Por Enfoque Derecho

El presidente Martín Vizcarra propuso, esta tarde ante el Congreso, una reforma constitucional que tiene como objeto recortar el mandato presidencial y adelantar las elecciones congresales; esto debido a que «existe un sentir colectivo de ausencia de representatividad», según dijo Vizcarra durante su mensaje a la nación.

Dicha reforma será puesta a referéndum ciudadano con lo cual se espera que para 28 de julio del 2020 ya existan nuevos representantes en el Congreso y en el sillón presidencial. Este medida buscaría fortalecer el sistema político y la representatividad. Sin embargo, existe cierta “desazón” por algunas bancadas del Congreso debido a que consideran que el Presidente estaría obligando a renunciar a los parlamentarios. Asimismo, consideran que tal propuesta no sería viable ni alcanzaría su finalidad.

Cuestiones respecto a la legalidad y razón de la medida


Una vez culminado el mensaje a la nación, diversas posturas se hicieron notar respecto a si el proyecto de ley que propone Martín Vizcarra es o no viable y si este responde a los alcances constitucionales para ser concretado. Respecto a ello, Enfoque Derecho conversó con Cesar Landa, constitucionalista y ex presidente del Tribunal Constitucional, quien explica si esta medida responde a la problemática de la crisis política.

Como sabemos, el Congreso y el Ejecutivo vienen teniendo una serie de confrontaciones respecto a formas y estrategias de gobernar, la mayoría de ellas deja en evidencia que solo existe un deseo por satisfacer intereses personales-políticos y no buscar soluciones concretas para los problemas reales del Perú. Es pertinente señalar que anteriormente, el Presidente de la República presentó 6 reformas legales y constitucionales, las cuales fueron cambiadas desde su contenido básico. Estas acciones son un claro ejemplo de que, “el Congreso está siendo una entidad renuente en la lucha contra la corrupción que promueve el Ejecutivo para reformar el sistema político, partidario y judicial” sostuvo Cesar Landa. Todo ello se evidencia en la “acción obstruccionista que tomó el Congreso mediante sus decisiones; así como la protección a personajes corruptos e impidiendo la dación de leyes que permita el control de financiamiento de partidos políticos, la reforma de la justicia, entre otros”, añadió Landa. Entonces, todo este panorama repetitivo en la política peruana durante estos últimos años respondería y daría pie a que el Presidente de la República plantee soluciones que apresuren a mejorar las instituciones políticas.

Ahora, cabe preguntarse si esta medida es realmente constitucional y viable según las leyes peruanas. Para ello, Cesar Landa nos menciona lo siguiente, “la decisión del Presidente de rechazar la labor del parlamento mediante la convocatoria de elecciones adelantadas para el próximo año es una medida extraordinaria. Esta medida no está prevista taxativamente en la Constitución pero no es inconstitucional, ya que el Presidente puede plantear una reforma constitucional y está puede abarcar todo o parte de la Constitución. Esto, ya pasó, en la época de la caída del gobierno de Fujimori, donde este tuvo que recortar su mandato presidencial del 2000 que obtuvo de manera fraudulenta y lo recortó a efectos que hubieran elecciones el 2001. Entonces, diría que es una situación extraordinaria pero no extraña en nuestra transición democrática bastante complicada en los últimos 20 años”.

Asimismo, cabe preguntarse si el mismo contexto de crisis actual permitiría que este mecanismo planteado por Vizcarra consiga luz verde. Si bien, el Presidente tiene la potestad atribuida desde la Constitución (artículo 203°) de realizar iniciativas para reformas constitucionales, es el “Congreso al que corresponde aprobar la propuesta a efectos de que sea sometida a referéndum. De modo tal, que no se puede obviar que el Parlamento tiene el  poder de modificar, aprobar o dilatar, nuevamente, esta propuesta”. declaró el constitucionalista Landa.

Finalmente, el ex presidente del TC, considera que para alcanzar la realización de esta medida, el Ejecutivo “va a requerir el respaldo político y democrático de la ciudadanía a efectos de que el Congreso cumpla con el mandato constitucional y que la medida presentada sea sometida a la voluntad del pueblo”.

Nuevas elecciones frente a la crisis política


El escenario que Martín Vizcarra propuso durante su mensaje a la nación por fiestas patrias no es ajeno ni nuevo en el Perú. Esta medida ya fue planteada anteriormente en el año 2000 por ejemplo, cuando ocurrió el fraude electoral con el gobierno de Alberto Fujimori. En ese sentido, acudir nuevamente a la ánforas electorales sería un paso a solucionar el desequilibrio institucional que el Perú viene afrontando ya desde hace tres años por las inacabables confrontaciones del Ejecutivo con el Poder Legislativo.

