Por Gilberto Mendoza del Maestro, docente de Derecho Civil de la Facultad de Derecho de la PUCP.

En nuestro ordenamiento, el testamento es un negocio jurídico, mediante el cual una persona puede disponer de sus bienes, total o parcialmente, para después de su muerte, dejar ordenado su propia sucesión dentro de los límites de la ley y con las formalidades que ésta señala.

Las disposiciones testamentarias deben ser expresión directa de la voluntad del testador, pudiendo ser sujetas a modalidad siempre que no vulneren normas imperativas de la ley.

Cómo y qué se publicita en el Registro de Testamentos se encuentra regulado en el Art. 8 del Reglamento de Inscripción del Registro de Testamento y Sucesiones Intestadas:

a) El otorgamiento del testamento, cualquiera sea su modalidad, así como su protocolización, cuando corresponda.

b) La revocación total o parcial del testamento.

c) La modificación del testamento.

d) Las disposiciones testamentarias; que pueden ser las siguientes: – Las instituciones de herederos o legatarios, así como las condiciones, plazos o cargos que los afecten, cuando corresponda. – El nombramiento del cargo de albacea testamentario; – Las facultades de los albaceas y su ejercicio en forma individual, conjunta, sucesiva o indistinta en los casos de pluralidad de albaceas. – La desheredación y su revocatoria, de ser el caso. – La indivisión dispuesta por testamento de conformidad con el artículo 846 del Código Civil. – El fideicomiso testamentario. – Y demás disposiciones testamentarias con relevancia jurídica.

e) La aceptación, excusa, y extinción del albacea testamentario.

f) El nombramiento, excusa, y extinción del cargo de albacea dativo.

g) La revocatoria de la desheredación por escritura pública.

h) La caducidad de la institución de heredero o legatario.

i) La renuncia a la herencia o al legado.

j) Las resoluciones judiciales, sean cautelares o firmes, sobre testamentos o disposiciones testamentarias, incluyendo las de nulidad o anulabilidad, falsedad o caducidad, o sobre justificación o contradicción de la desheredación, cuando corresponda.

k) El laudo arbitral que resuelve controversias entre sucesores, o de ellos con los albaceas, incluyendo las relativas al inventario de la masa sucesoria, su valoración, administración y partición.

l) Acuerdo de indivisión o partición adoptado por los herederos testamentarios. Dejándose una cláusula abierta para demás supuestos que mediante ley se establezcan.

IMPROCEDENCIA DE INSCRIPCIÓN

Un primer pronunciamiento para comentar en los plenos del Tribunal Registral se refiere a los casos en los cuales se desea inscribir el testamento, pero previamente ya existe una sucesión intestada:

ACUERDO L.5.-INSCRIPCIÓN DE TESTAMENTO-IMPROCEDENCIA

“No puede inscribirse un testamento cuando existe previamente inscrita la sucesión del testador en el registro de Sucesiones Intestadas”

Debe tenerse en cuenta que en el Art 4 del Reglamento se señala que existiendo testamento inscrito con institución de heredero vigente, no procede la inscripción posterior de la sucesión intestada del testador. El caso a analizar es el inverso.

Además, la inscripción del otorgamiento del testamento y la ampliación del asiento se efectuará en la Oficina Registral correspondiente al domicilio del testador, no obstante lo cual existe un índice Nacional de Sucesiones que tiene como criterio de búsqueda el nombre.

Ahora bien, la resolución que dio mérito al acuerdo mencionado fue la Nº 138-2008-SUNARP-TR-A mediante la cual se solicitó la inscripción del testamento ológrafo otorgado por Raúl Eulogio Nalvarte, acompañándose al efecto los actuados judiciales protocolizados notarialmente relativos a la comprobación judicial del referido testamento.

Se observó que en los antecedentes registrales existía una Partida en el Registro de Sucesiones Intestadas del causante. El Tribunal Registral confirmó la observación.

La vocal ponente en este caso fue la Dra. Nélida Palacios la cual propuso:

INSCRIPCIÓN DE TESTAMENTO

“La sucesión intestada inscrita no impide la inscripción del testamento otorgado por el causante, en cuyo caso deben correlacionarse ambas partidas

El fundamento que brindó fue:

“(…) 2. Sin embargo, cuando el causante ha otorgado testamento, la eventual inscripción de la sucesión intestada no impide la inscripción del testamento, pues si bien la sucesión mortis causa puede ser intestada o testamentaria, el elemento que prima para determinar la forma y entre quienes debe distribuirse el patrimonio hereditario es la voluntad del causante, cuya declaración se encuentra contenida en el testamento, para cuyo otorgamiento el ordenamiento jurídico establece una serie de formalidades y limitaciones a fin de garantizar, por un lado, que la declaración contenida en el testamento sea realmente la voluntad del causante y, por el otro, la protección de los herederos forzosos del testador.”

Asimismo añadió:

“(…) 4. Si bien la inscripción del testamento otorgado por el causante puede resultar incompatible con la sucesión intestada inscrita, generando una publicidad contradictoria respecto de la sucesión de la misma persona; tal eventual contradicción se salva correlacionando ambas partidas, pues precisamente la inscripción del testamento advertirá a los terceros de su existencia, enervando la buena fe de éstos en tanto se dilucide judicialmente el conflicto.”

A pesar de dicha sustentación, dicho criterio no fue aprobado, dado que se decidió la imposibilidad de inscripción de un testamento cuando previamente existe una sucesión intestada.

