Sergio Puicon, estudiante de la Facultad de Derecho de la PUCP y miembro del Consejo Editorial de Enfoque Derecho

La situación política en Venezuela es indudablemente un caos y es materia de debate en todos los medios. Sin embargo, existen posturas controvertidas acerca de la legitimidad de Juan Guaidó como presidente interino, e incluso si Venezuela es o no una dictadura. La verdadera pregunta a la que debemos llegar en realidad es si es factible una transición democrática en Venezuela.

En primer lugar, considero que es innegable que lo que existe en Venezuela es una dictadura.  A pesar de que ciertas posturas defiendan que, en ese país, se realizan elecciones, para que haya democracia no basta su mera existencia, sino que estas necesitan ser elecciones libres, limpias y con la libertad de expresión garantizada de por medio. Si bien se pueden hablar de muchas fechas y razones que denoten a Venezuela como una dictadura, hay dos hechos principales que sustentan ello. Por un lado, desde el 2016 la Asamblea Nacional fue declarada en desacato por el mero hecho de contar con los dos tercios necesarios para bloquear a Nicolás Maduro. Ante ello, este decidió cerrarla y crear la Asamblea Nacional Constituyente. Hay que aclarar que esta figura sí existe en la Constitución bolivariana, específicamente en el artículo 348; no obstante, su función no es otra que redactar una Constitución nueva, no convertirse en un parlamento que controle el legislativo y produzca leyes a favor del gobierno tal como está haciendo ahora. Inclusive, para denotar aún más lo manchada que está dicha Asamblea, 503 de los 545 miembros de la misma son pertenecientes al partido político de Maduro.

Por otro lado, otro hito que ha marcado recientemente a la dictadura fueron las elecciones convocadas el 2018 por la Asamblea, las cuales estuvieron marcadas por múltiples irregularidades como el hecho de que muchos partidos políticos estaban prohibidos de participar, la ausencia de supervisión internacional, entre otras. Dicho sentimiento se tradujo en la población, y cerca del 60% de los votantes inscritos se abstuvieron de ir a votar. Por ello, a pesar que Maduro ganó las elecciones con mucha holgura, muchos países no reconocieron su legitimidad presidencial. Sin embargo, ante la ausencia de otra alternativa, Maduro juró ante el Tribunal Supremo en vez de la Asamblea, lo cual generó un vació de poder que fue aprovechado por Juan Guaidó para declararse presidente interino, dado que la Asamblea Nacional representaba al único órgano con legitimidad demócrata.

Ante ello, han surgido diversos detractores de Juan Guaidó, desde especialistas, politólogos y representantes de países, por considerarlo como un “golpista”. La principal razón por la que muchos se cuestionan la legitimidad de Guaidó es que a simple vista se ha proclamado como Jefe de Estado sin ganar unas elecciones presidenciales. Sin embargo, considero que este no puede calificarse como “golpista” partiendo de la definición de golpe de estado como la toma del gobierno mediante el uso de la fuerza por parte de un grupo que ostenta el poder dentro del propio gobierno (normalmente el ejército que actualmente está del lado del gobierno). En el presente caso, Guaidó se ha proclamado como presidente interino no por medio de la fuerza, sino por medio del artículo 233, previsto en la Constitución de Venezuela, el cual permite al líder del legislativo tomar el poder del Ejecutivo hasta que se realicen nuevas elecciones (usualmente 30 días). Por ende, considero que Guaidó sí está legitimado y la oposición está respetando la Constitución.

Pero más allá de ello, y volviendo a la pregunta: ¿es factible una transición democrática en Venezuela? Pues la realidad es que es muy prematuro para saberlo; no basta con que alguien se proclame como presidente y que otros países reconozcan su legitimidad para que se ponga fin a una dictadura. Inclusive hay casos históricos en los que el fin de una dictadura generó más problemas que soluciones, dejando al país en un peor estado. Tenemos, por ejemplo, el caso de las guerras civiles que siguieron al derrocamiento de Saddam Hussein en Irak. No obstante, es innegable que el surgimiento de Juan Guaidó y el gran apoyo internacional lo perfila como una opción para hacer frente a Maduro, gran problema que presentaba hasta ahora la oposición dada tu fragmentación absoluta, dado las ideologías totalmente dispares.

La “solución” ante la presente crisis es la siguiente: debido a que es un presidente interino, debe convocar elecciones lo más pronto posible, lo cual suena mucho mejor en papel en la realidad. El problema es que el verdadero poder no se encuentra en las palabras y el apoyo político, sino en la fuerza para imponer la ley, fuerza que controla el gobierno por medio de la policía y las fuerzas militares. Por el momento las fuerzas coercitivas se mantienen fieles al régimen; no obstante, casos como el reciente reconocimiento de Francisco Yánez, General de División de la Aviación Militar, a Juan Guaidó puede tomarse como el inicio de nuevas opciones.

Aún así, es muy pronto para determinar un posible desenlace a esta crisis ya que incluso los peores escenarios son posibles. Es completamente factible que el ejército siga apoyando a Maduro, lo cual llevaría a una situación de estancamiento perpetuo, algo que aislaría a Venezuela aún más. Otra posibilidad, poco probable pero no descartada, sería una guerra abierta; sin embargo, es difícil determinar si algún país estaría dispuesto a arriesgar tanto en un escenario malo para todos. Solo el tiempo puede determinar el futuro de Venezuela y si es posible una transición democrática.

 

Enlaces consultados

https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-47149458

https://www.oas.org/juridico/mla/sp/ven/sp_ven-int-const.html

https://cnnespanol.cnn.com/video/venezuela-general-division-aviacion-militar-reconoce-juan-guaido-como-presidente-encargado-sot-francisco-esteban-yanez-rodriguez/

https://www.youtube.com/watch?v=2dTFZS5H0jU&t=39

https://www.youtube.com/watch?v=JkWYMQfiy6k

https://www.infobae.com/2015/03/01/1671393-que-necesita-un-pais-ser-considerado-democratico/

 

Fuente de la imagen: ThePoint

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here