Respecto a esta solución planteada el día de hoy en el Congreso de la República; Alberto De Belaunde, congresista de la Bancada Liberal, declaró para Enfoque Derecho respecto a la reforma constitucional planteada y qué podría observarse de esta.

Adelantar las elecciones “es una decisión acertada del Presidente Vizcarra para  poner fin a esta crisis institucional generada y promovida por el fujimorismo en los últimos 3 años y creo, además, que es una medida perfectamente constitucional como lo demuestra el antecedente del año 2000, en las cuales se aprobaron dos disposiciones transitorias especiales para cortar el mandato presidencial y congresal de los congresistas y presidente de ese momento”, declaró Alberto De Belaunde.

Asimismo, el congresista de la Bancada Liberal considera que la mejor opción para esta medida fue que la reforma constitucional no solo sea llevada al Congreso, sino también someterla a un referéndum. “De esta manera, no sólo se tendrá la legitimidad constitucional sino también la legitimidad de la gente”, añadió.

Ahora bien, esta reforma podría poner fin a la crisis institucional actual mediante la renovación de la clase política siguiendo los mandatos constitucionales; sin embargo, uno de los aspectos a tener cuidado sería bajo qué reglas actuaría esta medida. Debemos “cuidar las reglas electorales que se aplicarían a este nuevo proceso electoral. Tenemos que asegurar que gran parte de la reforma política aprobada sea aplicable para este proceso y el reto estará en asegurar que esto sea posible”, agregó De Belaunde.

Por último,  el congresista resaltó que el Parlamento no puede obviar este pedido realizado por el presidente; más aún si este pedido es aprobado en un referéndum. “Sin duda, creo que es un clamor ciudadano que el Congreso no puede ponerse a espaldas del país. El adelanto de elecciones y el acortar el mandato del ejecutivo como el del Congreso tiene que viabilizarse con la reforma constitucional que corresponda y con el referéndum en las próximas semanas”, declaró el congresista para Enfoque Derecho.

Una mirada contraria


Como se mencionó anteriormente, la reforma constitucional para adelantar elecciones no es una medida aplaudida por toda la clase política. Este descontento se notó claramente mediante los abucheos que los congresistas realizaban al Presidente durante su discurso. 

En ese sentido, es pertinente conocer una opinión discordante con la propuesta de Vizcarra. Por ello, Enfoque Derecho, también tuvo la oportunidad de conversar con el congresista de la bancada Fuerza Popular y ex presidente del Congreso de la República, Luis Galarreta, quien nos dio a conocer su opinión sobre el posible recorte de mandato congresal y presidencial como respuesta a la actual crisis política del Perú.

Ningún bando desconoce que existen errores de gobierno tanto en el Congreso como en el Ejecutivo; sin embargo, para algunos sectores las formas de solucionar esos errores no son los adecuados ni los más acertados. “Es lamentable que en un mensaje a la nación se plantee una situación de generación de crísis política y económica. Además es un contrasentido porque en la primera parte de su discurso promete al pueblo hacer varias cosas pero al final no las hará porque adelantaría las elecciones y se iría”, indicó el congresista Luis Galarreta.

Asimismo, el congresista si coincide con otros expertos respecto a que tal accionar sí es constitucional, pero solo queda ahí, lo demás es cuestión del Congreso. “Siendo absolutamente objetivos, no está prohibido hacerlo. El presidente no tiene prohibido presentar un proyecto de reforma constitucional. Sin embargo, lo que si no se acepta es que el presidente diga ‘esto no me lo mueven, si lo mueves cierro el Congreso’ eso es lo que no puede hacer”, declaró Galarreta.

En ese sentido, el ex presidente del Congreso sostiene que dependerá del parlamento aprobar o rechazar tal reforma constitucional; esto sin sucumbir a presiones políticas por parte del Ejecutivo. “Es una propuesta de reforma que el congreso soberanamente verá si la aprueba, la archiva, la modifica. El congreso no está obligado a aprobarla. La democracia en cualquier república se respeta, tanto en su forma, sus plazos y sus poderes. Plantear cuestiones de confianzas seguidamente y reformas constitucionales es un error. Pero al final resolveremos esto dentro del marco constitucional. En ninguna parte del mundo, salvo Venezuela, el congreso tiene que hacer lo que el presidente plantea” dijo el congresista.

Ahora, respecto al fondo de la medida, se menciona que Vizcarra viene invisibilizando ciertos problemas y concentrando todo el foco de atención solo en el Congreso, actuar que -para el congresista Galarreta- es clásico de gobernantes populistas y que solo viven de las encuestas. “Existen grandes problemas que deberíamos resolver como la inseguridad ciudadana o la reconstrucción del norte, pero las personas, gracias a los medios ,que reciben plata del estado, solo están enfocados en el Congreso”, sostuvo Luis Galarreta.

