El Derecho y los héroes de My Hero Academia y One Punch Man

En el presente artículo se pretende identificar si corresponde la sanción civil ante los diversos actos cometidos por los héroes de My Hero Academia y One Punch Man.

0
333

Por Bruno Ramos Huaytalla, estudiante de la carrera de Derecho de la Universidad Científica del Sur.

Introducción

En Japón, existen dos animes que destacan por su similitud en la trama, a saber, My Hero Academia y One Punch Man, puesto que en ambos el protagonista tiene como objetivo ser un héroe reconocido por todos.

En My Hero Academia (en adelante MHA), el protagonista es Izuku Midoriya, cuyo nombre de héroe es “Deku”, el cual es un estudiante de una escuela que prepara a futuros héroes (Academia U.A,). Dentro de su mundo, el 80% de personas goza de poderes sobrehumanos (quirks), los cuales usan dichos poderes para el bien (siendo héroes) o para el mal (siendo villanos). Cabe resaltar que las funciones de los héroes, en este mundo, son: cooperar con la policía al dejar fuera de combate a los villanos para que posteriormente sean arrestados y procesados por los delitos cometidos, así como también ayudar en el rescate de los ciudadanos en situaciones de peligro. Si bien los héroes tienen superpoderes, ellos también están sujetos al Derecho, puesto que les está prohibido usar sus poderes para su propio beneficio y matar a los villanos (salvo una excepción que se vio en el manga).

Por otro lado, en One Punch Man (en adelante OPM), el protagonista es Saitama, cuyo nombre de héroe es “Calvo con capa”, el cual es un héroe de profesión en la Asociación de Héroes. Los héroes de la asociación tienen como principal función el salvaguardar la vida de los ciudadanos del país ante cualquier peligro ocasionado por humanos, monstruos, objetos provenientes del espacio y extraterrestres. En este mundo, los héroes no incurren en responsabilidad penal, aunque priven de la vida a humanos, monstruos y extraterrestres.

En el presente artículo se pretende identificar si corresponde la sanción civil ante los diversos actos cometidos por los héroes de My Hero Academia y One Punch Man.

El Derecho y los personajes de My Hero Academia y One Punch Man

El Derecho es el sistema de regulación de las conductas sociales más completo que ha desarrollado el ser humano; que está integrado por dos tipos de elementos — que son las normas jurídicas y los principios generales— y que se va organizando internamente en grupos, subconjuntos y conjuntos normativos, de manera tal que unos van siendo subsumidos en otros hasta llegar a completar todo el universo jurídico. [1]

Dentro del Derecho, existen dos ramas que regulan las conductas contrarias a derecho y sus respectivas sanciones, siendo en este caso el Derecho Penal y el Derecho Civil, en específico, la responsabilidad civil. En el presente trabajo, sólo nos ocuparemos del último para el análisis de las conductas.

La Responsabilidad Civil está referida al aspecto fundamental de indemnizar los daños ocasionados en la vida de relación a los particulares. La obligación de indemnizar por el daño ocasionado puede provenir de una relación jurídica obligacional o por el incumplimiento del deber genérico de no causar daño. En ese sentido, para que se pueda determinar la responsabilidad civil (y el consecuente resarcimiento en favor del afectado) de un sujeto de derecho, el hecho jurídico ilícito debe concurrir con los siguientes elementos: imputabilidad, antijuridicidad, factor de atribución, relación de causalidad y daño.[2]

En el mundo de MHA, los que aspiran a ser héroes y los que lo son, deben actuar conforme al “Manual del Héroe”. Dicho manual establece diversas reglas de comportamiento para aquellos héroes que poseen superpoderes, cuyo incumplimiento conlleva a sanciones pecuniarias o suspensión temporal o permanente de la prestación del servicio de héroe.

Algunas de las reglas más importantes y pertinentes a este artículo son:

Regla 1: Un héroe debe hacer siempre todo lo posible para salvar a las personas, incluso a costa de su propia vida.

Regla 2: Un héroe no debe utilizar su poder para motivos personales.

Regla 3: Un héroe tiene prohibido castigar o arrestar a un villano (solo puede dejarlo fuera de combate y entregárselo a las autoridades).

Regla 4: En caso de derrumbe o desastre, los héroes deben actuar como las autoridades y servicios de emergencia hasta que estos se presenten.

Regla 5: Un héroe sin licencia o aprobación del gobierno no puede enfrentar villanos sin la supervisión de un tutor.

