Por Enfoque Derecho

Antecedentes del conflicto

Las tensiones entre Rusia y Ucrania tienen una historia arraigada y prolongada que se remonta hasta la Edad Media, pues ambos países comparten raíces comunes en el Estado eslavo oriental de Kievan Rus. Es por ello que una de las posturas del presidente ruso, Vladimir Putin, se refiere en sus usuales discursos a «un solo pueblo». Sin embargo, la presión en esta zona del globo ha venido incrementando en los últimos meses, a raíz de las constantes amenazas del Kremlin hacia la frontera con Ucrania. A este punto vale preguntarnos ¿por qué se esgrimen estas afrendas?, ¿cuales son las repercusiones en el ajedrez internacional?, ¿es pesimista el futuro tentativo en la zona de conflicto?.

Como primer punto de análisis debemos detallar hechos históricos de relevancia, pues posterior al fin de la II guerra mundial se creó La Organización del Tratado del Atlántico Norte, la OTAN o North Atlantic Treaty Organization, NATO en sus siglas inglesas, siendo esta alianza militar intergubernamental regida por el Tratado del Atlántico Norte y teniendo como principio la defensa mutua y solidaria de sus miembros. Es válido recordar también que este acuerdo cuenta con 30 países miembros, estando entre ellos algunas potencias militares como es el caso de Estados Unidos.

El segundo punto relevante es el acaecido en el ocaso del siglo XX, en vista que la caída de la Unión de repúblicas Socialistas Soviéticas estuvo considerada no solo como la desintegración de las estructuras políticas federales, además del el su gobierno central sino que también culminó con la independencia de quince repúblicas que pertenecieron a la URSS, ocurriendo estos hechos entre 1990 y llegando a su fin el 25 de diciembre de 1991 con la caída definitiva de la URSS. 

Dato relevante es mencionar que la creación de Ucrania como república acaece el 24 de agosto de 1991, bajo un régimen democratico; sin embargo, con el estancamiento de las reformas económicas a principios de la década de 1990, diversas figuras rusas apelan cada vez más a los nacionalistas  pro rusos a criticar las políticas culturales ucranianas, así como su salida de la URSS, conllevando a crear una separación cultural y un sesgo de algunos sectores sociales. A este punto es necesario mencionar que gran parte de la capacidad armamentística ucraniana tiene proveniencia rusa; de igual forma, las milicias provenientes de Kiev fueron entrenadas bajo la supervisión del Kremlin, situación que al día de hoy no está siendo considerada.

Como tercer punto, debemos mencionar la relevancia geopolítica que tiene Ucrania, dado que es uno de los países con acceso directo hacia parte central de Europa, además de ser una conexión entre esta parte del globo y Rusia. Este punto es de importancia en vista a la existencia de canales de abastecimiento de gas proveniente del país de los zares, mismos que surten de este recurso a gran cantidad de países anexados a la Unión Europea. 

Como último punto tenemos al resquebrajada tensión diplomática entre Moscú y Kiev, pues estando Putin en el sillón del Kremlin en 2003, Rusia buscó redefinir sus fronteras bajo la construcción de una presa cerca de territorio ucraniano, por lo que los ucranianos mostraron su inconformidad y molestia. para 2004 y posterior a la salida del presidente Leonid Kuchma y habiendo perdido el candidato pro ruso Viktor Yanukóvich, rusia cortó el suministro de gas a ucrania, situación que terminó por agravar las relaciones diplomáticas. Por lo que, para  2008, George Bush, intentó propiciar la integración de Ucrania y Georgia en la OTAN a lo que el Kremlin  dejó claro en ese momento que no aceptaría esta anexión, dado que representaría un riesgo para su seguridad nacional y la de sus conciudadanos; dicha tensión ha escalado hasta la actualidad, ya que existe un sector en  Ucrania que busca soporte logístico, militar y económico en occidente (valga decir la UE y la OTAN, al igual que sus aliados).

El presidente ruso, Vladimir Putin, ha indicado que ve la expansión de la OTAN como una amenaza existencial, y la posibilidad de que Ucrania se una a la alianza militar occidental como un «acto hostil». Ya en entrevistas y discursos ha manifestado su opinión de que Ucrania es parte de Rusia, cultural, lingüística y políticamente. Si bien parte de la población mayoritariamente de habla rusa en el este de Ucrania siente lo mismo, una población de habla ucraniana más nacionalista en el oeste ha apoyado históricamente una mayor integración con Europa. 

