Por Ricardo Elías, abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Graduado con mención sobresaliente por la Tesis “Los fines constitucionales de la pena como fundamento para la derogación de las gracias presidenciales. Ex miembro de la Asociación Themis – Revista de Derecho. Asociado en el Estudio Croci, Silva & Cajina.

En estas últimas semanas, las redes sociales de nuestro país han sido agitadas por graves noticias relacionadas al maltrato animal. Así, en los primeros días de febrero se difundió un video en Youtube en el que aparece un joven ahorcando a un pequeño gato y se burla de este acto. Diversos grupos de activistas lograron identificar al responsable y organizaron una manifestación frente a su casa, lo que motivó que el padre del “gaticida” reconociera que fue él quien subió el video a Internet para demostrar cuánto afectan los problemas familiares a los adolescentes. Al poco tiempo, su abogado no sólo justificó su conducta y reprochó la agresión sufrida (golpe en la cabeza con un megáfono), sino que además comparó la actuación de los defensores de los animales con una supuesta frase de Hitler: “Cuanto más amo a mis animales (…) más odio a los seres humanos”. Lamentablemente, el letrado varió la frase pues ésta fue acuñada por el filósofo griego Diógenes de Sinope: “Mientras más conozco a la gente, más quiero a mi perro”.

Una semana después, se difundió un video en el que se ve al Administrador del Club de esparcimiento del Colegio de Abogados de Lima ahorcando a un perro en un árbol pues, según el responsable, sufría de distemper. La Orden respondió rápidamente suspendiéndolo de sus funciones y ordenando se inicie una investigación para determinar la responsabilidad administrativa o penal que sus actos pudiesen generar. Días después, medios de comunicación a nivel mundial denunciaron que pese a la oposición de defensores de animales y valiosas ofertas económicas, en un zoológico de Copenhague (Dinamarca) se sacrificó a una jirafa de 18 meses con un disparo en la cabeza. Tras la muerte, el zoológico realizó la autopsia frente a niños y adultos, empleando la carne para alimentar a las fieras del parque. Este breve recuento nos lleva a la reflexión objeto de este ensayo: ¿Cuál es la función del Derecho Penal Peruano frente a los actos de crueldad animal?

En Perú, los actos de crueldad contra los animales no se encuentran sancionados como delitos sino únicamente como “faltas contra las buenas costumbres”. Desde la promulgación del Código Penal (1991) hasta la modificación incorporada por la Ley No. 27265[1] (22 de mayo de 2000), la única sanción que recibía quien cometía estos actos era el de prestar servicio comunitario por diez a treinta jornadas –el mismo castigo impuesto a quien destruía las plantas que adornan jardines, alamedas, parques y avenidas-. Actualmente, el infractor puede recibir una sanción pecuniaria (60 días-multa a 360 días-multa) o limitativa de derechos (prohibición de tenencia de animales). Sin embargo, nuestra regulación actual presenta algunas falencias al tratar los actos de crueldad contra los animales únicamente como faltas:

a)  Toda vez que la tentativa no es punible en las faltas, si se impide que se consuma un acto de crueldad animal, el responsable del hecho no recibirá ningún tipo de sanción por parte del Estado. Por ejemplo, si una persona vierte veneno en el alimento de las mascotas de su vecino pero este las salva llevándolas a un veterinario o suministrándole algún medicamento, el responsable no recibirá castigo alguno pues los animales no se lesionaron ni murieron. A este hecho debemos agregar –y cuestionar– que el Código Penal sólo castiga la tentativa en los casos de faltas contra la persona (lesiones) y el patrimonio (hurto simple y daño).

b)  En los actos de crueldad animal, sólo responde penalmente el autor del hecho, no los cómplices (primarios o secundarios) ni los instigadores. Grafico este problema con un ejemplo: Supongamos que en el caso del joven que torturó y mató un gato, existiese una persona que lo contrató para que lo hiciera, que le proporcionó todos los instrumentos que necesitaba y que lo filmó mientras lo hacía. Toda vez que nos encontramos frente a una falta, sólo respondería quien ejecutó el acto pero no quien colaboró o fomentó su realización.

c)  El plazo máximo que el Estado tiene para investigar y sancionar los actos de crueldad es de un año desde que fueron cometidos pues tanto la acción penal como la pena prescribe en este lapso de tiempo. En la práctica, este plazo es muy corto para que el Estado pueda determinar la responsabilidad de una persona en actos de crueldad animal ya que no dispone de 12 meses de investigación sino del tiempo que quede desde el momento en que se descubrieron los hechos. Si tenemos presente la burocracia estatal y la carga con que cuenta el Poder Judicial, podemos inferir que muchos actos de crueldad animal quedarán impunes.

