Por Piero Rojas Vásquez, Bachiller en Derecho por la UPC, adjunto de cátedra en la UPC y en la Universidad ESAN y miembro del Estudio Grau Abogados.

El pasado 23 de diciembre de 2015, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) otorgó la concesión como Operador Móvil Virtual (OMV) a la empresa Virgin Mobile por un periodo de 20 años a través de la Resolución Nº 739-2015 MTC/01.03.

Si bien aún existen temas por concretar para que Virgin Mobile pueda operar de manera plena como el quinto operador de telecomunicaciones (como es la suscripción del contrato de concesión), es evidente que si dicha empresa obtiene alta rentabilidad en nuestro país, muchas otras manifestaran su interés en prestar servicios de telefonía móvil bajo esta modalidad tal como lo ha demostrado la experiencia comparada en países como Chile, Brasil, entre otros[1].

A pesar de lo importante que resulta este suceso, muy poco se ha difundido sobre lo que es un OMV, y sobre su régimen legal recogido en la Ley N° 30083, Ley que establece medidas para fortalecer la competencia en el mercado de los servicios públicos móviles, el Reglamento aprobado por Decreto Supremo N° 004-2015-MTC y su Resolución de Consejo Directivo N° 009-2016-CD/OSIPTEL; por lo tanto, a continuación, para brindar unas ideas introductorias sobre este tema corresponde responder a preguntas como ¿Qué es un OMV? ¿Cuántos tipos de OMV existen? y  si ¿Su régimen legal genera estabilidad jurídica para los futuros inversionistas en prestar servicios de telefonía móvil en nuestro país?

En primer lugar, corresponde señalar que el OMV es el concesionario que posee título habilitante (Concesión) para prestar servicios públicos móviles, cuenta con un Registro de OMV, brinda servicios minoristas a usuarios finales y carece de asignación de espectro radioeléctrico. Seguidamente, otra definición es la que establece la Comunidad Europea cuando sostiene que el OMV no posee licencia para uso de espectro pero que puede acceder a la infraestructura de radio de otro(s) operador(es) y es capaz de ofrecer servicios a usuarios usando dicha infraestructura y su propia red.

Lo novedoso de esta modalidad es que los inversionistas interesados en prestar servicios de telefonía móvil ya no tendrán que solicitar la asignación del espectro radioeléctrico ante el MTC, sino, como más adelante mencionaremos, tendrán que negociar su interconexión y otros temas regulatorios con los operadores móviles con red (OMR)[2] a efectos de que puedan prestar servicios de telefonía móvil de manera continua e ininterrumpida.

En principio lo descrito con anterioridad es la regla. Sin embargo, el OMV tendrá mayores ventajas dependiendo del tipo que se utilice para la prestación del servicio móvil de telefonía. La experiencia comparada particularmente ha clasificado tres tipos de OMV[3]:

  • OMV Proveedor de Servicios: Este OMV no cuenta con elementos del segmento núcleo de la red móvil (core), los cuales son provistos por el OMR. Sin embargo, este tipo de OMV se involucra más en las operaciones comerciales que un revendedor.
  • OMV Completo o Puro: Este OMV tiene como característica principal poseer su propia red núcleo. Por ello, pueden operar con mayor independencia del OMR y ofrecer productos totalmente diferenciados con una estructura tarifaria propia. 
  • OMV Mejorado: Este OMV es un intermedio entre un OMV Proveedor de Servicios y uno Completo; es decir, cuenta con parte de la infraestructura de red – como su propio HLR o Registro de Abonados– pero no logra ser tan independiente como los OMV completos, por no contar con los demás elementos de la red núcleo.

Frente a lo descrito, corresponde señalar que, producto de la revisión de la normativa peruana[4], el OMV solo podría prestar servicios empleando sus propios elementos de red (OMV Completo) o empleando las redes del OMR (OMV Proveedor de Servicios). Eso quiere decir que ¿No es posible utilizar un OMV Mejorado para prestar servicios de telefonía móvil?. Para despejar interrogantes como la mencionada, es necesario que se establezca una clasificación reglada de los tipos de OMV en la normativa peruana a fin de generar predictibilidad de las reglas de juego  frente a los futuros inversionistas interesados en prestar este tipo de servicios en el Perú.

Aclarada la definición de OMV y sus tipos, es importante establecer que dicha modalidad se somete a un régimen legal que flexibiliza su ingreso y permanencia en el mercado. Asimismo, se ha dispuesto que el OMV también tenga una serie de obligaciones y/o restricciones que deba de cumplir con miras a no afectar la competencia en el sector de las telecomunicaciones. Para ello, señalamos a continuación un cuadro con los principales derechos y obligaciones (y/o restricciones) del OMV reguladas en la normativa sobre la materia:

Derechos Obligaciones y/o restricciones
•      Al acceso y la interconexión a las redes de los OMR de manera ininterrumpida y por el tiempo requerido por el OMV.