PARTICIÓN

ACUERDO XC.3.-PARTICIÓN EFECTUADA POR TESTAMENTO

“No es inscribible la partición de bienes efectuada mediante testamento, cuando no se cumplen los actos previos necesarios para la independización de los bienes transferidos”.

La Vocal fue la Dra. Gloria Salvatierra la cual tuvo como fuente legal el Art. 852 del Código Civil en el extremo que señala “No hay lugar a partición cuando el testador la ha dejado hecha en el testamento (…)” por lo que sustentó:

“(…) 7. Tratándose de la base objetiva, si en el Registro no constan los inmuebles adjudicados por el testador, el objeto inscribible no existe para el registro y no hay partida sobre la cual extender los asientos. En este caso estamos ante una falta en el principio de especialidad (ausencia de objeto).”

El Vocal Rolando Acosta tuvo como posición: “Sí se necesita la inscripción de actos previos, no se puede inscribir un testamento por un tema de adecuación.” En cambio, a diferencia del Vocal Pedro Álamo indicó que: “No debe haber problema en que se inscriba la partición efectuada en testamento, aun cuando no se hayan inscrito los actos previos, por cuanto el Código Civil sí lo permite.”

El vocal Samuel Gálvez señaló que: “(…) la inscripción sea efectuada en el rubro otros y no en el rubro de dominio”. Y el vocal Hugo Echevarría propuso que “Los testamentos que contengan cláusulas de partición de bienes entre los herederos imposibles de ejecución, sólo serán inscribibles en la medida que se acompañe el acuerdo de dichos herederos respecto del destino del bien.”

En ese sentido las 2 posiciones fueron:

Posición 1: Ponencia de la Presidenta del Tribunal Registral

PARTICIÓN EFECTUADA POR TESTAMENTO

“No es inscribible la partición de bienes efectuada mediante testamento, cuando no se cumplen los actos previos necesarios para la independización de los bienes transferidos”.

Posición 2: Sumilla propuesta por el Vocal Raúl Delgado

INSCRIPCIÓN DE TESTAMENTO CON PARTICIÓN

“Es admisible la inscripción de la voluntad del testador respecto de los actos de disposición del predio de su propiedad que impliquen partición del bien, aun cuando no exista adecuación con la partida registral, con la precisión que constará en el asiento de inscripción en el rubro de dominio, en el sentido que para la inscripción de los actos posteriores se deben inscribir los actos previos necesarios”.

Finalmente la posición 1 fue la obtuvo mayor votación llegando a ser acuerdo.

AMPLIACIÓN DE TESTAMENTO

PRECEDENTE L.6.-INEXIGIBILIDAD DE NUEVO PARTE PARA LA AMPLIACIÓN DEL ASIENTO DEL TESTAMENTO OTORGADO POR ESCRITURA PÚBLICA

“El asiento de ampliación de testamento podrá extenderse en mérito al testimonio expedido por el Notario en vida del testador, al que se adjunte copia certificada de la partida de defunción”. 

Este precedente tuvo como fuente la Resolución Nº 394-2006-SUNARP-TR-L en la cual se solicitó la ampliación del testamento otorgado por Walter Barton Akin Ridlon. El registrador observó que debía adjuntarse parte notarial del testamento otorgado por Walter Barton Akin Ridlon expedido con posterioridad al fallecimiento del testador.

El Tribunal Registral revocó la observación señalando que la razón de la ley para exigir un “nuevo parte” contenida en el Art. 7 del Reglamento del Registro de Testamentos se sustentó en la finalización de la reserva del testamento: la inscripción de las disposiciones testamentarias sólo se puede efectuar si el testador ha fallecido, por lo que acreditado este hecho, se presenta ante el Registro un segundo traslado notarial, conteniendo esta vez el texto íntegro del testamento para su inscripción.

Posteriormente el artículo 11 del Reglamento de Inscripciones de los Registros de Testamentos y de Sucesiones Intestadas (Aprobado por Resolución N° 156-2012-SUNARP/SN) reguló:

Artículo 11º.- Título para la ampliación de asiento de inscripción de testamento Para inscribir la ampliación de asiento de un testamento otorgado por escritura pública se deberá presentar el parte notarial que contenga el contenido íntegro del testamento. Asimismo, deberá adjuntarse copia certificada del acta de defunción, la misma que podrá estar inserta en el parte notarial presentado. En el caso de los testamentos cerrados el parte notarial será expedido por el notario en cuyo oficio se realizó la comprobación y protocolización, si se trata de procedimiento notarial, o del notario que solo protocolizó el expediente cuando la comprobación se realizó judicialmente.

En otros ordenamientos, uno de los registros más importantes es el de testamento. Lamentablemente en el nuestro no ha existido un desarrollo importante en el mismo a pesar que existe gran variedad de temas para su análisis.

Finalmente, el Tribunal Registral ha emitido diversos pronunciamientos sobre la materia que han permitido el intercambio de ideas sobre los actos inscribibles en este registro.


[1] L PLENO. Sesión ordinaria realizada los días 3, 4 y 5 de agosto de 2009. Criterio sustentado en la Resolución Nº 138-2008-SUNARP-TR-A del 23 de mayo de 2008”. 

[2] XC PLENO. Sesión extraordinaria presencial realizada los días 27 y 28 de junio de 2012.

[3] L PLENO. Sesión ordinaria realizada los días 3, 4 y 5 de agosto de 2009. Publicado en el diario oficial “El Peruano” el 13 de enero de 2011. Criterio adoptado en la Resolución Nº 394-2006-SUNARP-TR-L del 3 de julio de 2006.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here