Muchas veces por desconocimiento, los actos de crueldad animal no son denunciados –así ha sido reconocido por el propio Poder Judicial[2]-. Quizás sea ésta una de las razones por las que el número de faltas contra las buenas costumbres –grupo al que pertenece el maltrato animal- es tan minúsculo[3]:

Año Número de Casos (Lima) Número de Faltas (Lima) Porcentaje
2008 54,118 29 0.05%
2009 63,561 58 0.09%
2010 85,475 453 0.53%
2011 117,500 948 0.81%
2012 95,128 1,712 1,80%

Hace dos años, el Grupo Parlamentario Nacionalista presentó el Proyecto de Ley No. 762-2011 – Proyecto de Ley de Protección y Bienestar Animal, cuya finalidad es “garantizar el bienestar y la protección de toda especie de animales vertebrados domésticos o silvestres, promoviendo la participación de todos los actores sociales involucrados”. Luego de reconocer que existen elementos suficientes que demuestran el nivel de sufrimiento de los animales y citar ciertas experiencias de la Legislación Comparada, nuestros Congresistas proponen aumentar las sanciones penales para los casos de maltrato animal:

Código Penal (Título IV – Faltas contra las buenas costumbres) Proyecto de Ley No. 762-2011-CR
Artículo 450-A.- El que comete actos de crueldad con un animal, lo somete a trabajos manifiestamente excesivos o lo maltrata, será sancionado con sesenta días-multa. Art. 450-A.- El que comete actos de crueldad contra un animal, lo somete a trabajos manifiestamente excesivos o lo maltrata, será sancionado de sesenta a ciento ochenta días multa.
Si el animal muriera a consecuencia de los maltratos sufridos, la pena será de ciento veinte a trescientos sesenta días-multa. Si el animal muriera a consecuencia de los maltratos sufridos, la pena será de tres a cinco años de pena privativa de libertad.
El juez podrá en estos casos prohibir al infractor la tenencia de animales bajo cualquier modalidad. El juez podrá en esos casos prohibir al infractor la tenencia de animales bajo cualquier modalidad, durante el tiempo que dure la condena.

Particularmente, considero que es una buena propuesta, pero debe ser acompañada de otros cambios normativos, como son los siguientes:

a)  Los actos de crueldad animal no deben seguir siendo catalogados como faltas sino que deberían ser tratados como delitos. Esto permitirá procesar no sólo al autor del hecho sino también a los cómplices e instigadores, perseguir y castigar los actos de tentativa y le otorgará al Estado un plazo mayor para la investigación y persecución de estos hechos. Además, la investigación no estará a cargo de la Policía y de los Jueces de Paz o de Paz Letrado sino que será dirigida y liderada por el Ministerio Público.

b)  La elevación del castigo debe ser racional, pues debemos evitar penas draconianas o medidas populistas. En tal sentido, la pena privativa de libertad sugerida en el Proyecto de Ley resulta ser adecuada en atención a la gravedad del injusto. En Francia, por ejemplo, un joven marsellés de 24 años fue condenado a un año de pena privativa de libertad por haber maltratado a un gato, filmado la escena y colgado la grabación en Internet. La justicia francesa aún continúa con las investigaciones a fin de identificar a quien habría colaborado con él para realizar la filmación del video.

c)  Siguiendo el ejemplo de la Legislación Comparada, deberían castigarse no sólo los actos comisivos sino también los de omisión. Así, por ejemplo, el artículo 521-1 del Código Penal Francés prevé que: “Igualmente será castigado con las mismas penas el abandono de un animal doméstico, domesticado o tenido en cautividad, a excepción de los animales destinados a la repoblación”.