Asimismo, el congresista agregó que si bien el Congreso viene teniendo errores fuertes, este no ha desatendido sus funciones principales, “el Congreso le ha dado todas las herramientas al Ejecutivo para que realice su labor. Ha aprobado presupuestos, ha aprobado delegaciones de facultades para que el gobierno realice su trabajo. Pero el Gobierno escuda su incapacidad en confrontar con una institución que normalmente -y no solo en el Perú- no es muy popular, porque el 90% de los problemas del ciudadano no le compete al Congreso; la falta de saneamiento o de trabajo no le compete al parlamento. Pero inteligentemente los gobiernos populistas que saben mover a los medios de comunicación y hacen que la gente ponga el foco de atención en el Congreso y solo se centren en los errores que el Congreso viene teniendo; porque errores si los hay, no niego eso”.

Finalmente, el ex vocero de Fuerza Popular recalca que la reforma que el Presidente plantea, así como muchas que ya se presentaron, son peligrosas y por eso deben ser resueltas en el marco constitucional.

¿Reforma con otros intereses?


Por otro lado, también hay opiniones que niegan rotundamente la constitucionalidad de esta medida e incluso aseveran que los intereses que recaen sobre la reforma constitucional planteada son muy distintos a los que el Presidente dio a conocer hoy en su mensaje a la nación. Por esa razón, Enfoque Derecho entrevistó al vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, quien nos da a conocer cuál será el posible actuar del Congreso respecto a esta solicitud del Ejecutivo.

“Lo que ha pedido el presidente Vizcarra es inconstitucional en este momento, porque la Constitución del Perú prevé que se puedan adelantar elecciones solamente en una condición: cuando el presidente de la república renuncia, los vicepresidentes renuncian, asume el presidente del congreso y recién él está obligado a adelantar las elecciones”, sostuvo Carlos Tubino, quien afirma que las condiciones en las cuales Vizcarra llamará a otras elecciones no responden a nuestro marco constitucional. “Lo que él debe hacer, si considera que es pertinente adelantar las elecciones, es cumplir con la Constitución, renunciar”, añadió el vocero de Fuerza Popular.

Del mismo modo, el congresista Tubino sostiene que los patrones políticos que Vizcarra sigue son los que ha podido observar en Venezuela, ya que no existiría razón alguna para desestimar el actuar del Congreso, más aún si esta entidad viene favoreciendo las reformas que se plantearon desde su gestión. “El congreso ha hecho un trabajo extraordinario para cualquier Congreso del mundo en cuanto a reformas de índole político. En muy poco tiempo se han alcanzado reformas complicadas, y la única que no se ha aceptado, porque no ha tenido consenso, es el tema de la inmunidad parlamentaria”, mencionó Tubino. Por esta línea también comentó Galarreta, quien hizo hincapié en que el Congreso aprobó 5 de las 6 reformas planteadas y la única no aprobada fue la inmunidad que por razones muy extensas expusieron su ineficiencia.

Respecto al plano político y económico también se detectaron problemas por parte de algunos congresistas. Esta medida “generaría una tensión y caos innecesario; y  económicamente perjudica mucho al Perú porque es un país que presenta mucha inestabilidad política, las inversiones se van a retrotraer. Realmente le está haciendo un tremendo daño al Perú y por su puesto a su gobierno”, agregó el vocero de Fuerza Popular.

Posible respuesta del Congreso


Finalmente, respecto a la postura que tomaría la junta de portavoces del Congreso, Carlos Tubino cuenta que, inicialmente “se ha realizado un comunicado que lo ha leído el presidente del Congreso y que aún Vizcarra no responde. Vamos a actuar con responsabilidad, estrictamente siguiendo lo que la Constitución Política del Perú indica”.

“Nosotros no vamos a dar ningún paso que sea un paso inconstitucional y ningún paso que no sea representado por nuestras leyes. Un tema como vacancia –en respuesta a una intervención que hice a una posible alternativa– es uno de los temas que estamos analizando y por eso la respuesta del Congreso ha sido cauta, muy pegado a la Constitución y a la Ley”, agregó Tubino.

Finalmente, fuera de cualquier postura política y legal, por ahora solo queda esperar cual sea el actuar concreto del Congreso como el accionar del Ejecutivo. Si bien estas medidas acrecientan la rencilla de poderes del Estado, esperemos que dichas medidas tomadas sean beneficiosas para mejorar las instituciones políticas del Perú. Asimismo, queda a la espera que el Presidente presente la reforma constitucional formalmente, documento que aún no ha sido enviado al Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here