Trama Gürtel: Confianza a ciegas, impunidad y corrupción político-privada

"Desde la criminología es posible analizar las razones de esta conducta criminal, considerando principalmente la teoría de la asociación diferencial que ensaya una respuesta a través del aprendizaje de las conductas, siendo que tanto Correa como los miembros del PP habrían aprendido y mantenido esta forma de financiar el partido y enriquecerse."

0
368

Por Andrés Toledo, experto en compliance, abogado especialista en prevención y control de la corrupción por la PUCP y exmiembro del Consejo Directivo de THĒMIS. Certificado como International Corporate Compliance and Ethics Professional (CCEP-I) y alumnus de la Escuela de Integridad de Transparencia Internacional

Luego de dos fallos condenatorios al Partido Popular de España (PP) en el marco de la trama Gürtel, el pasado 25 de enero se anunció[i] la etapa final de un tercer procedimiento que se encuentra visto para sentencia. Este emblemático caso en la lucha contra la corrupción en España, que derivó en una moción de censura del expresidente Mariano Rajoy y persigue aún a su partido político, tiene similitudes con la realidad peruana. Analizamos los aspectos criminológicos respecto de este sistema de corrupción desde la criminología moderna.

La trama denominada en alusión al apellido en alemán del empresario Francisco Correa, quien habría estado íntimamente relacionado con el PP durante al menos una década mediante un auténtico y eficaz sistema de corrupción institucional. Correa realizó pagos en dinero en efectivo, regalos, viajes e incluso un Jaguar a varios miembros del PP en cargos públicos en toda España. A través de estas relaciones, el empresario confesó haberse enriquecido a través de mecanismos de manipulación de contratación pública al inflar precios para quedarse con sobrecostos, o mediante el cobro de comisiones al contratar terceros.

A través de la criminología consideramos las razones que llevaron a crear esta red criminal entre el sector privado y un partido político, aplicando la teoría criminológica de la asociación diferencial para explicar las razones de conducta. Siguiendo a Sutherland, la conducta criminal es producto de un exitoso proceso de aprendizaje, como cualquier otra conducta que es aprendida en un determinado ambiente sociocultural[ii]. Esta teoría es particularmente útil para desarrollar los motivos que llevarían a un empresario que contaría con una posición socioeconómica acomodada y que durante su estadía en la cárcel de Soto del Real en Madrid se habría sincerado con sus compañeros de celda comentando: “¿Qué hago yo aquí entre delincuentes? Yo no soy un delincuente«[iii]. Entonces, ¿por qué Correo habría liderado toda la red criminal para financiar ilegalmente al PP?

Creemos que la razón inicial es por la forma de aprendizaje de Correa de hacer negocios. Sus empresas estarían brindando servicios a personas cercanas a él, amigos que coincidentemente serían también miembros de un partido político influyente en un país políticamente bipartidista, al menos durante la ocurrencia de estos hechos. Incluso, el empresario fue testigo del matrimonio de la hija del expresidente José María Aznar. La entrega de objetos de valor entregados a diversos miembros del PP, puede entenderse tanto como la forma de fortalecer sus relaciones interpersonales como de aportar al partido político de su preferencia. Esta forma de hacer negocios le resultaba más eficiente, lucrativa, y confiable. La trama Gürtel podría haber sido ideada ante la ausencia de conciencia común de la trascendencia del ilícito. Este criminal de cuello blanco parece haber considerado que incumplir normas jurídicas forma parte de las reglas de juego para contratar con el Estado.

Es posible extender esta hipótesis a los funcionarios públicos miembros del PP. Utilizando sus redes personales, los militantes habrían aprendido la forma más eficiente de financiar sus arcas y fortalecer sus vínculos para mantener una “cadena de favores”. Tal vez, como funcionarios públicos, podrían justificar su actuar como servicio público, para lo cual tendrían que mantener cierto estatus social y aceptar los objetos de valor lujosos.

Luego, consideramos que los montos involucrados condicionan el comportamiento delictivo tanto del agente activo como del pasivo. A través de la trama Gürtel, Correa, el PP, entre otros, se habría beneficiado con 120 millones de euros aproximadamente. Estos fondos públicos habrían sido ilegalmente mercantilizados entre las empresas de Correa y el PP. Anecdóticamente, un exalcalde y su exesposa, habrían recibido cerca de 5 mil euros para pagar el confeti a usar en el cumpleaños de sus hijos[iv]. Por ello, afirmamos que los altos incentivos económicos jugaron un rol preponderante para realizar las conductas corruptas y, sobretodo, mantenerlas por cerca de una década.

Al aplicar las etapas de análisis económico de la corrupción, podemos reconocer que los costos económicos de esta trama eran significativos para las empresas involucradas. Al usar las redes de contactos, las empresas de Correa debían invertir mayores cantidades de dinero para asegurar la obtención de un contrato con la administración pública; sean directamente sobornos en dinero o confeti para una fiesta de cumpleaños. Además, existen costos trasladados al usuario final del servicio o bien público. Por ello, en el supuesto negado que los montos involucrados en la trama Gürtel hubiesen sido insignificantes, consideramos que el agente activo no habría creado este complejo sistema para facilitar los sobornos. De igual manera, los funcionarios públicos militantes del PP tampoco habrían tenido el incentivo de aceptar sobornos. Estos tenían un gran poder de discrecionalidad sobre recursos públicos de alta envergadura.