d) La modificación propuesta (elevación de falta a delito) traerá consigo una discusión nada pacífica entre los penalistas: ¿qué tipo de delito es el maltrato animal? o ¿cuál es el bien jurídico protegido en el maltrato animal? Aquí hay algunas opciones que merecerían mayor detenimiento y profundidad en su análisis[4]:

1.  El maltrato animal como delito contra la propiedad. Esta primera propuesta traería consigo que se dejen impunes los actos cometidos por los propietarios en contra de “sus” animales o aquellos realizados contra animales silvestres.

2.  El maltrato animal como delito contra las buenas costumbres. Como sostiene Zaffaroni, esta tipificación traería consigo que queden exentos de castigo aquellos “actos de crueldad realizados en privado”.

3.  El maltrato animal como delito contra el interés moral de la comunidad[5]. Los actos de moral pública han sido tratados por los penalistas como “indicios de tendencia a la crueldad con los humanos”. Este tratamiento tampoco es adecuado pues supone la injerencia del Estado como pedagogo social y desplaza la discusión nuevamente al ser humano, alejándolo del animal objeto de protección.

4.  El maltrato animal como delito contra el medio ambiente[6]. Considerar a los animales domésticos como parte de la fauna cuya lesión daña el medio ambiente es bastante cuestionable y cuya regulación tampoco sería viable.

5.  El maltrato animal como delito contra “el derecho de los animales”. Existe una nueva vertiente que busca impulsar nuevamente la protección a los animales reconociendo que éstos son titulares de derechos que deben ser respetados y cuya lesión debe ser castigada. De hecho, las Constituciones de Bolivia y Ecuador dotan a la naturaleza de personería jurídica y juristas latinoamericanos renombrados como Eugenio Zaffaroni proponen centrar la discusión dogmática en este nuevo reconocimiento. Quizás sea ésta la discusión que debamos emprender para una efectiva regulación en materia de protección penal – animal.


[1] La Ley No. 27265 – Ley de protección a los animales domésticos y a los animales silvestres mantenidos en cautiverio, tuvo como origen el Proyecto de Ley No. 02505 presentado el 17 de febrero de 1997 por los Congresistas Martha Chávez Cossio y Edith Mellado Céspedes.

[2] Es importante destacar que hacia el año 2008, el propio Poder Judicial reconocía que “[e]l hecho que exista un reducido número de denuncias por faltas contra la seguridad pública y contra las buenas costumbres, acredita que la comunidad conoce muy poco de ellas, aun cuando estos hechos ocurren con cierta frecuencia. Como ejemplos de faltas contra las buenas costumbres, se puede mencionar el suministro de bebidas alcohólicas a menores de edad, poner en peligro la seguridad propia o ajena en estado de ebriedad o drogadicción y cometer actos de extrema crueldad contra un animal”. Oficina de Imagen de la Corte Superior de Lima Norte. Independencia, 06 de enero de 2008.

[3] Cuadro elaborado a partir de los Anuarios Estadísticos de los Años 2008, 2009, 2010, 2011 y 2012 elaborados por el Ministerio Público a partir del Sistema de Información de Apoyo al Trabajo Fiscal – SIATF. Es importante destacar que en la Exposición de Motivos del Proyecto de Ley No. 02505 se precisa que hacia 1997, según la Asociación Amigos de los Animales, en el Perú existían registradas 560 denuncias por crueldad animal.

[4] Ver: ZAFFARONI, Eugenio Raúl. “La pachamama y el humano”. Buenos Aires: Ediciones Madres de Plaza de Mayo, 2012. FAJARDO, Ricardo y Alexandra CÁRDENAS. “El derecho de los animales”. Bogotá: Legis Editores, 2007.

[5] En Guatemala, por ejemplo, los actos de crueldad animal son considerados como faltas contra los intereses generarles y régimen de la población. De otro lado, en Chile, estos actos son abordados como crímenes y simples delitos contra el orden y la seguridad pública cometidos por particulares.

[6] El Código Penal Español regula el maltrato animal como “delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos”.

