Por Camila Masini Ortiz, estudiante de la Facultad de Derecho de la PUCP y exdirectora de la comisión de Actualidad Jurídica de Themis. 

Primer caso: 5 millones de soles fueron los gastados para la compra de 980 computadoras por el Congreso de la República durante la actual gestión de Luz Salgado. Más allá del monto, lo curioso es que la empresa seleccionada para la compra, Grupo Coresol SAC, no tiene ninguna clase de movimiento bancario ni financiero registrado por Infocorp. Sin embargo, sí posee una deuda de 84 soles. Más curioso aún, resulta el hecho que la empresa tiene como dirección legal una casa ubicada en Monserrate, Trujillo, y que la señora que habita en esta vivienda alega que no existe ningún grupo Coresol en el lugar.

Segundo caso: El mes pasado, la Unidad de Inteligencia Financiera, (UIF) detectó irregularidades en la compra de computadoras para colegios realizada por el Ministerio de Educación, (Minedu). El monto de esta ascendería a los S/146’397.709. Adicionalmente, en un reportaje del programa de televisión “Panorama”, se reveló que parte de los pagos realizados para la compra de las computadoras terminaron en las cuentas de personas insolventes que habrían actuado como testaferros. Este suceso fue uno de los principales motivos para la interpelación de Jaime Saavedra.

¿Qué tienen en común ambas situaciones? Más allá de que están referidas a la adquisición de computadoras, ambas compras fueron realizadas mediante un catálogo electrónico de Acuerdo Marco. Estos acuerdos son formalizados por la Central de Compras Públicas- Perú Compras y los proveedores adjudicatarios, no sin antes haber pasado por un proceso de selección realizado por Perú Compras. Una vez formalizados, los proveedores formarán parte de un Catálogo Electrónico  a través del cual podrán ofertar sus bienes o servicios a distintas entidades del Estado. Los beneficios de este sistema son que otorgan una mayor celeridad y eficacia a la gestión de las contrataciones públicas, ya que, al funcionar como una tienda virtual, no se requiere de un procedimiento de selección, y, de cara al proveedor, se le permite formar parte de una plataforma virtual que le dará acceso a un mayor número de oportunidades de negocio.

A pesar de las ventajas anteriormente mencionadas, por los sucesos de los últimos meses, pareciera que el mecanismo de contratación mediante catálogos electrónicos de Acuerdo Marco adolece de muchas falencias. Para empezar, tanto para Carlos Carpio, socio del Estudio Rodrigo Elías & Medrano, como para José Ignacio Beteta, de la asociación Contribuyentes por Respeto, uno de los grandes problemas del sistema es que este no tiene mecanismos adecuados para evitar posibles fraudes. Bienes de precio elevado se adquieren bajo las mismas reglas que aquellos de escaso valor, lo cual constituye un sinsentido, ya que se debería requerir una mayor fiscalización en las compras de mayor cuantía. Por otro lado, para Cecilia Blume, socia de Newlink Perú y ex jefa de asesores del Ministerio de Economía y Finanzas, otro gran problema sería la falta de actualización de la información de los proveedores en el sistema, lo cual podría terminar causando que los proveedores cobren un precio que no va de acuerdo al bien o servicio que ofrecen. [1]

Si bien a raíz de lo ocurrido con la adquisición de computadoras por el Minedu, el Organismo Supervisor de las Contrataciones del Estado, (OSCE), estableció un límite de 400 mil soles para las adquisiciones mediante acuerdos marco, esta medida no ha sido suficiente ni eficaz, ya que aumenta la posibilidad de coima en el caso de adquisiciones que requieran exceder ese monto.[2] Una posible solución parcial implicaría la existencia de una especialización por parte de los funcionarios encargados de las compras, ya que en la actualidad todas las entidades pueden comprar directamente. Por otro lado, debería existir un registro general que contenga información sobre aquellos proveedores que están en falta con el Estado, de tal manera que estos puedan ser rápidamente identificados por las entidades a la hora de efectuar una adquisición.

Es cierto que encontrar soluciones para un mejor manejo de la contratación mediante un catálogo electrónico de Acuerdo Marco es un tema complejo, ya que la necesidad de contar con un sistema simplificado puede terminar contraponiéndose con una realidad en donde los fraudes son un problema recurrente. Sin embargo, más allá de las dificultades, es un tema que en los últimos días ha traído grandes consecuencias, (para un 42% de  los peruanos se trata de la principal razón por la que Saavedra fue interpelado[3]), por lo que su tratamiento debería ser un tema primordial para el gobierno en los próximos meses.


[1] http://elcomercio.pe/economia/peru/saavedra-que-paso-compra-computadoras-minedu-noticia-1952658

[2]  Si bien es importante establecer un límite, uno tan bajo como 400 mil soles  puede llevar a los funcionarios y autoridades a utilizar medios ilícitos para proveer a la institución de materiales que se necesitan con urgencia.

[3] http://gestion.pe/politica/jaime-saavedra-52-peruanos-cree-que-deberia-censurado-2176848

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here