Por Enfoque Derecho

 

El 12 de mayo, la Comisión de Constitución aprobó por mayoría un dictamen que tiene por objetivo modificar la tercera disposición transitoria del Reglamento del Congreso. En esta se establecería que ahora el periodo parlamentario 2020-2021 se desarrolle en cuatro periodos ordinarios de sesiones o legislaturas y ya no en tres. Cabe señalar que este dictamen debe de ser aprobado por el pleno del Congreso. 

La aceptación se dio con doce votos a favor, cuatro en contra y cuatro abstenciones.

Antes de la votación, la congresista Martha Chávez realizó una cuestión previa para que el proyecto volviera a la asesoría técnica. También solicitó que “se pida la opinión de algunos miembros del consejo consultivo de la comisión”. No obstante, su requerimiento no tuvo éxito.

De esta forma, el primero habría iniciado el 17 de marzo de 2020 hasta el 26 de junio de 2020. El segundo comenzó el 6 de junio de 2020 hasta el 18 de diciembre de 2020. El tercero, en tanto, empezó el 1 de febrero de 2021 y terminaría el 12 de junio de 2021, mientras que el cuarto arrancaría el 13 de junio de 2021 y concluiría el 16 de julio de 2021

¿Por qué se propuso esta modificación?

Durante la exposición del predictamen, el titular de este grupo de trabajo, Luis Valdez, manifestó que varias iniciativas importantes no se lograron aprobar durante este tiempo, debido a muchos problemas, en especial,  la pandemia de la COVID-19. En ese sentido, manifestó lo siguiente:

«Se nos acorta el tiempo y nos quedan menos de dos meses y sería irresponsable dejar a un lado todo lo avanzado en nuestra comisión, varias de estas reformas constitucionales son relevantes».

Por ello, si el pleno del Congreso aprueba el dictamen que propone añadir una cuarta legislatura, los congresistas podrían aprobar reformas constitucionales pendientes, entre las que se encuentran las siguientes: el restablecimiento de la bicameralidad, el reconocimiento de la Internet como derecho fundamental, la reforma para incorporar el derecho a la vivienda digna, así como el dictamen que propone la reforma para proteger el patrimonio cultural 

Asimismo, otro proyecto que se podría aprobar es la reforma de la cuestión de confianza. El texto ya ha sido debatido en la Comisión de Constitución, y ha sido aprobado con 11 votos a favor, dos en contra y dos abstenciones. En este se señala que la aprobación o rechazo de una cuestión de confianza solo podrían ser declarados por el Parlamento luego de una votación. De la misma forma, el presidente del Consejo de Ministros ya no tendría la capacidad de hacer cuestión de confianza para que se apruebe un proyecto de ley. Esto significa, además, que la acumulación de dos negativas de este mecanismo para que el Ejecutivo disuelva constitucionalmente el Legislativo sería más difícil de obtener.

 

Fuentes:


Fuente de imagen: Andina

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here