26 COMENTARIOS

  1. Interesante articulo (Y)
    Del proyecto, me pareces un exceso el máximo de la pena (de 5 años), considero que seria razonable una condena de 1 a 3 años como máximo.
    Quizás una propuesta seria que se crees un tribunal independiente del poder judicial y del Ministerio Público, especializado para tratar este tipo de delito – maltrato animal-; más que todo teniendo en cuenta la carga procesal que tiene no solo el poder judicial, sino también el Ministerio Publico, ya que además para tipificar este tipo de delitos, se tendría que pasar por varias etapas (castigar la tentativa, al autor del hecho, los cómplices (primarios o secundarios) y los instigadores), una tarea que le debería competer un organizamos independiente, pero con facultades de sancionar e imponer las penas que se adopte.

    • A pesar de que el derecho se encargar de encauzar a la sociedad a través de sus normas, ésta parece desbocada, y en el ámbito ambiental el cambio no parte de la célula social sino desde afuera, la sanción sin educación conduciría a la anarquía, sino empezamos a ver a los animales como nuestros iguales, nuestra superioridad aparente siempre nos mostrará como hechos normales la violencia contra ellos.

      • Estimada Vélgika, el cuestionamiento que abordas es muy interesante pues es lo que ocasiona más de un dolor de cabeza entre los penalistas: ¿Cuál es el bien jurídico vulnerado en el maltrato animal? Dependiendo del país en que nos encontremos variará la respuesta. Si propusiéramos que las mascotas fueran consideradas como propiedad de sus dueños, el maltrato o la muerte que recibiesen sería considerado como un delito de daños. Si esto es así, tendríamos que la pena a recibir sería hasta 03 años en la modalidad simple y hasta 06 años en la modalidad agravada. Como puedes apreciar, ya nuestro Código prevé sanciones graves; sin embargo, la regulación del maltrato animal sigue generando la controversia que apuntas. En otras palabras, por qué romper las ventanas y los faros de un carro sí es considerado delito y matar a la mascota de mi vecino no lo es. Todo gira en torno a la política criminal que el Estado promueva.

        Saludos cordiales,

      • Aunque parezca absurdo los malamente llamados animales tienen iguales derechos de vida que un ser humano; esta tierra es nuestra morada para todos los seres que estamos en ella, y aunque por el momento nos regimos por leyes humanas, hay leyes superiores a éstas, como las leyes universales de vida, en la que cada ser responde por todo lo actuado, pensado y vivido en esta existencia. Venimos a esta vida a aprender a vivir en comunidad con todo lo que nos rodea, a pagar nuestras deudas, y al terminar esta vida, tenemos que rendir cuentas ante el universo.

    • Gracias por el comentario estimado Gilmer. Me parece que coincidimos en lo que a la reforma legislativa se refiere aun cuando podamos discrepar del rango de la pena. Curiosamente, al día siguiente de la publicación de este artículo, el Congresista Bruce presentó el Proyecto de Ley No. 3266-2013 en el que propone un máximo de pena de 02 años para el maltrato animal de manera general y de 04 años cuando este maltrato produce la muerte del animal. Creo que el proyecto es interesante, sin embargo, sólo aborda el maltrato contra los animales de compañía.

      De otro lado, no creo que sea adecuada la creación de un tribunal especializado en temas de maltrato animal por cuanto el número de casos registrados no lo meritaría. Creo que sí se tiene que tener en cuenta la carga procesal -como bien refieres- sin embargo, existen mecanismos que posibilitan la solución de esta controversia sin la necesidad de llevar a cabo todo el proceso (pienso, por ejemplo, en el principio de oportunidad).

      Saludos,

    • Te parece un exceso 5 años? Acaso sabes cuanto sufren estas criaturas? al igual que todos nosotros es un ser que siente y sufre, si te mataran creerías que es un exceso los tres años y opinarías que 3 años son suficientes?

