Por Cristina Gonzales Camarena, alumna de la Facultad de Derecho de la PUCP y miembro del Consejo Editorial de Enfoque Derecho

El 23 junio de 2016 se sometió a referéndum la salida de Reino Unido de la Unión Europea (en adelante BREXIT), el cual obtuvo un 52% de aprobación para salir de la Unión Europea. No obstante, hubo diferencias en el porcentaje de aprobación del mismo a nivel sectorial, pues, en Escocia, el 62% de los votantes optó por quedarse dentro de la Unión Europea. Situación que se repitió en Irlanda del Norte con un 55% de votantes en contra del BREXIT. Después de casi 3 años de búsqueda de aprobación de un BREXIT con acuerdo, la reacción social ha venido a diferir en demasía de la obtenida en la consulta popular del 2016.

  1. Afectación post-Brexit

Rechazo que se manifestó expresamente el pasado 14 de enero en la capital británica, Londres, con protestas pacíficas urbanas. Pero es que después del informe del Banco Británico (BoE) sobre la economía del país frente a un BREXIT con acuerdo, las expectativas de una economía positiva no se atisban en el mapa británico en largo tiempo. Dicho informe afirma que el BREXIT podría causar un daño económico superior al de la crisis financiera del 2008, donde la recesión de Reino Unido se desplomó en un 6.5% y una reducción de hasta el 8% del PBI. Y frente a un BREXIT sin acuerdo, se daría una reducción de 10% del PBI; es decir, 170.000 millones de euros en los próximos 15 años. Asimismo, aunque desde sus inicios, el BREXIT ha sido promocionado como una vía de representación de la meritocracia británica frente a los “privilegios” que ciudadanos europeos de la Comunidad tienen en relación al acceso territorial, laboral, educativo y de servicios británicos, significaría una caída progresiva de la libra esterlina. Finalmente, las consideraciones de movilidad nacional ya no resultarían flexibles para los ciudadanos de la Unión Europea como han venido siendo.

Por otro lado, existe una alarmante preocupación por una eventual frontera entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, el acuerdo que se apruebe en la Cámara de los Comunes debe evitar ello. Este ha sido el punto más polémico en la aprobación o no del acuerdo de May, pues, actualmente, no existe barreras físicas entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte. Sin embargo, ante una próxima salida de Reino Unido de la unión aduanera de la Comunidad Europea, posiblemente, volverían a levantarse.

  1. El continuo rechazo

El debate y preocupación alrededor del panorama post BREXIT y la urgencia o no de concretar un acuerdo aprobado por la Cámara de los Comunes ha desencadenado no solo el rechazo de gran parte del parlamento hacia May, sino también incertidumbre social manifestada en las protestas pacíficas en las calles londinenses. Esta salida de la Unión Europea no tiene precedentes en lo que a caótico respecta; vienen siendo 3 veces las propuestas que el Parlamento Británico ha rechazado. El 15 de enero de este año fue rechazada el primer acuerdo formal que planteaba Theresa May. Posteriormente, el 12 de marzo, tras viajes constantes a Europa Occidental, se volvió a rechazar la propuesta, para que, finalmente, el 29 de marzo no solo se rechazara por tercera vez un BREXIT con acuerdo planteado por May, sino que se extendiera considerablemente el plazo para que se concrete el BREXIT, siendo la fecha de prórroga flexible el 31 de octubre del presente año. Ello, ampliando la determinación del artículo 50 de la Unión Europea.

  1. Posibles panoramas

Ahora bien, las interrogantes son diversas, tanto desde el panorama político y económico como desde lo social. Hemos resuelto algunas tales como si es posible una BREXIT sin acuerdo, y sí, lo es; sin embargo, si las consecuencias de un BREXIT con acuerdo son severas para Reino Unido, uno sin acuerdo resultaría trágico. Asimismo, hemos señalado que, de no realizarse un nuevo referéndum, el BREXIT se concretará con o sin acuerdo; al respecto, desde el Partido Laboralista, Jeremy Corbyn continúa pidiendo la convocatoria de elecciones generales con lo que no solo May dejaría la Presidencia de Ministros, sino que se buscaría que quien la reemplace convoque a un nuevo referéndum en donde se diga no al BREXIT.

Por otro lado, quedan interrogantes con respecto a cuál será la situación política de Reino Unido frente a la Unión Europea durante este tiempo de prórroga, la viabilidad de una eventual decisión unilateral de revocar la salida de la Unión Europea, la situación política de May tras este rotundo fracaso político. Respecto a la primera interrogante, se puede afirmar que mientras Reino Unido no oficialice el BREXIT, seguirá perteneciendo a la Unión Europea y, por lo tanto, sujeto y beneficiario de deberes y derechos dentro de la normativa de la comunidad europea. Al respecto, en primer lugar, lo que más preocupa a los 27 líderes políticos de la Unión Europea son las elecciones próximas que se tienen. Debido a que Reino Unido deberá participar en las elecciones de la Eurocámara si es que para el 22 de mayo continúa como miembro de la Unión Europea. El negociador europeo, Michel Barnier, afirmó que se espera una “cooperación leal” por parte de Reino Unido y que no represente un obstáculo para la aprobación de esenciales proyectos europeos (2012-2027). Se debe tener en cuenta que las decisiones que se toman dentro de la Unión Europea son por mayoría, lo cual reduce la posible afectación por parte de Reino Unido. Acorde a declaraciones de Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, inclusive en decisiones financieras, donde es necesario el consenso de los miembros de la Comunidad, existe el recurso de dejar sin efecto una decisión política y pedir ratificación de la decisión en su conjunto ex post, cuando Reino Unido ya no sea parte de la Unión Europea.

