Por Brunella Rodríguez Giorgio, Cinthia Gonzáles Ramos y Crisbeth Vigo Florián, alumnas de la Facultad de Derecho de la PUCP y miembros de Khuska, el Programa de Desarrollo de la Asociación Civil THEMIS

 “Los intereses de los Pueblos Indígenas deben formar parte de la nueva agenda para el desarrollo para que ésta tenga éxito. Juntos, reconozcamos y celebremos la valiosa y peculiar identidad de los pueblos indígenas de todo el mundo. Pongamos aún más empeño en empoderarlos y en prestar apoyo a sus aspiraciones.” – Ban Ki Moon, Secretario General de Naciones Unidas

Desde el 2014, Khuska, junto con el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo del Perú (PNUD), asumió el compromiso de trabajar en favor del empoderamiento de los pueblos indígenas a través de la implementación de un Módulo de Derechos de las Comunidades Campesinas, dirigido a miembros de las comunidades campesinas de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas (PNYC), lugar donde el PNUD lleva a cabo la ejecución del Proyecto “EbA” Montaña.

En el Proyecto EbA Montaña, a través de un enfoque de adaptación basado en ecosistemas, realiza un trabajo constante con los pobladores de las comunidades campesinas de la RPNYC para enfrentar los efectos adversos del cambio climático, mediante el uso de la biodiversidad y los servicios ecosistémicos[1].

El Módulo de Derechos de las Comunidades Campesinas fue desarrollado desde una perspectiva de diálogo intercultural, que involucró fortalecer los conocimientos sobre los derechos fundamentales reconocidos a los pueblos indígenas como sujetos individuales y colectivos por la legislación nacional o internacional; así como las instituciones estatales y mecanismos jurídicos existentes para hacer efectivo el pleno ejercicio de los mismos.

La elaboración del Módulo estuvo dividida en etapas: etapa de acopio de información y etapa de acercamiento a los Derechos de las Comunidades Campesinas. Como primer paso, se realizó una justificación jurídica que sirvió de base para la elaboración de la metodología del Módulo. Posteriormente, en octubre y noviembre del 2014 se llevaron a cabo dos talleres participativos en la Comunidad de Alis, con el objetivo de obtener mayor información sobre los usos y costumbres de sus miembros y las expectativas e intereses que poseían respecto del Módulo.

Con dicho diagnóstico inicial, se inició el diseño de la parte teórica del taller, con el asesoramiento de Carlos Elguera, investigador jurídico en Derechos Indígenas en el IIDS-PUCP. Asimismo, el equipo de Khuska elaboró un manual que profundizaba en el contenido, las fuentes y los mecanismos de protección de los Derechos de las Comunidades Campesinas, el mismo que fue entregado como material de trabajo a los participantes del Módulo.

El 6 de noviembre del presente año, Khuska implementó el Módulo en la Comunidad de Tomas. Contamos con la asistencia de 40 pobladores, entre las que se encontraba  el Presidente de dicha comunidad, así como comuneros y comuneras miembros de la Asamblea Comunal.

El taller se dividió en dos etapas. La primera de ellas, consistió en lograr un acercamiento de asistentes con los moduladores, a través de una dinámica de apertura, para luego realizar una actividad de intercambio grupal, con el objetivo de identificar quiénes fueron sus antepasados y qué instituciones se mantuvieron en dicha comunidad hasta el día de hoy. La segunda etapa, estuvo enfocada en el desarrollo de los Derechos Fundamentales de los miembros de comunidades como titulares de Derechos de los Pueblos Indígenas.

La primera etapa de este taller, permitió que surja un vínculo de confianza entre moduladores y comuneros/as para intervenir a lo largo del taller. Asimismo, permitió identificar dos elementos importantes: la identificación de sus antepasados y las instituciones colectivas que mantienen en la actualidad.

En la segunda etapa, los temas que se trataron fueron: i) quiénes son los sujetos titulares de derechos de los Pueblos Indígenas, ii) el derecho a la autonomía y libre determinación de los Pueblos, iii) el derecho a la identidad cultural, iv) el derecho al medio ambiente sano y equilibrado, v) el derecho al territorio ancestral, y finalmente, vi) el derecho a la participación, consulta y consentimiento previo, libre e informado.

El presente proyecto ha significado un aprendizaje mutuo en el cual los miembros de las comunidades de la RPYNC y las integrantes de Khuska hemos podido compartir conocimientos y trabajar en equipo para enlazar los mismos con aspectos importantes de su vida diaria. Tuvo como principal propósito brindar información útil que permita que cuenten con las herramientas necesarias para ejercer un rol de participación efectiva en todo asunto que les concierne como colectividad. Adicionalmente, conocer a las comunidades, sus instituciones y cosmovisión supuso reafirmar nuestro compromiso con la necesidad de tomar en cuenta la interculturalidad presente en nuestro país como un factor de vital importancia en el diseño y la adopción de políticas públicas y planes de desarrollo.


[1] Más alcances del Proyecto en: http://enfoquederecho.com/publico/ambiental/el-cambio-climatico-y-los-derechos-fundamentales-en-el-marco-del-proyecto-eba/

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here