Los ucranianos, que en los últimos 30 años han tratado de alinearse más con las instituciones occidentales, como la Unión Europea y la OTAN, se han opuesto a esa noción de «un solo pueblo” de rusos y ucranianos. A principios de 2014, las protestas masivas en la capital, Kiev, conocidas como Euromaidán, obligaron a un presidente amigo de Rusia a destruirlo después de que se negara a firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

Rusia respondió anexando la península ucraniana de Crimea y fomentando una rebelión separatista en el este de Ucrania, que tomó el control de parte de la región del Donbas. A pesar de un acuerdo de alto el fuego en 2015, no han logrado  una paz estable y la línea del frente apenas se ha movido desde entonces.  Según el gobierno ucraniano, casi 14.000 personas han muerto en el conflicto y hay 1,5 millones de desplazados internos en Ucrania. 

“Operación militar especial» en la región del Donbás

Como se sabe, Rusia ha venido reforzando su control militar sobre Ucrania desde el año pasado acumulando miles de tropas, equipo y artillería a las puertas del país. Así el presidente ordenó una operación militar especial para proteger Donbás, región del este de Ucrania controlada por los separatistas prorrusos, e invadió Ucrania. Así, anunció este miércoles que: 

«Tomé la decisión de llevar a cabo una operación militar especial. Su objetivo será defender a las personas que durante ocho años sufren persecución y genocidio por parte del régimen de Kiev«. 

La reciente escalada del conflicto ha desencadenado la mayor crisis de seguridad en el continente desde la Guerra Fría. En esta línea, el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, exhortó a Putin a devolver sus tropas a Rusia y detener «lo que podría ser la peor guerra desde principios de siglo».

Explosión en Kiev, la capital de Ucrania, la madrugada del jueves 24 de febrero. (De la Oficina del Presidente de Ucrania)

Fuente: CNN

El Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Ucrania ha afirmado que cinco aviones rusos y un helicóptero fueron derribados la madrugada del jueves, cuando las fuerzas rusas atacaron Ucrania. Sin embargo, las fuerzas militares rusas negaron estas afirmaciones según informó la agencia estatal de noticias TASS.

No obstante, la invasión rusa ya ha sido constatada por periodistas que permanecen en el país. De acuerdo a Xavier Colás, corresponsal de CNN en Español en Kiev, en la madrugada de este jueves Rusia atacó en múltiples ocasiones a Ucrania en diferentes puntos de todo el país. Se han publicado imágenes que muestran centenares de vehículos atascados en las carreteras de la capital ucraniana huyendo, en su mayoría, hacia el oeste del país. 

Respuestas luego de la acción militar

El presidente del país, Volodymyr Zelensky, introdujo la ley marcial e instó a las personas a mantener la calma en un breve discurso en video este jueves por la mañana. Por otro lado, el embajador ruso ante las Naciones Unidas, Vasily Nebenzya, defendió la decisión de Rusia de emprender acciones militares en el este de Ucrania.

La escalada ha generado una inmediata respuesta del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, quien condenó a Rusia por lanzar el ataque militar el jueves y anunció nuevas y fuertes sanciones y limitaciones sobre lo que se puede exportar a Rusia. Asimismo, afirmó que los 27 miembros de la Unión Europea y los miembros del G7 participarán en estas sanciones. Por otro lado, el jueves el presidente estadounidese ha anunciado que ha ordenado el envío de 7.000 militares estadounidenses a Alemania para reforzar a la OTAN en Europa tras la invasión rusa de Ucrania.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, dijo que Rusia debe terminar «inmediatamente» las operaciones militares en Ucrania ya que “Francia condena enérgicamente la decisión de Rusia de declarar la guerra a Ucrania”. Además, manifestó que “Francia se solidariza con Ucrania. Apoya a los ucranianos y está trabajando con sus socios y aliados para poner fin a la guerra”.


Fuentes:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-60508731

https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-60499183

¿Qué quiere Putin en Ucrania? El conflicto explicado

Guerra Rusia – Ucrania: última hora y noticias del ataque e invasión en vivo

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here