En segundo lugar, respecto a una posible revocación unilateral del BREXIT por parte de Reino Unido, es necesario remitirnos al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), ante el cual fue presentada una consulta desde el tribunal escocés. Fundamentalmente, el pronunciamiento de dicho colegiado es opuesto a la línea de opinión que han mantenido las autoridades de la Unión Europea, quienes señalan que la revocación de la intención británica de salida de la comunidad debe ser aprobada por los 27 miembros restantes. No obstante, el TJUE afirma que sí es posible una revocatoria unilateral que Reino Unido podría accionar mientras el proceso del BREXIT no haya concluido. Debido a la naturaleza de la acción, este derecho de revocación se entiende como un derecho unilateral propio de la soberanía de un Estado, mientras que el sometimiento a aprobación lo convertiría en un derecho condicionado. Hasta hace poco menos de medio año, la posibilidad de una revocatoria de la intención de salida de Reino Unido de la Unión Europea no era concebida dentro del Parlamento, la idea era aprobar un acuerdo favorable para los británicos y mitigar el impacto del “divorcio”. Sin embargo, el hecho de que la formulación de un acuerdo por parte de May haya tardado tanto y que el mismo haya sido rechazado en 3 oportunidades, ha despertado gran interés popular como de líderes opositores. Naturalmente, hay un referéndum de por medio que no puede desconocerse en cuanto a legalidad y legitimidad. Sin embargo, paralelamente, se vienen considerando medios para un nuevo referéndum británico. Medida que no tiene un panorama favorable a razón del tiempo que dispone Reino Unido y todos lo procedimientos que se deberían seguir dentro y fuera de la Cámara de los Comunes; los 3 años que se vienen implementando en este proceso de “acuerdo” lo demuestran.

En tercer lugar, Theresa May, quien había sido aplaudida en su momento por concretar la petición del BREXIT ante la Unión Europea, viene lidiando con un terremoto político que parece tener un desenlace pesimista. Las decisiones políticas de May, después de la decisión popular de 2016, no han sido percibidas de la mejor manera, claro ejemplo de ello es la declaración de Donald Tusk, líder de la Comunidad Europea, quien pidió a May y a todos los británicos “que no malgasten el tiempo extra concedido”. No es para menos, pues la imposibilidad de llegar a un acuerdo dentro del Parlamento Británico y la polarización de ideas dentro del mismo no proporcionan confianza en una salida y un escenario post-Brexit favorables para los británicos. En ese sentido, es un hecho que las elecciones nacionales en Reino Unido todavía se encuentran programadas para 2022, pero –  frente a una ineficaz gestión liderada por May y una fuerte oposición en desarrollo – estas elecciones se adelantarían. Ello se lograría con una moción de censura o con la propia renuncia de May, quien prometió renunciar en caso no se aprobará el acuerdo de BREXIT propuesto por ella. Frente a dicho panorama, queda claro que May llegará a dejar Downing Street mucho antes de terminar su mandato.

Finalmente, es necesario resaltar que las consecuencias de un BREXIT con o sin acuerdo son alarmantes. El desarrollo científico y tecnológico, la protección de datos personales, movilización internacional, actividad laboral, vinculación financiera y regulación aduanera son algunas de los sectores que se verían gravemente afectados por el BREXIT. Seguramente, en su momento, fue una iniciativa tentadora y positiva para los británicos; no obstante, como se puede ver en las protestas públicas, encuestas nacionales y dentro de los debates parlamentarios, la opinión ha cambiado. Naturalmente, hay quienes quieren un BREXIT a como de lugar, pero la magnitud de influencia de los mismos ha decrecido. No es una cuestión de meritocracia y nacionalismo el que primó en el 2016 y, las decisiones políticas deben estar encaminadas a mitigar la alta afectación a la ciudadanía británica, sus relaciones financieras y la estabilidad económica.

Fuentes:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-46506394

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-46521624

https://elcomercio.pe/mundo/europa/brexit-theresa-may-reino-unido-fracaso-fracaso-futuro-primera-ministra-pende-hilo-noticia-nndc-621456

https://www.lavanguardia.com/internacional/20190412/461595012513/brexit-prorroga-ue-octubre-may-detalles.html

https://elcomercio.pe/mundo/europa/brexit-miembros-union-europea-ofrecen-reino-unido-retrasar-salida-bloque-31-octubre-noticia-625190

https://elcomercio.pe/mundo/europa/brexit-tortuoso-camino-salida-reino-unido-union-europea-referendum-tercer-rechazo-parlamento-cronologia-noticia-nndc-621465

Fuente de la imagen:

Bloomberg

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here