      • buen dia, ante todo déjeme felicitarle por el articulo tan bueno. yo soy peruana y soy estudiante de la facultad de derecho, y una de las cosas que desde ky niña siempre me ha llamado la atención es el maltrato a los animales, y hoy que ya estoy a puestas de salir de la carrera quiero hacer una tesis sobre el tema, y pues leer esas lineas de su articulo me ha dado mas fuerzas para por lo menos intentar hacer algo en favor de los animales que como nosotros también sienten dolor y lloran…………. muchas gracias.

        • Querida Carmen, muchas gracias por tus palabras y comparto tu malestar contra la crueldad animal. Me alegra mucho saber que has optado titularte con una tesis y que esta sea sobre el maltrato animal. Puedes contar conmigo si necesitas ayuda en esta labor. Un fuerte abrazo,

  2. Estimado Ricardo Elías, dejame felicitarte por tu ensayo la verdad esta muy interesante. admiro la preocupacion que sientes ante estos hechos lamentables de maltrato animal que se presentan en nuestro pais y en general en el mundo. yo soy de la idea de que los animalitos tendrian que ser considerados como sujetos de derechos, de tal manera que el vien juridico tutelado por el derecho penal seria su integridad fisica. querido amigo, tenemos que seguir luchando contra estos actos de maltrato animal.

    • Estimado Vitucho, gracias por tu comentario. Lamento no haber contestado antes pero he tenido muchos viajes. Efectivamente, considero que necesitamos tomar medidas y acciones firmes para impulsar la protección de los animales desde el Derecho Penal. Actualmente estoy buscando algunas resoluciones emitidas en México donde sé que ya han habido las primeras condenas efectivas por maltrato animal. Prometo mantenerlos al tanto de este desarrollo. Saludos cordiales,

  3. hola… soy estudiante de derecho y uno de los motivos por la cual estudio esta carrera es “defender” y el amor por los animales es inmenso, y bueno ya toy en decimo semestre y en el curso de proyecto de tesis … me pidieron el nombre de mi tesis!! asi k estaba pensando leia por aqui y por haya, queria hacer una propuesta para una reforma constitucional para obligar a los reos a trabajar y de algun modo fueran ellos los que pagasen su estadia, luego empeze a recordar lo mal k me hacia sentir tanto maltrato hacia los animales por las redes sociales, por la tv, en las calles que recorde que el doctor de mi curso dijo que buscaramos un tema k nos apacione y bueno … k mejor k el de proteger a los animales… y mientras leia tu ensayo —-

    • hubo un tema k me llamo la atencion y es k a los animales lo asocian mucho con los seres humanos… mi propuesta seria otorgarles un bien juridico propio …. algo k los proteja por el simple hecho de son unos seres vivos!!!… bueno recien toy en eso y kisiera tu ayuda para poder seguir en este proyecto …
      o crees k kisas estoy llendo demasiado lejos???
      ……………………………..

      El maltrato animal como delito contra “el derecho de los animales”. Existe una nueva vertiente que busca impulsar nuevamente la protección a los animales reconociendo que éstos son titulares de derechos que deben ser respetados y cuya lesión debe ser castigada. De hecho, las Constituciones de Bolivia y Ecuador dotan a la naturaleza de personería jurídica y juristas latinoamericanos renombrados como Eugenio Zaffaroni proponen centrar la discusión dogmática en este nuevo reconocimiento. Quizás sea ésta la discusión que debamos emprender para una efectiva regulación en materia de protección penal –

    • Querida Berly, qué gusto recibir este mensaje y saber que hay estudiantes de Derecho que se interesan por la protección de los animales desde el Derecho Penal. Cuentas conmigo en todo lo que fuese necesario. Saludos cordiales,

  4. Hola Señor Ricardo Elías tenga muy buenos días,me agrada saber que hay gente que se preocupa por los animales y sus derechos, soy un joven de 19 años estudiante de la carrera de Derecho y mi tema de investigación se trata precisamente sobre “Experimentación de animales en estado de abandono, desamparados por la ley 27265, sin mención en el artículo 450-A del Código Penal” no sé realmente si esta bien delimitado, aún me falta mucho por investigar y quisiera de su ayuda, pues en la mayoría de casos me han dicho que este tema es muy infantil al ser muy humano, un pensamiento de un niño, en lo cual no estoy de acuerdo en la forma que me lo dicen, es más me dicen que este tema, es muy difícil ya que no existe o no he encontrado mucha bibliografía peruana que abarque este tema, en las extranjeros si he encontrado, pero me hace falta las nacionales, y bueno quisiera que me dé algunos consejos y ayuda para poder realizar este proyecto, quisiera saber quien fue el principal expositor de este tema en el Perú, para que se halle en el Código Penal, y muchas cosas más, ojalá me pueda ayudar, saludos 🙂 Espero su respuesta

