Enfoque Derecho entrevistó a Rodrigo Rivera Morales, Doctor en Derecho por la Universidad de Salamanca. Destacado especialista venezolano en Derecho Procesal Civil. 

ED: ¿Cuáles son las particularidades del proceso monitorio?¿Qué beneficios conlleva para las partes?

RR: Ante todo, es fundamental distinguir entre lo que es una estructura monitoria y lo que es un proceso monitorio, ya que algunos procesos o procedimientos pueden tener una estructura monitoria. El procedimiento monitorio tiene como finalidad la celeridad y la economía procesal para evitar los plazos de los juicios ordinarios. Así, no todas las posibles pretensiones caben dentro del procedimiento de una estructura monitoria, hay especificidades; pero tienes la ventaja de la celeridad, y digamos que es una combinación del cumplimiento voluntario con un arreglo sobre el conflicto.

ED: ¿Qué aspectos comunes podemos encontrar en Latinoamérica sobre la regulación del proceso monitorio?

RR: En realidad hay mucha dispersión sobre este tema. Por ejemplo, en Venezuela hay un proceso monitorio para cantidades fijas de dinero y entrega de cosas fungibles, pero en realidad, por su misma estructura al hacerse oposición, se transforma en un procedimiento ordinario. Y existe, por ejemplo, la ejecución del proceso que es de estructura monitoria, pero que también por lo general se transforma en un proceso ordinario. Por otro lado, en Colombia, se acaba de establecer la estructura monitoria. También en Uruguay se ha venido transitando desde hace tiempo por procesos de naturaleza monitoria. En México, ya hay estructura monitoria, en Honduras también, pero no existe una uniformidad en relación a este tipo de procedimiento. Hay críticas con relación al carácter de inversión que se le da al demandado para su oposición.

ED: ¿Cómo se concretiza la probática dentro de un proceso judicial?

RR: Primero hay que establecer una clara diferencia. La probática es ajena al proceso judicial, porque se trata de la descripción de los hechos, mientras que el Derecho Probatorio sí es del proceso. La probática se concretiza en la medida en que el abogado sea un buen investigador para determinar los hechos que fundamentan su pretensión. Tiene que haber una exacta descripción de los hechos, los cuales van a entrar al proceso mediante los hechos probatorios.

ED: ¿Qué normas deberían asegurarse para determinar los hechos en el proceso?

RR: Creo que las normas actualmente son muy dispersas porque le exigen al juez que en su fundamentación de sentencia se explaye en los hechos que considera probados. Yo creo que las normas deberían ser más específicas determinando que al inicio del proceso se fijen los hechos de la controversia, y que estos, sean los efectivamente alegados por las partes para así determinar sobre qué se va a probar. En segundo lugar, en el momento de la decisión, se debe fijar los hechos extraídos de cada medio probatorio y qué hechos se confirman como interrelacionados con otros hechos probatorios.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here