Como parte de “Nuestras Firmas”, Enfoque Derecho entrevista a Beatriz Boza, ex miembro de THEMIS y Socia de Sostenibilidad y Gobernanza Corporativa.

1.¿Cuáles eran tus expectativas de la Asociación?

Yo fui parte de la generación que ayudó a generar la segunda etapa de Themis, recuerdo que saliendo de la biblioteca, conversando con un grupo de compañeros, en ese momento, tomamos la decisión de volver a iniciar Themis. Fui parte de todo ese grupo humano fascinante que tuvo la propuesta. Imaginamos un Perú diferente en el que los estudiantes de derecho hacían investigaciones, análisis, reflexiones; podíamos crear ese Perú distinto y esa profesión diferente.

2. ¿Cuál consideras que fue el proyecto más importante del cual participaste dentro de Themis?

A mí me tocó ser bisagra entre la promoción que reinició Themis y mi promoción, que era una más abajo. Fueron los momentos en los que se buscó institucionalizar la revista con todo un grupo de amigos pensando no solo en nuestra generación, sino también en las siguientes; es ahí cuando convocamos a Alfredo Bullard, Fernando Cantuarias, Juan José Ruda, todo un grupo de personas. Fue un gran momento en el que me tocó ser la bisagra para institucionalizar a Themis.

3. ¿Qué reflexión harías de la Asociación en su aniversario número 50?

Celebrar un cincuenta aniversario es un hito, es una oportunidad de ver todo lo que se ha logrado, como esa institucionalidad lograda en Themis, de imaginarnos sobre toda esa solvencia que tiene este equipo humano que en su momento tuvo la camiseta Themis tan bien puesta, de imaginarnos también lo que le toca a ustedes, todo lo que se puede hacer desde la revista, desde Khuska, desde Enfoque Derecho, desde los distintos elementos que ustedes con tanto talento han sabido ir creando, uniendo, potenciando y convocando así a las futuras generaciones.

4. Usted es Socia del Área de Gobernanza y Sostenibilidad Corporativa, ¿por qué considera relevante que las empresas tengan prácticas de buen gobierno?

El buen gobierno corporativo no es otra cosa que hacer más predecible los espacios de poder al interior de la empresa o la organización. Es como el caso del gobierno: la transparencia, la veracidad y el tema de buenas prácticas ayuda a que los recursos se usen mejor, ayudan a ponerle límite a la arbitrariedad.

En realidad, es muy parecido a nivel de empresa solo que esto se desenvuelve a nivel de directorio, y las relaciones de este con la gerencia general así como con la junta general de accionistas.

Es hacer que ese espacio de poder aporte cada vez más valor a la empresa para hacerla sostenible, que en el transcurso de las siguientes generaciones haya sucesiones en la empresa y que todo esto se traduzca en más valor para el accionista, pero también para la sociedad y los distintos grupos de interés.

5. Usted ha impulsado el desarrollo de la “Contienda de Ética” en la Universidad Católica, ¿por qué considera que este tipo de iniciativas son importantes para los estudiantes de Derecho?

Cuando dejé de trabajar en el Estado a tiempo completo, reflexioné mucho sobre qué es lo que me hacía feliz, qué es lo que quería hacer y dónde sentía que era mi misión; fue así que en el tema del ejercicio profesional vi que las respuestas tenían que ver con la ética de los abogados y, sobre todo, con la formación de las siguientes generaciones.

Y la propuesta, que tuvo el privilegio de ser presentada ante el decano Armando Zolezzi y el rector en ese momento, Salomón Lerner, permitió que se me invitara a formar parte del claustro que me facilitó articularla. Esta, en última instancia, tiene que ver con quiénes somos; por ello, algo que planteo en clase es quién eres, en qué crees y qué vas a hacer de tu vida a través del Derecho.

6. ¿Por qué considera que una organización como Ciudadanos al Día es importante para brindarle a la población información sobre políticas públicas y en general para que estén al día con la situación actual del País?

Ciudadanos al día, como en su momento Themis, es una de esas propuestas en el que imaginamos un Perú diferente, un Perú más próspero, más justo, más solidario, más pacífico,  un país que tenga cabida para todos y una integración con ciudadanos dueños de su destino; para ello, con Juan Carlos Cortés, catedrático y profesor de la católica, impulsamos el proyecto junto con todo un grupo de 100 voluntarios.

Se han ido viendo distintas generaciones, y la idea era concentrarnos en aquello que no se ha venido haciendo, preocupémonos de cómo mejoramos la parte pequeña en la relación de las distintas dependencias gubernamentales con el ciudadano; es decir, generemos ciudadanía, a través de un Estado que brinde mejores servicios, pero también una ciudadanía que sepa reconocer todo lo bueno que se hace y no siempre esté diciendo todo lo que está mal, pues muchas cosas van a estar mal, pero el Perú no va a cambiar si solo nos concentramos en castigar, también tenemos que premiar y, sobretodo, reconocer, pues a través del reconocimiento nos vamos encontrando los peruanos y nos vamos viendo cuán diferente somos, y así podemos comenzar a sumar.

Por ello, para que haya esa confianza tenemos que reconocernos primero como diferentes, tratar de entendernos y de respetarnos, y ojalá de querernos. Ciudadanos al día ha sido eso, un sueño, con muchísimos alumnos que han ido pasando de la Católica, de la Pacífico, de distintas universidades y todo un grupo de voluntarios que quieren contribuir a ese Perú diferente, a ese Perú que ahora les toca a ustedes también seguir creando.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here