Por Gustavo Richarte, abogado por la Pontificia Universidad Católica del Perú, máster en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid e investigador del Centro de Estudios en Modernización del Servicio Civil (CEMSCI), adscrito a la Facultad de Derecho de la PUCP.

Cuando en julio del 2013 se promulgó la Ley Nº 30057 (LSC), la misma trajo consigo un nuevo procedimiento administrativo disciplinario que regiría para los servidores bajo los regímenes de los Decretos Legislativos Nos 276, 728, 1057, y también para los servidores del nuevo régimen de la LSC.

Una de las reglas del nuevo régimen disciplinario fue la de la prescripción. Su novedad no radica en ella como institución jurídica, pues ya existía previamente, sino en cuanto al plazo para que opere la misma y a qué naturaleza jurídico normativa se le dio (si sustantiva o adjetiva).

En ese sentido, podemos partir por definir a la prescripción como aquel hecho administrativo objetivo que imposibilita a la administración pública de poder ejercer su ius puniendi contra un administrado por la presunta comisión de una infracción.

Decimos que es un hecho administrativo, en tanto que se trata un fenómeno natural que va a generar efectos jurídico administrativos. Y decimos que es objetivo, porque para su ocurrencia no media voluntad alguna. Los efectos de la prescripción se originan por el mero transcurso del tiempo.

Ahora bien, los nuevos plazos de prescripción los encontramos en el artículo 94 de la LSC, en el 97 del Decreto Supremo Nº 040-2014-PCM – Reglamento General de la Ley del Servicio Civil (Reglamento), y una especificación respecto al cómputo de dicho plazo cuando estamos frente a informes de control se introdujo en la Directiva Nº 02-2015-SERVIR/GPGSC – Del Régimen Disciplinario y Procedimiento Sancionador de la Ley Nº 30057 (Directiva).

Los nuevos plazos los podemos resumir en el siguiente cuadro:

Plazos de prescripción en el nuevo régimen del servicio civil

Para quién / qué Plazo en años Desde cuándo Base legal
Servidores 3 Comisión de la falta Art. 94 LSC y Art. 97 RGLSC
1 Conoció la ORH Art. 94 LSC y Art. 97 RGLSC
Culminar el PAD 1 Iniciado el PAD Art. 94 LSC y Art. 97 RGLSC
Ex servidores 2 Conoció la ORH Art. 94 LSC y Art. 97 RGLSC
Informes de control 1 Conoció el Titular Art. 94 LSC, Art. 97 RGLSC y 10.1. Directiva

Sin embargo, ni la LSC ni el Reglamento definieron cuál iba a ser la naturaleza jurídico normativa de las nuevas normas que regulaban la prescripción. Es así que, en marzo del 2015, cuando se emitió la Directiva, ésta decidió considerar a las normas referidas a la prescripción como adjetivas.

Dicha consideración de la prescripción como una norma procedimental se realizó incluso en contra de lo que claramente estipulaba (y aún lo hace) el artículo 94 de la LSC en su primera línea: La competencia para iniciar procedimientos administrativos disciplinarios contra los servidores civiles decae en el plazo de […] (énfasis nuestro).

Luego, si tenemos en consideración que la competencia es uno de los requisitos de validez del acto administrativo, conforme al artículo 3 de la Ley Nº 27444[1]; no cabe duda que estamos frente a una norma de contenido material y no meramente procedimental.

Por ello, posteriormente el Tribunal del Servicio Civil (el Tribunal) se encargó de corregir el grave yerro de la Gerencia de Políticas de Gestión del Servicio Civil de SERVIR, órgano que emitió la Directiva, y que fue luego aprobado por la Presidencia Ejecutiva.

En ese sentido, el Tribunal emitió un acuerdo plenario recogido en la Resolución de Sala Plena Nº 001-2016-SERVIR/TSC del 31 de agosto del 2016. El fundamento 21 de dicho acuerdo, que fue establecido como uno de los criterios a ser considerado de observancia obligatoria, definió lo siguiente:

21. Así, de los textos antes citados, puede inferirse que la prescripción es una forma de liberar a los administrados de las responsabilidades disciplinarias que les pudieran corresponder, originada por la inacción de la Administración Pública, quien implícitamente renuncia al ejercicio de su poder sancionador. Por lo que, a criterio de este Tribunal, la prescripción tiene una naturaleza sustantiva, y por ende, para efectos del régimen disciplinario y procedimiento sancionador de la Ley, debe ser considerada como una regla sustantiva.” (énfasis nuestro)

La importancia de su naturaleza jurídico normativa resalta cuando abordamos la aplicación de las normas en el tiempo. De esta manera, si las consideramos normas adjetivas, será de aplicación el plazo de prescripción vigente al momento en que se inició el procedimiento sancionador. De otro lado, si las consideramos normas sustantivas –como corresponde-, será de aplicación el plazo de prescripción vigente al momento de la comisión de la falta; salvo que el nuevo plazo prescriptorio le resulte más favorable, en cuyo caso se aplicará este último.

Así pues, queda claro que las normas referidas a la prescripción del ius puniendi del Estado, no solo en materia disciplinaria, sino en materia sancionadora en general – e incluso en materia penal – tienen naturaleza normativa sustantiva, y deben ser tratadas jurídicamente como tales.


[1]Nos referimos a la Ley Nº 27444 entonces vigente, sin embargo, la numeración del artículo no ha variado con el actual Texto Único Ordenado de la referida norma, aprobado por el Decreto Supremo Nº 004-2019-JUS.

Imagen: Montero- Aramburu Abogados

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here