y jurídicos. El Derecho es una exigencia existencial, en palabras del querido maestro Fernández Sessarego. El sexo es vida, según  el saber popular.  Y, sobre todo aquello que sucede en el mientras tanto, iremos escribiendo en este blog, si no les aburre demasiado.

1 COMENTARIO

  1. Profesora Siverino, saber que está publicando en este espacio es una maravillosa noticia! Alejados de sus clases en la PUCP, la extrañamos bastante y, casi en igual medida, a su refrescante visión del Derecho. Leer esta publicación trae recuerdos insoslayables de su franqueza y su particular estilo. Estero ansiosa sus próximos escritos. Un abrazo fortísimo en la distancia. Muchos éxitos y bendiciones!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here