fbpx
Tras cuatro años de espera, el pasado jueves inició el evento mediático más grande del mundo, el Campeonato Mundial de Fútbol Brasil 2014. Tal es la relevancia de este suceso que desde Enfoque Derecho decidimos dedicarle una variedad de artículos y entrevistas a distintas personalidades como parte de nuestra Semana Temática, a fin de analizar el gran fenómeno de masas que ha generado la evolución de este deporte. No obstante, a pesar de la enorme alegría que transmite el inicio de este evento, consideramos necesario resaltar algunos sucesos que vienen marcando el desarrollo del mismo, los que tuvieron una expresión más el día de su presentación. Más allá de las críticas a la inauguración, por su frialdad y simpleza, y a las polémicas del partido inicial, llamó nuestra atención el incidente generado por los abucheos e insultos por parte de los espectadores contra la Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, en razón de las constantes protestas que vienen ocurriendo en Brasil, las que no han sido debidamente atendidas por el Gobierno. Más aun, si se considera como diversos medios alegan que el evento habría sido utilizado para desviar la atención de los ciudadanos de la lamentable situación que vive el país verde-amarela. Ante esta situación y para cerrar nuestra Semana Temática del Mundial, en el presente editorial abordaremos esta coyuntura en un intento por mostrar -de manera somera y general, dada la limitación del espacio- la situación económica, política y social que se esconde detrás de la fiesta del fútbol, panorama que podría verse agravado con una eventual derrota de la selección brasileña.
Enfoque Derecho entrevista a Gustavo Rodriguez, abogado por la PUCP especialista en temas de Propiedad Intelectual, sobre el ambush marketing o "marketing parasitario" en el Mundial.
El Derecho Penal es la herramienta más violenta con la que cuenta el Estado para reprimir conductas que cataloga como ilícitas y que atentan contra bienes jurídicos merecedores de este tipo de protección. Es una herramienta violenta pues emplea las sanciones más duras con las que se puede reprimir un hecho ilícito: la pena privativa de libertad[1]. Lamentablemente, muchos Estados –incluido el nuestro– vienen promulgando políticas basadas en mero populismo punitivo; es decir, creer y hacer creer a la sociedad que el incremento de penas y la creación de nuevos delitos son la solución perfecta para acabar con la delincuencia[2]. El siguiente cuadro resume de manera general el círculo vicioso creado alrededor de los problemas sociales y el populismo punitivo:
A propósito de la inauguración del Mundial Brasil 2014, presentamos una entrevista de Enfoque Derecho a Alberto Beingolea, abogado y periodista deportivo, quien nos habla sobre este esperado evento en un contexto de protestas y disturbio social en un país de fútbol.
El que suscribe estas líneas no es un mero espectador ni un advenedizo del fútbol, es un militante, practicante y consumidor del mismo. Todos los sábados de once a una (antes de ir a dictar en la maestría), con religiosidad y cierto fanatismo ejerzo mi función como volante de avanzada o como delantero de mi equipo sabatino bajo el, ahora gris, cielo limeño. Así que mi comentario no es el de un “gordito snob” sino el de un atleta con autoridad física y moral, en ese orden, para comentar del tema.
La teoría más amplia señala que para ser sujeto de Derecho internacional basta con que un ente físico o jurídico tenga por lo menos un derecho o una obligación contenida en una norma jurídica internacional; si se cumple con este requisito, estamos ante un sujeto de Derecho internacional. Es una definición simple, pero es una de las más seguidas.
Ambas cosas, pues no son excluyentes entre sí. Como bien dices, hace tiempo el fútbol dejo de ser un deporte meramente lúdico, probablemente desde que dejo de ser amateur y se convirtió en profesional. Además, impulsado por la globalización, actualmente tiene contornos mucho más claros que indican que el fútbol es además un negocio, pero que no se queda solo en ese ámbito. El fútbol no pierde significado pues traduce manifestaciones importantes de cada país, desde su organización, desde la forma como se mira, desde ciertas virtudes que se traducen en los éxitos o derrotas.

SECCIÓN BLOGGERS

SÍGUENOS

0SeguidoresSeguir
8,115SeguidoresSeguir
7,360SuscriptoresSuscribirte

PUBLICACIONES RECIENTES