Por Ariel Segal, analista internacional y especialista en estudios judaicos y Medio Oriente.

ED: ¿En qué se fundamentan las leyes básicas de Israel?

AS: Israel, al igual que Reino Unido, es un país que no tiene Constitución. Esto debido a que cuando se fundó, en 1948, junto al movimiento sionista, que es el movimiento nacional del pueblo judío, había algunos judíos ortodoxos quienes pensaban que la principal ley era la de Dios del Antiguo Testamento: la Torá. Sin embargo, el liderazgo de los movimientos sionistas, cuya mayoría era laica, no estaba interesada en la causa religiosa. Es por ello que tomaron una decisión, en mi opinión, muy sabia, que era no crear una Constitución para que no haya enfrentamientos entre los grupos religiosos y laicos. Entonces, convirtieron la declaración de independencia en la base fundamental del resto de las leyes que se creen en el futuro. Es decir, existirán leyes básicas para todas las materias, pero teniendo como base la declaración de independencia y no una Constitución.

ED: ¿Qué establece la declaración de independencia?

AS: Al declarar la independencia, David Ben-Gurión, quien fue líder principal del movimiento sionista y el primer ministro de Israel en aquella época, lee el 14 de mayo de 1948 el acta de independencia de Israel, y da toda una explicación de las razones históricas, religiosas e inclusive políticas (como la resolución de la ONU) por las cuales los judíos tienen un derecho a crear un Estado en la tierra de Israel. Asimismo, proclama que ese día, según el calendario hebrero, se funda Israel como el Estado de los judíos, y no el Estado Judío. Inmediatamente después, establece la igualdad para todos sus ciudadanos, sin importar su credo, género, grupo étnico, etc.  Es importante tener en cuenta esto para analizar la actual ley de identidad nacional, porque en un principio, Israel se define como un Estado para los judíos, democrático y que respeta los derechos de todas las minorías.

ED: ¿Y usted cree que, durante los años posteriores, Israel ha respetado los derechos de las minorías?

AS: Creo que la forma como el Estado de Israel ha tratado de manejar el territorio internacionalmente reconocido (que no incluye a Gaza y a Cisjordania) ha sido de manera democrática, otorgando los mismos derechos al 20% de su población que no es judía. Algunos son árabes, musulmanes, cristianos, beduinos, drusos, hindúes, y muchas otras minorías que tienen los mismos derechos y deberes que cualquier ciudadano israelí.

ED: Entonces, ¿por qué se critica a Israel como un Estado no democrático, especialmente después de esta ley básica?

AS: El problema es que Benjamin Netanyahu, el primer ministro de Israel, formó una coalición de gobierno con partidos que son ultra ortodoxos, es decir, fundamentalistas religiosos; y con partidos nacionalistas, a quienes les gustaría en un futuro anexar Cisjordania. Y aprovechando que tiene esta mayoría, que no es una mayoría grande, se aprobó esta nueva ley, y es lo que hace que gran parte del país se subleve. Por un lado, el 20% que incluye a las minorías; y, por otro lado, los judíos que no estamos de acuerdo con esta ley, ya que puede hacer peligrar la democracia de Israel en un futuro. Es decir, si los partidos nacionalistas siguen ganando elecciones, esta ley puede ser peligrosa.

ED: ¿Qué es lo que cambia esta nueva ley con respecto a lo establecido en la declaración de independencia israelí?

AS: Esta ley básica cambia el fundamento básico de la declaración de independencia, pues define a Israel como un “Estado judío y democrático”, pero hay una evidente contradicción, porque un Estado por definición debe tener a la religión y a la nación como elementos separados. Decir que Israel era el país para los judíos significaba que el pueblo judío tenía el derecho a ser mayoría a pesar de que todos los ciudadanos sean iguales; sin embargo, cuando se dice que el Estado es judío se están otorgando ciertas preferencias sobre el resto de la población no judía. Entonces, yo considero que se ha roto el statu quo que existía desde 1948.

ED: Y en la práctica, ¿qué efectos, a corto y largo plazo, esta ley podría tener?

AS: Yo no creo que, de la noche a la mañana, el Estado de Israel les diga a los árabes que ya no puedan votar o que ya no puedan formar partidos políticos. El problema principal es que, por ejemplo, el día de mañana, puede venir un gobierno mucho más nacionalista que el de Netanyahu y puede ampararse en esta ley básica para así quitarle los derechos a ese 20% no judío. Estos derechos pueden verse vulnerados. Por otro lado, también estamos ante una ley declarativa que no hace sino provocar a todas las minorías.

ED: ¿Qué opina sobre el derecho a la determinación y la creación de asentamientos que establece la ley?

AS: La ley establece que solo el pueblo judío tiene derecho a la autodeterminación y que el Estado debe promover la creación de asentamientos. Dicen que la versión original era mucho más fuerte que esta, y por ello esta parte de la ley fue muy criticada no solo por el presidente de Israel, sino también por otros líderes del mismo partido de gobierno.

En mi opinión, esta parte de la ley deja un signo de interrogación: si cuando ellos hablan de “asentamientos” y el derecho a la “autodeterminación” del pueblo judío, ¿se están refiriendo solo a lo que la comunidad internacional reconoce como Israel?, ¿o se refieren también a Cisjordania? Entonces, también considero que es una forma de provocación para que, en un futuro, la ley se pueda utilizar como un argumento para no negociar con los palestinos. Pero, como ya lo mencioné, en los hechos no habrá muchos cambios.

ED: Si no habrá grandes cambios en la práctica, ¿por qué se creó esta ley?

AS: Probablemente, en el futuro, la quieren usar con fines no muy pacifistas. Cuando un país como Israel vive en una situación de conflicto interno y externo, es mejor dejar las cosas ambiguas; y eso es lo que hacía la declaración de independencia. Netanyahu acabó con esa ambigüedad. Acabó con 70 años de una ambigüedad pensada con mucha inteligencia y visión del futuro, por parte de David Ben-Gurión, que ha permitido la coexistencia entre palestinos e israelíes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here