Enfoque Derecho entrevista a Gema Chávez, abogada mexicana, capacitadora de fiscales y policías, quien ha participado en una unidad especializada en investigación de homicidios complejos en México.

ED: ¿Cuál era el rol de la Policía en el antiguo sistema procesal penal? ¿Cómo cambia su rol con este nuevo sistema?

GC: La policía únicamente tenía el rol de ser un auxiliar del Ministerio Público. No ejercía una responsabilidad de la investigación del delito. Esto cambia en el sentido de que la policía se convierte en corresponsable de la investigación del delito. Tiene una actuación proactiva, ya no requiere instrucciones en todos los casos que se presenten en la investigación.

ED: ¿Existen enfrentamientos entre la Policía y la Fiscalía? ¿Cómo se han solucionado estos problemas?

GC: He considerado siempre que esto tiene como origen una falta de coordinación entre ambos. La policía tradicionalmente ha sido tratada como un subalterno, y no como un compañero. Esto ha generado rivalidades. Además, ha sido práctica generalizada que el Ministerio Público culpe a la policía porque la investigación no salió bien y viceversa. Lo que debe hacerse para solucionar esto es generar protocolos de comunicación. También se ha buscado generar unidades especializadas para la investigación de los delitos. Otra de las cuestiones que es muy útil para evitar este tipo de antagonismos es la rotación de personal; es decir, que el Ministerio Público trabaje siempre con los mismos policías, para que se conozcan y se compenetren.

ED: ¿Cuáles son los elementos que deben tenerse presentes para una efectiva capacitación a los fiscales y policías?

GC: Se debe tomar en cuenta la necesidad de instrucción. Generalmente todos los puestos de trabajo tienen tareas estándares de desempeño que se tienen que cumplir. No obstante, suele haber un desfase entre lo que se debería hacer y lo que efectivamente se hace. Bajo esa perspectiva, si es medible y se puede corregir, estamos ante una necesidad de instrucción. Una vez que esta esté determinada, se debe fijar un plan de instrucción y una meta de aprendizaje. Además, se deben fijar objetivos de instrucción que permitan llegar a la meta final. Cada uno de esos objetivos debe tener un contenido específico. Justamente, cuando uno hace una capacitación se debe determinar qué es lo que al funcionario le falta aprender.

ED: ¿Cuáles son las necesidades que tienen estos policías y fiscales?

GC: Para el Ministerio Público lo que sucede es que necesita capacitarse mucho en cuestiones de teoría del delito, destrezas de litigación oral, saber argumentar. Antes era necesario también, y esto sigue latente. Respecto de los policías, ellos tienen un cambio en sus funciones, pues debe aprender a realizar todos los actos de investigación que hace el Ministerio Público, como realizar entrevistas.

ED: ¿En qué consiste la cadena de custodia?

GC: La cadena de custodia es un procedimiento que se sigue cuando se localiza alguna evidencia material relacionada con la comisión de un delito. Este se registra en una hoja de cadena de custodia. Lo que este procedimiento busca es el determinar el origen del objeto, el manejo del mismo y la autenticidad de este. Todo esto para que, en caso de que ese objeto tenga que ser incluido en el proceso, no haya duda sobre su autenticidad.

ED: ¿Cuáles son las barreras y problemas que actualmente sufre México para combatir la ola de delincuencia que se está viviendo?

GC: Uno de los grandes problemas es la corrupción. Sin ser experta en el tema, me atrevo a adelantar que esa es una de las razones por la cual la delincuencia no puede ser erradicada. Asimismo, la presencia del crimen organizado de manera fuerte en varios estados, restringe la capacidad del gobierno de combatir la delincuencia a pequeña y gran escala. Tenemos también la falta de recursos para contar con un cuerpo policíaco más nutrido y más capacitado.

ED: ¿Qué reformas considera necesarias para cambiar esta situación?

GC: Creo que las reformas están dadas. Es decir, creo que las leyes que se han modificado en los últimos años sientan las bases para hacerle frente al problema. Tal vez lo que nos falta es concientizar y capacitar a los operadores en sus funciones. Que cada uno de ellos entienda que no es una repetición del sistema, sino que es algo nuevo. Es un tema de compromiso, motivación y capacitación de los servidores públicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here