Luego de cuatro años de tramitación, el 28 de enero, el Congreso chileno finalmente aprobó el Proyecto de Ley de Acuerdo de Unión Civil (AUC). Dicho documento establece mejoras en las condiciones jurídicas y sociales de los convivientes sin importar su sexo, convirtiendo a Chile en el séptimo país en Sudamérica en reconocer derechos civiles a las personas del mismo sexo. Ante esta coyuntura, el presente editorial analizará si esta norma es suficiente para hacerle frente a la discriminación contra las personas de la comunidad homosexual.

Sin lugar a dudas, la norma constituye un importante avance a favor de la igualdad. Una vez que esta sea revisada por el Tribunal Constitucional y promulgada por la Presidenta Bachelet, cerca de dos millones de chilenos se verán beneficiados con el reconocimiento de derechos como la pensión y la herencia, la posibilidad de optar por la comunidad de bienes, ser carga del otro en el sistema de salud, entre otros. No obstante, esta tribuna considera que hay aspectos de la norma que se deben mejorar. Por ejemplo, los sistemas de previsión y salud de las Fuerzas Armadas deberían ser incluidos, de tal forma que las personas incoporadas a estos pueda también gozar de los beneficios. Asimismo, se debería otorgar la visa de residencia permanente a aquellos extranjeros que formalicen su relación por medio de un AUC con un chileno(a).

Chile-Gay-Flag-Rights-Marriage-Escocia-LGTB-Sarah-Abilleira-Ponte-en-mi-Piel

Pero, ¿el AUC es suficiente? Creemos que para garantizar la plena igualdad de derechos y la no discriminación de esta comunidad, no basta con una norma. Se deben de implementar una serie de políticas culturales y educativas que establezcan, de forma transversal y en conjunto a esta ampliación de derechos, un marco normativo de respeto y valoración por la diversidad. Estas deben de partir en las escuelas, que constituyen espacios donde se deben desarrollar, en los niños y jóvenes, competencias ciudadanas que garantizen el respeto por los derechos de todos y de todas. Recordemos que el deber de adoptar medidas adicionales que promuevan una cultura basada en la igualdad y libertad de las personas en materia de sexualidad y género se encuentra sustentado en el ámbito internacional. A nivel de Estados Americanos, por ejemplo, tenemos el Protocolo de San Salvador, el cual señala que la educación debe orientarse hacia el respeto de los DDHH, las libertades fundamentales y la pluralidad.

chapita-AUC-rementeria-twitter

De igual manera, es necesario establecer instituciones y mecanismos gubernamentales que garanticen la protección de los derechos de estas personas. Así, por un lado, Chile deberá eliminar todas las normas y prácticas de cualquier naturaleza que supongan una vulneración a los derechos de esta comunidad. Por otro lado, deberá promulgar normas y  desarrollar prácticas que conduzcan a un efectivo cumplimiento de estos derechos. Asimismo, es esencial que el Ministerio de Educación cree políticas educativas orientadas al respeto de los DDHH y el pluralismo, y que vele por su cumplimiento. Finalmente, también se debe fortalecer el sistema de justicia para prevenir y sancionar actos en contra de la comunidad LGTBI, un sector históricamente vulnerable.

Santiago_Pride

Chile puede festejar, pues, en primer lugar, consiguió que se discutiese públicamente la situación social y jurídica de la minoría homosexual. En segundo lugar, consiguió que se aprobara la unión civil, medida favorable a la integración, el reconocimiento y la consagración jurídica consecuente de plenos derechos para la población LGTBI, iguales a los de la población heterosexual. Nuestros vecinos han dado un gran paso en este proceso a favor de la igualdad, pero este no estará completo a menos que lo acompañen políticas educativas e instituciones sólidas que garanticen el respeto de los derechos de la comunidad homosexual.

1 COMENTARIO

  1. Leí atentamente este artículo. Pero, la unión civil no es una medida que protege las relaciones familiares de los homosexuales. Somos varias personas protegidas que trascienden a este grupo (transgéneros, intersex, entre otros muchos).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here