El incentivo económico fue suficientemente alto para considerarlo como una principal causa de estos delitos. De acuerdo a Guimaray[v], se cumplen los requisitos para hablar de una rentabilidad económica en la trama Gürtel. La disposición del poder público para negociar recursos estatales varió en virtud de incentivos particulares mediante la solvencia económica de Correa para satisfacer el apetito criminal de los miembros del PP.

En tercer lugar, existe una afectación al desarrollo económico y social del país por el despliegue de estas conductas delictivas. A través de los incentivos perversos de los funcionarios públicos militantes del PP para mantener ingresos económicos personales, la corrupción se sistematizó a nivel del financiamiento político. Durante la década que operó la trama, coincidió que la disposición de recursos públicos en Madrid, Valencia y Andalucía generaba una rentabilidad alta para sus administradores públicos, pero al mismo tiempo diseminaría el daño a nivel social y económico de las regiones. La corrupción quiebra la eficiencia del bien público. Ante la captura del PP sobre estas comunidades autónomas, se afecta gravemente la libre competencia en el mercado, la calidad de servicios públicos eficientes y un acceso igualitario a contratar con dichas administraciones. Era popularmente conocido que las empresas cercanas al PP, obtendrían los contratos más importantes.

Mientras que la afectación social involucró dos aspectos. Por un lado, el contexto de la crisis económica española entre 2008 y 2014. La burbuja crediticia habría afectado seriamente la economía de la clase media, y la trama Gürtel exacerba las repercusiones que estaría soportando la sociedad. Por otro lado, luego de la censura al expresidente Rajoy, la sociedad civil habría confrontado la irregularidad del financiamiento político y contratación estatal. Este segundo aspecto puede ser considerado una consecuencia positiva desde una perspectiva criminológica, tales como el rol activo de la ciudadanía y la creación de partidos políticos que irrumpieron el bipartidismo tradicional.

Entonces, retomando la teoría de la asociación diferencial, podemos esbozar una hipótesis respecto de los incentivos sociales y normativos que motivaron tanto al PP como a sus cercanos amigos en el sector privado. Siendo que la política nacional habría sido bipartita, las conductas delictivas habrían sido aprendidas sistemáticamente al ingresar a la esfera política, pues se recibiría estímulos de su asociación para continuar obteniendo mayores fondos para financiar las campañas electorales y también para afianzar aún más las relaciones existentes.

No obstante la complejidad de esta trama, proponemos algunas ideas que pueden servir para evitar casos similares en el futuro. La rendición de cuentas es un mecanismo que permite transparentar el manejo adecuado de los recursos públicos, así como de los fondos usados para financiar las campañas electorales. Además de la obligatoriedad de brindar explicaciones sobre el desempeño de dichos recursos y asumir las responsabilidades correspondientes, positivas y negativas. La confianza ciega en un compañero militante no ayuda a construir una herramienta sólida de rendición de cuentas.

Luego, herramientas de transparencia y mecanismos de rendición de cuentas respecto de las contrataciones públicas. Una efectiva gestión de conflictos de intereses por un órgano autónomo y descentralizado que asegure la reducción de riesgos de corrupción entre administradores públicos y sus allegados. La trama Gürtel evidenció las falencias de mecanismos de control continuo respecto de las gestiones públicas relacionadas directamente con la financiación política y contratación pública. Las personas involucradas mantenían una pública relación cercana que propició y facilitó la consolidación del sistema corrupto. Los círculos políticos se iban rotando los gobiernos nacionales y comunitarios, generando un efecto de bola de nieve que consolidaría el corrupto sistema de financiación política.

CONCLUSIONES

Desde la criminología es posible analizar las razones de esta conducta criminal, considerando principalmente la teoría de la asociación diferencial que ensaya una respuesta a través del aprendizaje de las conductas, siendo que tanto Correa como los miembros del PP habrían aprendido y mantenido esta forma de financiar el partido y enriquecerse.

El comportamiento delictivo puede haber sido condicionado o facilitado, entre otros aspectos, por los altos montos involucrados, así como las posiciones de poder político y económico que conversaban con dicho privilegio, el contexto económico. No obstante, también repercutiría positivamente en un rol activo de la sociedad civil para luchar contra la corrupción.

Finalmente, esta trama de corrupción político-privada pude haber sido prevenida mediante la eficiente y adecuada implementación de mecanismos de rendición de cuentas, acciones de transparencia como gestión de intereses y monitoreo continuo de las contrataciones públicas.


Referencias:

[i] El País.

2022      “El tercer gran juicio al PP por el ‘caso Gürtel’ queda visto para sentencia”. Consulta: 27 de enero de 2022.

https://elpais.com/espana/2022-01-25/el-tercer-gran-juicio-al-pp-por-el-caso-gurtel-queda-visto-para-sentencia.html

[ii] BURGOS, Álvaro

2015      “Cuello blanco y delito”. Revista de Ciencias Jurídicas. Barcelona, número 136, pp. 57-88.

[iii] EL PAÍS

2009      Francisco Correa, en prisión: ¿Qué hago yo aquí entre delincuentes?

Consulta: 30 de abril de 2020.

http://elpais.com/diario/2009/07/24/espana/1248386406_850215.html

[iv] EL DIARIO

2013      La trama Gürtel pagó 4,680 euros en lanzamientos de confeti para Ana Mato y Jesús Sepúlveda. Consulta: 30 de abril de 2020.

https://www.eldiario.es/politica/Gurtel-lanzamientos-confeti-Jesus-Sepulveda_0_96590924.html

[v] GUIMARAY, Erick

2019      “Sobre las implicaciones económicas de la gran corrupción y su relación criminológica con el derecho penal económico”. Actualidad Penal. Instituto Pacífico. Lima, número 55, pp. 313-330.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here