•      A acceder a servicios mayoristas del OMR que le permitan establecer su propia oferta comercial de servicios.

•      A acceder a condiciones mayoristas que les permitan, desarrollando su propia oferta comercial, replicar las tarifas de servicios públicos móviles de voz, mensajes de texto y de acceso a internet que brinda el OMR.

•      A realizar las actividades que resulten necesarias para la implementación del servicio a brindar, directamente o a través de terceros.

•      A presentar sus argumentos ante el Osiptel en los procedimientos que el OMR al que accede inicie, para la obtención de la autorización de implementación de medidas de gestión de tráfico que pudieran afectarle.

•      A migrar a otro OMR con toda la base de datos de sus abonados, en cuyo caso el OMV debe garantizar la continuidad del servicio.

•        Solicitar concesión ante el MTC.

•        No tener vinculación con el OMR, con el que hubiera suscrito un acuerdo o tenga un mandato de acceso e interconexión.

•        Atender los reclamos de sus usuarios.

•        Pagar el derecho de concesión y la tasa por explotación comercial del servicio.

•        Aportes al Fondo de Inversión en Telecomunicaciones – FITEL.

•        No celebrar contratos de exclusividad con los OMR u otros acuerdos que puedan restringir la libre competencia.

 

Como se puede apreciar, los derechos y/u obligaciones del OMV no refleja sino un intento del Estado de brindarles a los inversionistas un régimen mediante el cual puedan prestar servicios móviles sin que se genere un abuso de poder por parte de los OMR. Para hacer cumplir lo descrito se ha confiado la labor, como era de esperarse, al Organismo Supervisor de la Inversión Privada en Telecomunicaciones (OSIPTEL).

En tal sentido, si bien consideramos que la normativa sobre la materia permite condiciones flexibles y de obligatorio cumplimiento para que el OMV pueda ingresar y permanecer en el mercado sin mayor inconveniente, creemos que en lo que sí ha fallado verdaderamente el legislador  es en no reflexionar y analizar sobre si era el momento para adecuarnos a los estándares legales más importantes recogidos en la normativa comparada sobre la materia[5].

Como se sostuvo con anterioridad, la idea central del presente artículo es brindar los principales alcances de la normativa sobre los OMV a efectos de que no resulte extraño saber el día de mañana cuando se comente, en los principales diarios o revistas de economía del país, sobre la posible  entrada al mercado peruano de otra empresa operadora de telecomunicaciones llamada “Falabella Móvil”[6]. Lo que queremos resaltar es que temas ligados a los OMV aun darán que hablar en los próximos meses.

No queremos terminar sin decir que esperamos que los OMV sean la solución correcta para fortalecer el mercado de las telecomunicaciones a fin de que los usuarios, como fin último de la regulación, reciban servicios de calidad al menor precio.


[1] Conforme el apartado N° 4 del Documento de Trabajo “Operadores Móviles Virtuales: Funcionamiento, Experiencia internacional y Recomendaciones sobre Modificaciones Normativas necesarias para su eventual funcionamiento en el Perú” elaborado por la Gerencia de Políticas Regulatorias y Competencia del OSIPTEL En: https://www.osiptel.gob.pe/repositorioaps/data/1/1/1/par/documento-de-trabajo-n-15-operadores-moviles-vir/Informe_Final_OMVs_2013-VoBoL-web.pdf

[2] Los OMR en nuestro país son Movistar, Entel, Bitel, y Claro.

[3]Conforme el apartado N°1 del Documento de Trabajo “Operadores Móviles Virtuales: Funcionamiento, Experiencia internacional y Recomendaciones sobre Modificaciones Normativas necesarias para su eventual funcionamiento en el Perú”.

[4] La normativa sobre OMV peruana no regula una clasificación reglada de los tipos de OMV.

[5]Un claro ejemplo de ello es el régimen de los títulos habilitantes. En la actualidad, los interesados en prestar servicios de telecomunicaciones (incluido los OMV), están condicionados a solicitar una concesión ante el Ministerio de Transporte y Comunicaciones para el inicio de sus operaciones, siendo este un procedimiento largo y de suma complejidad. En cambio, en países de la unión europea, el régimen de concesiones pasó a transformarse en un régimen de registro único o inclusive un régimen de autorizaciones, reflejando un gran avance en el campo de la simplificación administrativa y del acceso al mercado.

[6]Falabella Móvil es un OMV que presta servicios en Chile y que planea también prestar dichos servicios en nuestro país. Para mayor información: http://rpp.pe/economia/economia/falabella-movil-se-convertiria-en-el-sexto-operador-en-el-peru-noticia-935087

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here