  5. Excelente articulo, gracias por su importante aporte al desarrollo de nuestra sociedad y evolución del derecho en el País. Los animales tienen en principio derecho a la vida ese es el bien jurídico protegido “Derecho a la Vida” Como Bolivia y otros países debe insertarse en la Constitución política del Perú un capitulo relacionado a los derechos de los animales. Saludos

  6. ESTIMADO AMIGO RICARDO ELIAS, ES BUENO SABER QUE AQUI EN ESTA PATRIA LLAMADA PERU, EXISTE AL FIN UNA PERSONA COHERENTE Y CON SAPIENSA SUFICIENTE PARA HABLAR CON LA VERDAD…SOY DIRECTOR DE “PATITAS DE AMOR” ASOCIACION PARA LA PROTECCION Y PRESERVACION DE LOS ANIMALES Y DEL MEDIO AMBIENTE”. Y REALMENTE SERIA DE GRAN AYUDA SI PODRIAMOS TENER UNA CITA EN SU DESPACHO U OFICINA PARA QUE NOS AYUDES A DIRECCIONAR CUAL ES LA MEJOR FORMA DENTRO DE LA LEYES ACTUALES Y TAMBIEN DENTRO DE LAS ORDENANZA MUNICIPAL ACTUAL PROMOVER Y ACTUAR PARA DENUNCIAR Y PROTEGER A LOS ANIMALES INDEFENSOS TANTO LOS DE LA CALLE COMO DE LOS QUE TIENEN DUEÑOS Y CUSTODIOS. DIOS PERMITA NOS BRINDE ESA AYUDA PARA SEGUIR CON ESTA NOBLE CAUSA.
    DIOS LO BENDIGA CONTACTO: [email protected] / FONOPATITAS RPM #966827408 / RPC 997278915 GRACIAS.

  7. HOLA, QUIERO LA AYUDA DE EXPERTOS EN DEFENSA DE LOS ANIMALES, RESULTA QUE EL CHOFER DE UNA CAMIONETA DE SERENAZGO, ATROPELLÓ A MI PERRITO, DE RAZA CHITZU, Y LO DEJO MUERTO EN MEDIA CALLE, NI SIQUIERA SE DETUVO PARA VER SI EL ANIMALITO AÚN VIVÍA O SI NECESITABA AYUDA DE UN VETERINARIO, LEJOS DE FRENAR ÉSTE ASESINO EMBALÓ EL VEHÍCULO Y LO MATO, DEJÁNDOLO TENDIDO EN LA PISTA, ES MÁS AVERIGUÉ SOBRE ESE TIPO Y RESULTA QUE TIENE ESA COSTUMBRE DE MATAR ASÍ A LOS ANIMALITOS. PUSE MI DENUNCIA EN LA POLICÍA, LA TRASLADARON A LA FISCALIA , SIN EMBARGO ME RESPONDEN QUE NO ES SU COMPETENCIA Y QUE DEBO DENUNCIAR EN UN JUZGADO DE PAZ. POR FAVOR NECESITO INFORMACIÓN DE CÓMO, QUÉ O CUÁLES SON LOS PASOS A SEGUIR.

    LES VOY A ESTAR ETERNAMENTE AGRADECIDA.

    GRACIAS.

  8. QUE BUENO QUE HAIGA PERSONAS PREUCUPADAS POR LS ANIMALES ,PERSONALMENTE ESTOY MUY TRISTE ME ACABAN DE ENVENENAR A MI PERRITA Y ESTOY DENUNCIANDO A LA PERSONA Q HISO TAL BARBARIDAD CON MI MASCOTA OJALA ME LO SANSIONEN CON TODO EL PESO DE LLA LEY.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here