Usuario: Humberto Nalvarte

Consulta: Buenas noches, quisiera saber cómo puede comenzar el divorcio de mi hermana, teniendo en cuenta que su esposo la abandonó hace 20 años y tiene problemas de drogas.


En el Perú, existen dos formas de divorciarse: por mutuo acuerdo (vía administrativa o judicial) o por causal (vía judicial). En el caso del primero, solo es necesario el consentimiento de los cónyuges para iniciar el divorcio. Ambos deben solicitar el divorcio ante la municipalidad donde se contrajo matrimonio o en cualquier notaría. Los cónyuges deben adjuntar los acuerdos sobre tenencia, alimentos y régimen de visitas en caso de tener hijos, así como el acuerdo sobre la repartición de bienes gananciales, en caso de haber adquirido bienes durante el matrimonio. De lo contrario, será suficiente adjuntar declaraciones juradas en las que se manifieste no tener hijos menores de edad ni bienes. 

El costo de este procedimiento administrativo depende de cada municipalidad o notaría. Si bien puede durar aproximadamente tres meses, su rapidez dependerá de que ambos cónyuges mantengan la voluntad de divorciarse al suscribir la solicitud y asistan a la audiencia ante la autoridad. Luego de haber transcurrido dos meses y haber solicitado la disolución del vínculo matrimonial, se declara la disolución de este. 

En el caso de que no haya acuerdo entre los cónyuges, corresponde empezar el divorcio a través de la vía judicial. Por consiguiente, será necesario evaluar las circunstancias de la separación y su acreditación para determinar si se ha incurrido en alguna causal establecida en el artículo 333 del Código Civil.

Por último, respecto al abandono, este debe ser injustificado y haber durado más de dos años continuos. Estos hechos deberán ser probados ante el juez. Así también, se deberá acreditar el uso constante de tóxicos y drogas por parte del cónyuge luego del matrimonio. Si estos hechos no son acreditadosvfehacientemente, serán insuficientes para lograr con éxito un divorcio por causal. Sin embargo, existe la posibilidad de que la cónyuge invoque la causal de separación de hecho, ya que no ha convivido con su esposo más de cuatro años (si tuviera hijos) o dos años (en caso no tuviera descendencia). En esta situación, los medios probatorios serían todos aquellos que acrediten la no convivencia durante estos periodos: la constancia de cambio de domicilio de ambos cónyuges, el certificado de movimiento migratorio en el caso de que alguno de los cónyuges se encuentre residiendo en otro país por varios años, etc. También son de utilidad los testigos que declaren que los cónyuges ya no conviven por más de dos o cuatro años.

  Responde: Lourdes Hernández Ríos, especialista en Derecho de Familia


* Términos y condiciones de las Consultas Legales

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here