Regla 6: Un héroe no puede matar villanos.

Por otro lado, con respecto a los villanos de MHA, el Estado los sanciona con la pena de cárcel por la comisión de delitos, tales como el homicidio, lesiones, etc. Excepcionalmente son ejecutados por los mismos héroes en razón de su peligrosidad y por la aprobación de las autoridades del Gobierno.

En el Mundo de OPM sucede lo contrario, puesto que los héroes actúan sin tener que observar reglas específicas impuestas por un manual (tal como en MHA) y consecuentemente no son pasibles de sanción penal o pecuniaria. Ello en razón a que la ciudad en donde habitan se encuentra en constante ataque por parte de diversos humanos peligrosos, monstruos o extraterrestres; por lo que el establecimiento de reglas, como el no matar, solo sería un impedimento para la protección efectiva de la vida e integridad de los individuos de la sociedad en general. Por ello, los héroes gozan de inmunidad de arresto y proceso derivada del ejercicio de su función.

En relación a los villanos o monstruos que existen en el mundo de OPM, el Estado los sanciona con la pena de cárcel por la comisión de delitos; sin embargo, también pueden ser privados de la vida por los héroes en el ejercicio de sus funciones.

Las causales eximentes de responsabilidad civil y la relación con los héroes de My Hero Academia y One Punch Man

Para que una persona pueda ser responsable e indemnizar a otro por los daños que genere, deben concurrir los elementos de la responsabilidad civil. En este sentido, se comienza analizando a la antijuricidad, el cual consiste en que una conducta es antijurídica no solo cuando contraviene una norma prohibitiva, sino también cuando la conducta viola el sistema jurídico en su totalidad, en el sentido de afectar los valores o principios sobre los cuales ha sido construido el sistema jurídico[3]. Sin embargo, una conducta no será antijurídica cuando concurran las causales eximentes de responsabilidad civil, y por ello, la persona no deberá otorgar una indemnización al afectado.

Causales eximentes de antijuricidad civil

Ejercicio regular de un derecho

Se encuentra regulado en el inciso 1 del artículo 1971 del Código Civil. El ejercicio regular de un derecho alude al ejercicio funcional del derecho, de forma que lo que ha la norma quiere es que la actuación de los sujetos se enmarque dentro de la ratio legis que la norma prevé.

Cuando la norma otorga un derecho a un individuo abarca dos grandes situaciones reconocidas como funcionales: por un lado, el derecho a dañar; y, por otro lado, el derecho a actuar, aun cuando se generen algunos daños como producto de dicha actuación.[4]

Legítima defensa

La legítima defensa se encuentra regulada como supuesto de daño justificado en el inciso 2 del artículo 1971. Bajo esta situación de irresponsabilidad, el daño generado en legítima defensa propia o de otra persona, o en salvaguarda de un bien propio o ajeno, no es resarcible.

El primer requisito de la legítima defensa lo constituye la existencia de una agresión, la cual es concebida como un acto que no se restringe al contacto físico, sino que comprende la amenaza efectiva de un mal grave que se rige bajo los cánones de la apariencia jurídica.

Un segundo requisito lo compone justamente la defensa, la cual no es otra cosa que otra agresión, pero que, a diferencia de la primera que tiene la calificación de agresión inmotivada, tiene la calificación de agresión motivada.

El tercer requisito que debe verificarse es la proporcionalidad entre el medio empleado en la agresión y el medio empleado en la respuesta, lo cual se refiere a la razonabilidad del medio empleado en la defensa, en donde debe tomarse en consideración la subjetividad de la condición personal del sujeto agresor frente al sujeto agredido.[5]

Estado de necesidad

El estado de necesidad se encuentra regulado en el inciso 3 del artículo 1971.

Para que concurra esta eximente de responsabilidad, debe cumplirse con los siguientes requisitos:

En primer lugar, debe configurarse la existencia del peligro de sufrir un daño. Con ello nos referimos a la configuración de un riesgo potencial, es decir, la contingencia o proximidad de un daño que, sin embargo, para que se configure, debe calificar como imprevisible.

En segundo lugar, debe tratarse de un peligro inminente, lo que le da el nombre a la institución misma, pues la inminencia de un peligro crea un estado de necesidad en quien se encuentra en peligro. Implica entonces que, en términos temporales, se debe estar ante la proximidad de sufrir un daño, de modo tal que no exista tiempo de conjurarlo sino únicamente con la afectación de un bien ajeno.

