Por Víctor Saco, , profesor ordinario del Departamento Académico de Derecho de la PUCP, especialista en Derecho Internacional Económico.

Ante-data: Los autores de este blog nos solidarizamos con los y las damnificadas de los eventos naturales ocurridos en nuestro país en estos últimos meses. Además de las acciones que cada uno y una está tomando, continuamos también con “nuestro” blog.

En slang peruano, la palabra “palta” tiene como una de sus acepciones: “problema”. Últimamente, las paltas han estado generando diferencias ante la Organización Mundial del Comercio (OMC), organización que administra acuerdos internacionales en los que los Estados se han comprometido a mantener un comercio internacional libre, sin obstáculos proteccionistas. Estas reglas incluyen el comercio de bienes agropecuarios, como las paltas.

Entre las mencionadas disputas ante la OMC, la más reciente es la planteada por México contra Costa Rica[1]. El problema, como se puede leer en la nota, se debe a la prohibición de ya casi dos años de recibir “aguacates” mexicanos por el posible contagio de producción local con una plaga que podrían traer estos productos: la llamada “mancha de sol” o “Sunblotch”. En otras palabras, Costa Rica quiere evitar el contagio de sus paltas con la Sunblotch

La prohibición afectaría 12 mil toneladas de palta Hass anuales, provenientes de México[2]; y el correspondiente ingreso por todas esas paltas para las empresas mexicanas y un porcentaje en impuestos para el fisco mexicano; pero también menos puestos de trabajos para mexicanos y mexicanas.

Desde el punto de vista jurídico, bajo el principio de soberanía, Costa Rica está en su derecho de no permitir el ingreso de paltas mexicanas en su territorio. Sin embargo, este principio de soberanía fue limitado por la propia Costa Rica cuando ratificó los tratados que administra la OMC. De esta forma, Costa Rica debe permitir el ingreso de las paltas mexicanas sin límites, salvo cuando se presente alguno de los supuestos permitidos por el Acuerdo sobre la aplicación de medidas sanitarias y fitosanitarias de la OMC (MSF)[3].

De esta forma, de acuerdo a los artículos primero o segundo del MSF, si una medida fitosanitaria afecta directa o indirectamente el libre comercio, esta deberá cumplir con los siguientes requisitos básicos: 1) ser necesaria para preservar los vegetales; 2) basarse en principios científicos; 3) no mantenerse, una vez implementada, sin testimonios científicos suficientes; 4) las medidas no deben implementarse de manera discriminatoria (por ejemplo, aplicarla a paltas mexicanas y no a las peruanas, si ambas pueden ser portadoras de la Sunblotch); entre otros requisitos específicos.

En otras palabras, el MSF busca que exista un equilibrio entre el libre comercio de bienes vegetales y el legítimo derecho del estado de “proteger la salud y la vida de las personas y de los animales o para preservar los vegetales” mediante medidas sanitarias o fitosanitarias (art 2.2 del MSF). Este equilibrio se lograría cuando los Estados no utilicen medidas arbitrarias disfrazándolas de aparentes medidas legítimas, con un consecuente impacto en el libre comercio (que puede traer mejor disponibilidad de paltas y menores precios a los consumidores).

En el caso concreto, México está solicitando “consultas”, un procedimiento de dialogo con miras a lograr un acuerdo. Si ello no funciona, se abriría un proceso en el que un tercero resolvería la vulneración o no de las normas del MSF, en otras palabras, si la medida de Costa Rica es necesaria y cuenta con suficiente evidencia científica para demostrar que su precaución frente a la Mancha de Sol es realmente un peligro para su producción[3]. Ya desde la misma Costa Rica, especialistas en Comercio Internacional como Carolina Palma habían cuestionado la medida[5].

Este es un caso muy interesante desde el punto de vista peruano, ya que Perú es uno de los productores de palta que venden el producto en Costa Rica, junto con Chile. Tanto la palta chilena como la peruana eran más costosas que la mexicana[6]. Igualmente, la forma como se solucione el caso puede sentar un precedente para Perú, que a su vez tiene dificultades fitosanitarias para exportar paltas a México (por otro viroide), y las tuvo con Chile para exportar a este país su palta Hass. Sin mencionar a otros países que se ven afectados al igual que México por la medida costarricense.


[1] https://www.wto.org/spanish/news_s/news17_s/ds524rfc_08mar17_s.htm

[2] http://www.elpais.cr/2017/03/14/costa-rica-contrata-asesoria-legal-para-defenderse-de-queja-de-mexico-en-omc/

[3] https://www.wto.org/spanish/docs_s/legal_s/15sps_01_s.htm

[4] http://www.gob.mx/se/prensa/mexico-solicita-en-la-omc-la-celebracion-de-consultas-con-costa-rica-debido-a-las-restricciones-a-la-importacion-del-aguacate-mexicano

[5]http://www.nacion.com/opinion/foros/Aguacates-OMC-seguridad-alimentaria_0_1493650644.html

[6] https://www.larepublica.net/noticia/precio_del_aguacate_quedara_alto

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here