#Actualidad ¿Existe algún impedimento para la cuestión de confianza planteada por el presidente? ¿Cuáles son los posibles escenaros el día de mañana? Omar Cairo, magíster en Derecho con mención en Derecho Constitucional por la PUCP, responde estas y más interrogantes en esta entrevista.

ED: ¿Es inconstitucional el artículo 86 que limita la facultad del presidente a interponer la cuestión de confianza? ¿Es manifiesta la insconstitucionalidad o debe ser declarada por el Tribunal Constitucional? 

OC: El artículo 86 del Reglamento del Congreso es manifiestamente inconstitucional por lo siguiente:

1. La Constitución prescribe que el Presidente del Consejo de Ministros puede hacer cuestión de confianza respecto de la solicitud de cualquier medida que pueda adoptar el Congreso en ejercicio de sus competencias. No excluye ninguna. Sin embargo, el artículo 86 del Reglamento del Congreso excluye algunas materias. Por ejemplo, establece que la promoción de la aprobación de normas no puede ser materia de una cuestión de confianza; es decir, coloca a la cuestión de confianza una limitación no permitida por la Constitución.

2. La Constitución establece que se produce la crisis total del gabinete cuando el Congreso rechaza una cuestión de confianza planteada por el Presidente del Consejo de Ministros. También prescribe que el Presidente de la República está facultado para disolver el Congreso cuando, durante un mismo período presidencial, se producen dos crisis totales de gabinete causados por rechazos de cuestiones de confianza. Sin embargo, el artículo 86 del Reglamento del Congreso establece que, cuando se remueva un gabinete por el rechazo de una cuestión de confianza planteada por el Presidente del Consejo, esta no será una crisis total del gabinete si es que el Presidente de la República nombra como integrante del nuevo Consejo de Ministros a uno o más de los integrantes del gabinete removido. Es decir, mientras la Constitución establece que todo rechazo de una cuestión de confianza planteada por el Presidente del Consejo de Ministros produce la crisis total del gabinete, el artículo 86 del Reglamento del Congreso dice lo contrario: que un caso específico de rechazo de cuestión de confianza al Presidente del Consejo de Ministros – a pesar de que todos los ministros son removidos de sus cargos – no produce la crisis total del gabinete. Por eso la inconstitucionalidad del artículo 86 del Reglamento del Congreso es manifiesta.

Una norma manifiestamente inconstitucional no genera el deber de obedecerla, y para eso no es necesario que una sentencia del Tribunal Constitucional la haya declarado nula. Esto se debe a que el acatamiento de una norma manifiestamente inconstitucional provoca una gravísima distorsión del sistema democrático constitucional. Veamos un ejemplo. El artículo 90 de la Constitución establece que el período del mandato de los congresistas es de 5 años. Imaginemos que el Presidente de la República expide un Decreto de Urgencia reduciéndolo a 2 años. Ese decreto sería manifiestamente inconstitucional y, por lo tanto, los congresistas no deberán esperar una sentencia del Tribunal Constitucional para continuar yendo al Congreso a ejercer sus funciones. Plantear lo contrario, significaría decirles a los congresistas que se vayan a sus casas, que interpongan una demanda ante el Tribunal Constitucional, y que solo después de que este expida una sentencia anulando el Decreto de Urgencia ellos podrán regresar al Congreso. Pero cuando eso ocurra quizá sea imposible restituirles en sus cargos, porque ya se habrá elegido un nuevo Congreso (en virtud del Decreto de Urgencia anulado); es decir, se habrá producido una gravísima distorsión del sistema constitucional.

ED: ¿Qué escenarios se pueden presentar el día de la presentación de la cuestión de confianza?

OC: En la sesión del miércoles, el Presidente del Consejo de Ministros solicitará la aprobación de los cuatro proyectos presidenciales de reforma constitucional, y hará cuestión de confianza de esta solicitud. Ante ello, el Congreso tiene dos posibilidades de actuación. La primera consiste en aprobar los proyectos, lo que significará aprobar la cuestión de confianza. En ese caso el gabinete permanecerá en funciones, el Congreso no podrá ser disuelto, y – de conformidad con el artículo 206 de la Constitución – los proyectos de reforma constitucional aprobados serán sometidos a referéndum. La segunda posibilidad es que el Congreso rechace la aprobación de los proyectos, es decir, que rechace la cuestión de confianza planteada por el Presidente del Consejo de Ministros, y produzca la crisis total del gabinete. Y como es la segunda vez que esto ocurre durante el período presidencial 2016-2021 (recuérdese la crisis total del gabinete Zavala, causada por el rechazo de cuestión de confianza planteada por su Presidente), el Presidente de la República estará facultado para disolver el Congreso.

ED: ¿Cuáles son los otros mecanismos que tiene el presidente para ejercer un adecuado balance de poderes?

OC: Mencionaré dos. Uno es la atribución del Presidente de la República de observar los proyectos de ley aprobados por el Congreso, prevista en el artículo 108 de la Constitución. Otro es la posibilidad que el Presidente de la República tiene de incidir en la agenda parlamentaria, en virtud del artículo 105 de la Constitución, que prescribe que tienen preferencia en el Congreso los proyectos de ley enviados por el Poder Ejecutivo con carácter de urgencia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here