En tercer lugar, se indica que debe existir una desproporcionalidad entre el valor del bien salvado y el valor del bien sacrificado. El estado de necesidad implica una situación objetiva en la cual la única posibilidad de conjurar el peligro eminente es mediante la afectación de un bien ajeno, no debiendo existir otra alternativa.[6]

Casos

Saitama (héroe) vs. Meteoro

[7]

En el presente caso, Saitama, ante la evidente imposibilidad de que otros héroes puedan detener el impacto del meteoro contra la ciudad, destruye de un solo golpe el objeto proveniente del espacio exterior. La destrucción del meteoro trajo consigo que sus restos colisionen contra los edificios, viviendas y otros espacios de la ciudad. Cabe resaltar que en el mismo capítulo del anime se menciona que no hubo fallecidos, pero si múltiples daños a las propiedades de los habitantes de la ciudad.

Ahora bien, analizando la conducta de Saitama, podemos concluir que su conducta no es antijurídica, ya que actuó en un estado de necesidad. Esto debido a que: i) la existencia del daño era potencial (el meteoro era de grandes dimensiones, por lo que era muy posible que su colisión con la tierra conllevaría muchos fallecidos); ii) inminente (el meteoro estaba a unos segundos de colisionar con la tierra); y, iii) el valor del bien salvado (vida de los habitantes de la ciudad) fue mayor que el bien sacrificado (propiedad sobre bienes muebles o inmuebles).

Deku, Lida y Todoroki (aún sin licencias provisionales) vs. Stein  

En el presente caso, Deku, ante el inminente asesinato que ocasionaría Stein contra Lida (no podía levantarse), decide golpear al villano y separarlo de su amigo a fin de salvarle la vida. Es así que durante la batalla entre Deku y Lida contra Stein se une otro aspirante a héroe, Todoroki, para enfrentarse al villano, detenerlo y salvar sus vidas; ello fue comprensible para los aspirantes a héroes, puesto que dicho villano ya había asesinado y lesionado a diversos héroes profesionales. Al final, los estudiantes pudieron reducirlo y entregarlo a las autoridades policiales para su posterior proceso judicial.

Ahora bien, analizando el caso, se puede concluir que las conductas de Deku, Lida y Todoroki no son antijurídicas, ya que actuaron conforme a la legítima defensa. Esto debido a que; i) la agresión de Stein contra ellos era ilegítima (solo quería asesinarlos y/o lesionarlos por no considerarlos dignos de ser llamados héroes); ii) la agresión de Deku, Lida y Todoroki fue motivada (se defendían de las agresiones de Stein); iii) era razonable el medio empleado en la defensa contra la agresión (no podían dialogar con el villano, por lo que la única forma de detenerlo era a través de los golpes no mortales).

Conclusiones

El Derecho sanciona aquellas conductas que son contrarias a sus leyes, normas o principios. Si bien los héroes también están sujetos a las normas estatales, estos muchas veces gozan de inmunidad por el ejercicio de su función y también por su actuar, puesto que procuran salvar la vida de los habitantes de su ciudad y la tierra en general.

Así pues, al realizar un análisis de las conductas de los héroes, podemos concluir que, si ellos llegaran a existir en la realidad, no responderían civilmente en algunos casos por la concurrencia de las causales eximentes de responsabilidad civil.

Bibliografía

Rubio Correa, Marcial. (2009). El sistema jurídico. Lima: Fondo Editorial PUCP.

Taboada Córdova, Lizardo. (2018). Elementos de la Responsabilidad Civil. Lima: Grijley.

Fernández Cruz, Gastón. (2019). Introducción a la responsabilidad civil. Lima: Fondo Editorial PUCP.


[1] Rubio Correa, Marcial. (2009). El sistema jurídico. Lima: Fondo Editorial PUCP pág. 76.

[2] Taboada Córdova, Lizardo. (2018). Elementos de la Responsabilidad Civil. Lima: Grijley pág. 31-34.

[3] Ibidem, pág. 36.

[4] Fernández Cruz, Gastón. (2019). Introducción a la responsabilidad civil. Lima: Fondo Editorial PUCP pág. 85.

[5] Ibidem, pág. 89-90.

[6] Ibidem, pág. 92-93.

[7] https://www.youtube.com/watch?v=3LgdDQWXtA8


Fuente de imagen: CBR

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here